"Gane quien gane, que no pierda el partido"
  1. España
primarias del psoe

"Gane quien gane, que no pierda el partido"

En la Casa del Pueblo de Portugalete, ciudad natal de López, sus seguidores no venden su voto y mantienen su apoyo al exlehendakari pese a ser conscientes de sus nulas posibilidades

Foto: El candidato a secretario general del PSOE Patxi López. (EFE)
El candidato a secretario general del PSOE Patxi López. (EFE)

Ya sólo por presencia, Patxi López gana por goleada en la Casa del Pueblo de Portugalete. Nada más acceder a la sede socialista, un tablón de corcho da la bienvenida con ocho carteles con la figura del exlehendakari, uno de Pedro Sánchez y otro de Susana Díaz. Ya la imagen no deja lugar a dudas. Nadie se atreve a vaticinar si el ganador del duelo por Ferraz será Pedro Sánchez o Susana Díaz, pero en el pueblo natal de López no se discute al ganador en esta urna. Por "trayectoria", por "experiencia", por "su conocimiento del partido", por su "candidatura de la unidad"... Las razones son muchas y variadas.

Gorka, el responsable de la agrupación local socialista, resopla a las puertas del local. Pasan las nueve y media, aún falta casi una hora para la votación de Patxi López, y ya hay bastantes medios de comunicación de espera. "Que pase esto cuanto antes", ruega consciente de que le espera una jornada "larga". Apenas son 200 los militantes socialistas con derecho a voto en esta sede pero la fractura que vive el partido pesa mucho y se teme que la tranquilidad pueda saltar por los aires en cualquier momento. No se equivoca Gorka porque las tensiones no tardan en llegar.

[Sigue en directo las primarias del PSOE]

No se ha constituido la mesa y ya saltan chispas entre apoderados de Pedro Sánchez y Patxi López. El motivo, la presencia de unas papeletas de los tres candidatos sobre una mesa a la vista de todo el mundo. Algo inconcebible para los 'sanchistas' y algo secundario para los 'patxistas' dado que también hay papeletas en una cabina cerrada para garantizar el voto secreto. Al final, tras varias llamadas telefónicas al Comité Federal, los defensores del ex secretario general del partido ganan la primera batalla. "Todas las papeletas deben estar en un sitio cerrado para garantizar el voto secreto", remarcan los triunfadores.

"Es desconfiar por desconfiar", protestan los apoderados de López ante lo que consideran una "nimiedad". Puede ser una nimiedad pero este pequeño detalle constituye un síntoma muy clarificador de cómo está el PSOE por dentro, con unas primarias que han acentuado la división interna. "No entiendo la polémica. No tendría que haber ningún tipo de miedo o discrepancia por estas cosas", apunta Eduardo Mosquera, un 'patxista' que enmarca este revuelo inicial a la "tensión" que vive el partido.

[Álbum: los militantes eligen a su próximo secretario general]

López llega para votar

Ajeno a todo el revuelo inicial, un histórico militante socialista, afiliado desde los años 40, permanece sentado al fondo de la sala a la espera de que le dejen votar. Su nombre no aparece en el censo y aguarda resignado a que se subsane la situación para poder depositar su papeleta. No quiere hablar porque dice que "no se fía de los periodistas". Por no decir, ni desvela su nombre. "Si ya no te dejan votar a ti mal vamos", le dice Patxi López, que se interesa por su situación. Son las 10.20 horas y el exlehendakari, el más madrugador de los tres candidatos, irrumpe en la sala acompañado de su mujer Begoña Gil y del alcalde del municipio, Mikel Torres. Uno a uno, López saluda a los presentes, entre ellos los apoderados de Sánchez. En algunos casos es un apretón de manos y en otros un abrazo (más o menos efusivo), cuando no palmadas en la espalda.

"Vas a ir mejor de lo que pensamos", le espeta Torres, que apoya a López en este proceso al igual que la cúpula del socialismo vasco. Apenas diez minutos después, y tras una breve declaración a los medios dirigida a apelar al militante socialista para que tenga en cuenta la estabilidad de España a la hora de depositar el voto, López abandona la Casa del Pueblo rumbo a Madrid para seguir en Ferraz el desenlace de las primarias. "Ánimo", se oye al fondo de la sala.

Se nota que ha calado el discurso de Patxi porque todos coinciden en apelar a la "unidad" por encima de los personalismos del partido. Sus palabras se podrían poner en boca de López sin problemas. "Gane quien gane, que no pierda el PSOE", es el mensaje más repetido entre los militantes. "Lo importante es mañana", afirma Iñigo Arevalo, otro 'patxista' preocupado por el futuro del partido dada la "fractura" que observa. "Si hay un capitan pero no hay un barco...", señala para alimentar las dudas sobre si el socialismo será capaz de superar el actual "enconamiento". Por ello, pide "consenso" y "humildad" al ganador porque, como advierte, "lo urgente ahora mismo es salvar el PSOE".


A Arevalo le interrumpe Mosquera para enseñarle desde el móvil un tuit con una encuesta que sitúa a López como el candidato más valorado entre los militantes socialistas. "La encuesta estará hecha en Portugalete", bromean mientras constatan cómo sus rostros salen en las noticias de la televisión. La tranquilidad que impera en la sede hace que se imponga el sonido del informativo, que no deja de dar cuenta de las primarias socialistas.

¿Quién ganará? ¿Quién prefiere que gane? ¿Quién es el mejor para el partido? Muchas preguntas y, por norma general, pocas respuestas. Se imponen los hombros encogidos. "Creo que ganará Díaz aunque prefiero que sea Sánchez", expone un apoderado de López. "Ni uno ni otro", replica otro 'patxista'. Si hay que decantarse por uno de los dos nombres, el exsecretario general del PSOE cuenta con más simpatía entre los 'patxistas'. No hay que olvidar que Sánchez arrasó en Euskadi en las anteriores primarias en pugna con otro candidato vasco, Eduardo Madina. Pero Patxi es Patxi y el voto en esta ocasión "no se vende".

Por ello, pocos creen en un trasvase de votos en el País Vasco hacia Sánchez para evitar el triunfo de la presidenta de Andalucía. Ya lo dijo Patxi López: "Yo no quiero el voto de castigo a Sánchez o Díaz". Y el mensaje ha calado entre sus seguidores, que no abandonan al exlehendakari para subirse a ese "choque de trenes" en el que están inmersos los otros dos candidatos. "Yo no creo en el voto útil contra el otro", coinciden en resaltar.

Pedro ha venido a votar a Patxi. Lo hace más obligación que por ganas. Está desganado. No porque no confíe en López o por descarte ante los otros candidatos, sino porque está "harto" del "espectáculo" que está dando el partido. Su lista de reproches parece no tener fin. Habla y habla, muy crítico con que los personalismos se antepongan al partido. "Que no se le olvide a nadie que lo importante es el PSOE", clama. Y, de nuevo, surge en la sala el llamamiento a la unidad. "El que pierda debe ser capaz de arrimar el hombro y el que gane deje evitar adoptar una política sectaria con los derrotados", afirma Manuel Prieto, que llama a "cerrar las heridas internas".

Este joven se muestra convencido de que el partido "va a ser capaz de remontar el vuelo". El actual problema, precisa, es de "liderazgo" más que de "ideas y proyectos", lo que le hace ser optimista con respecto al futuro. Gorka comparte este optimismo. Habla desde la experiencia. Son muchos años de socialismo en las venas. "No estamos en nuestro mejor momento pero siempre nos hemos levantado", expone, sabedor de que "el tiempo cura las heridas"

En la calle, el sol invita a estar sentado en la terraza del bar de la Casa del Pueblo. En una mesa el alcalde del municipio conversa con el histórico militante socialista Nicolás Redondo Terreros, que instantes antes ha depositado su voto. Lo ha hecho sin ruido mediático. Rehúsa hacer declaraciones y despacha con elegancia al periodista. Tampoco se lanza a vaticinar un ganador. "Gane quien gane, que no pierda el partido", le espeta un militante mientras Redondo asiente con la cabeza.

Al inicio de la jornada, López había vaticinado "una gran participación y movilización" de los militantes socialistas porque "somos muy conscientes de lo que está en juego". Y aquí la Casa del Pueblo de Portugalete le vuelve a dar la razón. Muchos afiliados depositan su voto a primeras horas de la mañana. A la espera del recuento electoral, hay un triunfo que los socialistas de Portugalete dan por hecho: el acceso del Athletic a la Europa League. Pero en el ámbito del deporte los 'patxistas' también tienen dos duros rivales: el Atlético de Madrid (su rival en el partido de hoy) y la Real Sociedad, con quien pugna por el puesto. "A ver si nos van a joder estos también", dice un militante.

Patxi López
El redactor recomienda