EL CONGRESO APROBARÁ UNA PROPOSICIÓN DE LEY

España suma cada semana un nuevo huérfano por violencia de género

El pleno del Congreso debate una proposición de ley del PSOE para mejorar las pensiones a los huérfanos por violencia de género. Desde 2013, hay 169 contabilizados

Foto: Carteles durante el Día Internacional de la Mujer en la madrileña Puerta del Sol. (EFE)
Carteles durante el Día Internacional de la Mujer en la madrileña Puerta del Sol. (EFE)

El PSOE llevó este martes al pleno del Congreso de los Diputados una proposición de ley (PL) para mejorar la pensión de los huérfanos por violencia de género. Una iniciativa que esperan aprobar por unanimidad en la Cámara este jueves y que con toda seguridad lo harán tras las intervenciones de los distintos grupos en el pleno de este martes. La diputada y portavoz de Igualdad Ángeles Álvarez aseguró que “no concibiría” que el PP no la apoyara, y el grupo popular en el Congreso ya anticipó que votará a favor de la toma en consideración. El principal objetivo de la PL es introducir "mejoras necesarias" en la modificación realizada en 2015 en la Ley General de la Seguridad Social que, a ojos de los socialistas, no "corrigió" las deficiencias que existen ni supuso mejoras para las pensiones de orfandad a causa de esta lacra.

Según los datos aportados por el grupo parlamentario del PSOE, sacados de las estadísticas que maneja la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, existen 169 huérfanos por violencia de género en toda España desde el año 2013, cuando se inició el registro oficial. En lo que va de año ya son ocho los niños y niñas que se encuentran en esta situación. En 2016 se registraron 26 huérfanos, el anterior —alcanzando un máximo— hubo 52, y en 2014 y 2013, la base de datos cuantificó 41 y 42 huérfanos respectivamente. La media de los datos presentados lleva a afirmar que cada semana se incorpora un nuevo huérfano a la estadística nacional.

Álvarez aseguró en la presentación de la proposición que el objetivo fundamental es "garantizar" que todos los niños y niñas en esta situación, hijos de víctimas de violencia machista, tengan una pensión. Algo que no sucede en la actualidad pese a la modificación normativa de 2015 hecha por el PP con mayoría absoluta, por la que los estos huérfanos pasaban a ser considerados huérfanos absolutos -es decir, de madre y de padres-, ya que la pensión recogida en la ley sólo se aplica a aquellos niños cuyos padres hubieran cubierto unos mínimos de cotización a la Seguridad Social. En concreto, los requisitos eran haber cotizado 500 días en los últimos cinco años y, en caso de no estar dado de alta, tener 15 años cotizados.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat. (EFE)
La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat. (EFE)

La modificación de 2015 lo que sí hacía era aumentar la cuantía de las pensiones, pasando de cobrar el 20% de la base reguladora de la madre hasta el 52%. El PSOE lo que pretende es borrar los requisitos de cotización para cobrar la pensión y que todos los huérfanos independientemente de la actividad de los padres puedan tener un ingreso mínimo. Por otro lado, los socialistas también plantean un aumento importante en las pensiones: que se amplíe hasta el 70% de la base reguladora, que se equipare a la de viudedad cuando haya más de un huérfano en la familia y que en este último caso alcance el 118 por ciento de la base reguladora.

Traducido a datos, la proposición que hoy presentan los socialistas garantizaría a los huérfanos cuyas madres no han cotizado a la Seguridad Social tengan igualmente una pensión de 677 euros mensuales hasta los 21 años, tal y como establece la ley para todos los huérfanos, si los jóvenes ya están trabajando y cobrando el salario mínimo interprofesional -fijado en 707 euros-, o hasta los 25 años como máximo.

Se aprobará por unanimidad

En la fijación de posiciones del pleno del martes, todos los grupos aseguraron que votarán a favor de la propuesta de los socialistas. El PP afirmó que el ejecutivo “estará siempre en la lucha contra la violencia de género” y reiteró la “voluntad” de que todos los menores huérfanos tengan una pensión de orfandad. Los grupos de Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, UPN y Foro Asturias mostraron su apoyo sin fisuras y Ciudadanos, que también garantizó su apoyo, reprochó a los socialistas “hacer un uso partidista” de una “cuestión tan sensible”. La diputada centrista Marta Martín recordó a su colega socialista la existencia de la subcomisión sobre violencia de género, “en la que podía haber consensuado la iniciativa con todos los grupos”.

La diputada socialista pidió al partido del Gobierno evitar "excusas presupuestarias para que la norma no salga adelante", afirmando que en estos momentos los asesinos de víctimas de violencia machista “no cobran pensión de viudedad”, de manera que las aportaciones que el Estado tendría que hacer a los viudos “pueden pasar a la partida de pensiones de orfandad, para cubrir los derechos que se quieren garantizar con esta reforma”.

Hay que tener en cuenta además que todos los supuestos planteados sobre la proposición del PSOE excluyen a los asesinos, dado que los padres pierden directamente la patria potestad de los hijos una vez son condenados, por lo que no cuentan con su pensión. En el caso de que el padre se quite la vida o fallezca, los hijos sí sumarían a esa pensión mínima o al 70% de su madre, el 20% de la pensión del padre.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios