PRIMARIAS DEL PSOE

Euforia en Pozuelo, agrupación de Sánchez: "Vamos a Ferraz, esta noche me emborracho"

Los militantes de Pozuelo —territorio sanchista entre los socialistas— celebraron la victoria de Sánchez entre gritos y brindis con cerveza. Abandonaron su sede para irse a la calle Ferraz

Foto: La agrupación de Pozuelo de Alarcón celebra la victoria de Pedro Sánchez. (EC)
La agrupación de Pozuelo de Alarcón celebra la victoria de Pedro Sánchez. (EC)

“¿Has visto? ¡Ganamos en Vigo!”, “¡Dios mío, en Barcelona!”. Los seguidores de Pedro Sánchez en la agrupación de Pozuelo de Alarcón, municipio madrileño en el que el recién elegido secretario general del PSOE reside y depositó su voto en la mañana del domingo, comenzaban a recibir los primeros resultados de las primarias entre gritos contenidos. “Vamos a esperar. Vamos a esperar a Andalucía”, decían los más prudentes, sabiendo que todo podía cambiar. Pero con el 70% escrutado, Sánchez ya sacaba una ventaja de casi ocho puntos. Su victoria era imparable.

En ese momento, los apoderados de la presidenta andaluza ya habían abandonado la sede de la agrupación y los sanchistas ponían encima de la mesa un bote de dinero para ir a comprar unas cervezas y un picoteo. “Vamos a brindar ya”. “Yo esta noche me emborracho”, afirmó eufórica una de las militantes.

[Siga en directo la jornada de primarias en el PSOE]

El recuento de votos se hizo desear por culpa de dos papeletas que no cuadraban, pero hacia las ocho y media de la tarde el éxito de Sánchez era absoluto: 74 votos para él, 36 para Susana Díaz y 23 para Patxi López. Pedro Sánchez recuperaba el bastión de su municipio, ya que tres años atrás fue Eduardo Madina el que se coronó entre los socialistas pozueleros.

Los resultados de las distintas provincias se fueron conociendo y los concejales socialistas presentes reconocían con sus teléfonos móviles en la mano: “Las cosas van bien”. Mensajes, llamadas, WhatsApp, Twitter… Las redes sociales se convertían en un hervidero imposible de controlar. “Nos vamos a Ferraz. Hay que celebrarlo”, concluyeron los afiliados en la sede de Pozuelo al grito de “no es no” al principio y “sí es sí” después.

El candidato a la secretaría general del PSOE Pedro Sánchez votaba en Pozuelo. (EFE)
El candidato a la secretaría general del PSOE Pedro Sánchez votaba en Pozuelo. (EFE)

“Cómo se habrá quedado Pablo Iglesias”, comentaban entre ellos después de imaginarse “el palo” que se habría llevado Susana Díaz con los resultados. Poco después se conocía que la andaluza ya felicitaba al nuevo jefe del PSOE, que abandonó el partido el pasado octubre tras un comité federal que los socialistas nunca olvidarán. Pero Díaz no era la protagonista en los pensamientos de estos afiliados, que ya piensan en el futuro del país: “A Podemos esto no le viene nada bien. Se habrán sorprendido. Pues ya se pueden enterar”, zanjaron.

Jornada de expectación y paso de Sánchez

La agrupación socialista de Pozuelo de Alarcón abría sus puertas, como todas las demás, puntual a las 10 de la mañana. La expectación era grande desde el principio pero, a medida que se acercaba el mediodía, creció considerablemente a la espera de que el candidato a liderar la secretaría general del PSOE, Pedro Sánchez, acudiera a depositar su voto. “Estamos muy contentos, disfrutando mucho de la democracia que tenemos en el partido. Va a haber mucha participación”, comentó Eva Izquierdo, la secretaria general de los socialistas en el municipio con renta media más alta de toda España. La agrupación tiene unos 160 militantes y en la recogida de avales ya habló alto y claro: apoya a Sánchez mayoritariamente.

Simpatizantes de Pedro Sánchez celebran los primeros resultados ante la sede del PSOE en la calle Ferraz. (EFE)
Simpatizantes de Pedro Sánchez celebran los primeros resultados ante la sede del PSOE en la calle Ferraz. (EFE)

Sánchez votó en Pozuelo al filo de las 12 y media de la mañana entre aplausos y gritos de ánimo. No quiso hablar de victorias o derrotas pero pidió “acatar la decisión que tome la militancia” y “trabajar con lealtad” a partir de este lunes para reconstruir el partido. Hay tres candidatos, dos modelos, pero una sola familia que es la del Partido Socialista”, zanjó. Acompañado por su mujer, Begoña, aseguró que pasaría la jornada en familia celebrando el cumpleaños de su madre, después se acercaría a su oficina y a partir de las ocho de la tarde seguiría los resultados con su equipo en una sala de la calle Ferraz. Dijo que habría fotografía de los tres candidatos juntos y que su primera aparición sería cuando se conociera el vencedor. Finalmente fue él.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios