el congreso pide "resignificar" el Valle de los caídos

La izquierda y C's instan a Rajoy a remover los cadáveres de Franco y Primo de Rivera

La Congreso propone que el Ejecutivo aplique ahora un informe de expertos sobre el futuro del Valle de los Caídos que el gabinete de Rodríguez Zapatero se guardó en el cajón en 2011

Foto:

El PSOE ha logrado al final el apoyo en bloque de los demás partidos de izquierda, de los grupos nacionalistas menos ERC y de Ciudadanos para que el Congreso inste al Gobierno a ir más allá de la llamada ley de memoria histórica de José Luis Rodríguez Zapatero y remueva los cadáveres de Francisco Franco y de José Antonio Primo de Rivera de sus actuales tumbas en el Valle de los Caídos.

La Cámara pretende que el Ejecutivo asuma como propias y acometa las recomendaciones del informe de expertos pedido en su día por Zapatero sobre el futuro de la basílica y monumento del Valle de los Caídos, un informe que el último gabinete socialista se guardó en el cajón en 2011 y que también incluía la sugerencia de que cualquier cambio se acometiera con el máximo consenso.

Los socialistas convencieron a Podemos para que desistiera de su exigencia de enmendar el texto original del PSOE con el fin de cuestionar los orígenes del actual régimen constitucional, pero no a ERC, grupo que prefirió abstenerse al no ver cumplidas sus propias aspiraciones: una ley nueva de memoria histórica. Los demás grupos estuvieron de acuerdo con la proposición no de ley del segundo partido de la Cámara, incluido el de Albert Rivera, quien se proclama heredero natural de Adolfo Suárez, el artífice de la Transición.

Solo el Grupo Popular se atrevió a criticar la iniciativa de los socialistas, por extemporánea, pero tampoco quiso votar en contra al estimar que algunos de los puntos incluidos en la propuesta sobre el reconocimiento de víctimas del franquismo parecían lógicos y estimables como continuidad de medidas tomadas por todos los gobiernos de UCD, PSOE y PP. La proposición, sin efectos prácticos, salió adelante con 198 votos a favor (el bloque de izquierda, Ciudadanos y nacionalistas) y 140 abstenciones. Solo un diputado del Grupo Popular votó en contra y por equivocación.

Para rizar el rizo y nada más aprobarse la iniciativa, Rivera comentó en los pasillos del Congreso que no debía aplicarse el texto del PSOE al que acababa de dar el sí, ya que carecía de consenso por la falta de apoyo del principal partido de la Cámara.

El texto aprobado establece que se debería "proceder a resignificar la función del Valle de los Caídos para que deje de ser un lugar de memoria franquista y nacional-católica y reconvertirlo en espacio para la cultura de la reconciliación, de la memoria colectiva democrática, y de dignificación y reconocimiento de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura. En particular, dar cumplimiento preferente a la exhumación de los restos de Francisco Franco y su traslado fuera del Valle de los Caídos, así como a la exhumación de los restos de José Antonio Primo de Rivera para su reubicación —en su caso— en un sitio no preeminente del edificio".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
38 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios