LA LUCHA DEL 39º CONGRESO FEDERAL

Se busca moderadora para un debate de dos horas que abre Susana y cierra Pedro

Los principales detalles del enfrentamiento de Díaz, Sánchez y López, el próximo 15 de mayo, están ya cerrados. Pero falta por decidir el nombre de la conductora y la distribución de espacios

Foto: José Antonio Pérez Tapias, Eduardo Madina y Pedro Sánchez, durante el debate a tres en Ferraz el 7 de julio de 2014. (Inma Mesa / PSOE)
José Antonio Pérez Tapias, Eduardo Madina y Pedro Sánchez, durante el debate a tres en Ferraz el 7 de julio de 2014. (Inma Mesa / PSOE)

El lunes 15 de mayo llegarán escalonadamente, posarán para los fotógrafos y las cámaras de televisión, se encerrarán durante algo menos de dos horas en la sala Ramón Rubial de Ferraz, apoyados por un pequeño núcleo de asesores, y tendrán enfrente a una moderadora aún sin nombre y a una legión de periodistas atentos a cada palabra, cada gesto, cada sonrisa o cada mueca. Ninguno de los tres tendrá claque para arroparlos. A pelo.

El debate entre Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López marcará un antes y un después en esta larguísima batalla de las primarias socialistas, cuya campaña oficial arranca este martes. No tanto porque pueda mover mucho voto —a estas alturas, los tres equipos calculan que las posiciones ya están bastante afianzadas—, pero sí será un jalón importante a efectos de discurso y de imagen y como un elemento clave de análisis en la recta final. Será la primera vez que estén juntos, sin poder rehuirse, los tres aspirantes.

Aunque la mirada estará puesta en Díaz y Sánchez, los dos grandes enemigos, rivales políticos y personales —su relación es completamente inexistente y se detestan mutuamente—, y los únicos que, a priori, están en disposición de ganar el último combate. Porque a ambos solo les han separado al final 6.539 avales, la única cuenta numérica que hasta ahora existe para calibrar la fuerza de uno y otro ejército. Pese a que el impacto previsto sea menor en las huestes socialistas, un error fatal a esas alturas de la contienda puede ser demoledor.

Los equipos calculan que las posiciones ya están bastante afianzadas en la militancia, pero un error a esas alturas de la batalla puede ser fatal

Los representantes de los tres púgiles discutieron cerca de dos horas en Ferraz este lunes para abordar la logística del debate que mantendrán en una semana, el lunes 15 de mayo, en la sede federal. Aún queda un encuentro con los tres equipos este miércoles, de carácter más técnico, para cerrar los últimos flecos, ver la escenografía y distribuir los espacios. Pero el grueso ya está pactado. Se sabe ya, por ejemplo, quién abrirá el debate (Díaz) y quién lo cerrará (Sánchez). La única pieza importante que queda por decidir es el nombre del moderador. O, más bien, moderadora, porque hay más papeletas para que quien ocupe ese cargo sea una mujer periodista y de dilatada trayectoria.

El día y la hora

El debate entre Díaz, Sánchez y López —los tres candidatos ya oficiales, con 60.231, 53.692 y 10.866 avales, respectivamente— tendrá lugar el próximo lunes, 15 de mayo, en la sala Ramón Rubial de la sede federal, en Ferraz, que es la que se utiliza habitualmente para las reuniones del comité federal, el máximo órgano de poder socialista. No hay otro emplazamiento posible en el cuartel general de los socialistas, ya que es el espacio más grande de todo el inmueble, y está situado en el sótano.

[Consulte aquí en PDF la nota de la proclamación oficial como candidatos]

¿Por qué 15 de mayo? El comité organizador del 39º Congreso, dirigido por el portavoz de la gestora, Mario Jiménez, planteó a los equipos de los tres candidatos seguir el esquema de las primarias de hace tres años, las que enfrentaron a Pedro Sánchez, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, aunque con algunos cambios. En aquella ocasión, se situó el único debate en el ecuador de la campaña, el lunes 7 de julio de 2014. Así que, dado que las urnas se abrirán ahora el 21 de mayo, lo lógico era ubicar el duelo televisivo el lunes 15. Había no obstante ciertas dudas, ya que ese día es festivo en Madrid capital (San Isidro), y los 'embajadores' del exlendakari preferían desplazarlo al 16. Pero se escogió la primera opción, que desde luego venía mejor a Díaz, ya que ella preside todos los martes el Consejo de Gobierno en Sevilla y ha intentado en todo momento preservar su agenda institucional como presidenta de la Junta.

Se escoge el 15 de mayo por coincidir con el ecuador de la campaña, como en 2014. Esta vez está programado el duelo a las 12 del mediodía

El debate comenzará en esta ocasión a las 12 de la mañana, una hora antes del arranque de la cita de 2014. Durará cerca de dos horas, contando la pausa que precederá al último de los bloques temáticos.

Se busca moderadora para un debate de dos horas que abre Susana y cierra Pedro

El conductor

De la reunión monográfica de este lunes con los tres equipos —el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, y el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, por parte de Díaz; los dirigentes andaluces Alfonso Rodríguez Gómez de Celis y Paco Salazar, por Sánchez, y Óscar López, en nombre del exlendakari— no salió una decisión sobre la identidad de la moderadora del debate.

Algunos nombres posibles son Victoria Prego y Carmen del Riego, presidenta y expresidenta de la APM, y una periodista de RTVE como Ana Blanco

Mario Jiménez propuso "varios nombres, todos ellos mujeres" para conducir el espacio. Y como a todos los representantes les parecieron "todos bien", dijo Gómez de Celis, se dejó en manos de la cúpula provisional la gestión con ellas, para saber su disposición. "Todas son perfiles profesionales, reconocibles y con entidad suficiente para conducir el debate", apuntó Vázquez.

La periodista y expresidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid Carmen del Riego, durante el debate con los tres candidatos a las primarias socialistas del 7 de julio de 2014. (Inma Mesa / PSOE)
La periodista y expresidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid Carmen del Riego, durante el debate con los tres candidatos a las primarias socialistas del 7 de julio de 2014. (Inma Mesa / PSOE)

En un primer momento, se planteó seguir, de nuevo, el esquema de 2014. Entonces llevó la batuta la que era presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid, la periodista de 'La Vanguardia' Carmen del Riego. En noviembre de 2015, la sustituyó en el cargo Victoria Prego, desde el año pasado adjunta al director de 'El Independiente'. Su nombre, según indicaban fuentes de Ferraz, se sigue barajando, aunque con mucha menos fuerza, pero hay otros más que compiten por el puesto.

Se planteó pedir a Del Riego que repita y también se puso sobre la mesa contactar con periodistas de medios audiovisuales de sólida trayectoria, incluso que perteneciesen a un medio público, para lanzar la señal de la apuesta por el modelo de RTVE. De esta última idea emergió el nombre de Ana Blanco, actual presentadora del 'Telediario 2' de Televisión Española. Jiménez quedó encargado en hacer las llamadas pertinentes y en ofrecer a los equipos una solución más cerrada en la siguiente reunión.

La moderadora —aunque, ojo, no se descarta al cien por cien que acabe siendo un hombre, pero es cierto que la mayoría de nombres que salieron fueron de mujeres— tendrá un papel fundamental: dirigir el debate, introducir los bloques, velar por el buen desarrollo del espacio y podrá lanzar preguntas a los tres candidatos, aunque esto último está por definir.

Los bloques temáticos

El debate se articulará en cinco partes: apertura, tres bloques temáticos —político, económico y modelo de partido—, en los que cada contendiente dispondrá de nueve minutos totales para hacer su exposición y que podrá distribuir como quiera, y el 'minuto de oro' final. El orden de intervenciones ya está cerrado, porque durante la reunión se procedió al sorteo.

Habrá una apertura, tres ejes temáticos (nueve minutos para cada aspirante, 27 en total para cada bloque) y un 'minuto de oro' de cierre

La apertura, de más o menos un minuto para cada aspirante, corre a cargo, primero, de Díaz, a la que seguirá Sánchez y por último López. Después se dará paso al primer bloque (de unos 27 minutos en total para los tres), el político. Este lo abre el exlíder, le sucede el exlendakari y lo cierra la presidenta de la Junta. El área socioeconómica la inaugura Díaz, la sigue Sánchez y la clausura López. Y el último eje, el de modelo de partido, será abierto por el expresidente del Congreso, continuará la baronesa andaluza y concluirá el exparlamentario madrileño. La razón de estos bloques es que son las materias que toca la ponencia marco del partido que se discutirá en el 39º Congreso. Ya solo la deliberación de estos tres asuntos llevará cerca de hora y media.

Miguel Ángel Vázquez y Juan Cornejo, a su llegada a la reunión de este 8 de mayo en Ferraz. (EFE)
Miguel Ángel Vázquez y Juan Cornejo, a su llegada a la reunión de este 8 de mayo en Ferraz. (EFE)


El 'minuto de oro', decisivo en muchos debates, seguirá un orden que también favorece a Sánchez: lo arranca Díaz, la sucede López y lo cierra él. Gómez de Celis y Salazar se mostraron encantados con el reparto decidido por sorteo, dada la importancia de ser el último en fijar postura tanto en el bloque más jugoso y controvertido (modelo de partido) como en el último turno, precisamente el que salió más rentable a Pablo Iglesias en el debate a cuatro en Atresmedia de las elecciones generales de 2015.

Sin militantes, con periodistas

Una diferencia importante respecto a 2014: los invitados en la sala Ramón Rubial. Hace tres años, cada candidatura eligió a un grupo de 33 militantes para que pudieran lanzar preguntas a Sánchez, Madina y Tapias. Pero aquel formato no acababa de convencer, porque salieron preguntas "dirigidas", como recordaba este lunes Gómez de Celis. La gestora propuso ir entonces a un esquema distinto: sin afiliados.

Esta vez no habrá afiliados elegidos por cada equipo en la sala Ramón Rubial de la sede. Estarán los aspirantes, sus asesores y los medios

Ahora solo estarán en la Ramón Rubial, además de los candidatos y un grupo de "cinco o seis asesores" para cada uno de ellos, los periodistas. En 2014, dada la presencia de 99 militantes, no pudieron seguir en vivo el debate muchos medios, y provocó algunas quejas. En 2017 ese ruido se mitigará al dejar entrar únicamente a informadores. Sin bases socialistas. "Todos no se cabe y el interés de los medios hace inviable otra opción", advertía Vázquez, resaltando que la capacidad de la sala es limitada.

Las llegadas y los flecos pendientes

Para la reunión del miércoles, de carácter más técnico, se prevén cerrar los asuntos pendientes. Por ejemplo, el orden de llegada. Se sabe ya que será escalonada, y que cada candidato será recibido por el presidente de la gestora, el asturiano Javier Fernández, antes de posar para los reporteros gráficos en un 'photocall'. Igual que ocurre con los debates electorales.

Patxi López saluda a militantes y simpatizantes en Puertollano, este 8 de mayo. (EFE)
Patxi López saluda a militantes y simpatizantes en Puertollano, este 8 de mayo. (EFE)


También falta por ver la situación geográfica de Díaz, Sánchez y López. Para eso, Ferraz tiene que acabar de rematar la iluminación, la escenografía —no se va a reciclar el fondo de 2014, y está mirando los planos con una empresa— para enseñársela a los equipos durante el encuentro. Quien primero elegirá sitio en el escenario será el exlendakari, y luego lo harán los colaboradores de la presidenta y, finalmente, los de Sánchez. Ese orden hace prever que López querrá estar en el centro, como símbolo de esa posición intermedia que ha presidido su campaña, y que Díaz querrá colocarse a la izquierda de la pantalla, para evitar estar físicamente donde la ubica su principal adversario, el exsecretario: a la derecha.

Quien primero podrá elegir la ubicación dentro del escenario será López, y luego Díaz, que intentará no situarse a la derecha de la pantalla

No se ha decidido aún si los contrincantes estarán de pie o sentados y si tendrán un atril por delante. Dependerá de la escenografía, que se estudiará con los equipos este miércoles. En 2014, los tres aspirantes estaban de pie, con Tapias a la izquierda, Madina en el centro y Sánchez a la derecha.

El "ganador", el PSOE

Este lunes se notó un cambio de tono respecto a lo ocurrido horas antes. La voluntad de Pedro Sánchez es mostrarse ahora como el candidato conciliador, tranquilo, después de explotar durante semanas su papel de aspirante díscolo. Él mismo comentó por la mañana a los periodistas, y luego ya por la tarde en su mitin en Don Benito (Badajoz), que mantendrá un "diálogo de guante blanco" con compañeros, no con adversarios. Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, su representante ante Ferraz, insistía en la misma idea ante los periodistas: hay que "rebajar el tono", procurar que se muestre la "fraternidad" del proceso. 

El dirigente subrayó incluso que ningún aspirante tiene que "perder" en este duelo televisado. Que se trata de que "el ganador" sea el PSOE, y el que en todo caso sea el PP el "perdedor". 

Miguel Ángel Vázquez, portavoz del Gobierno andaluz, coincidió en la valoración. Será un debate "constructivo, en positivo y propositivo", consciente de que "lo van a ver no solo los militantes, sino todos los ciudadanos de España que están pendientes de lo que ocurre en el PSOE". El dirigente negó que Díaz esté "nerviosa" y vaya a mostrarse "agresiva" en el debate, como Sánchez adelantó a los periodistas en una charla informal. Recordó que en sus intervenciones no se oyen palabras "contra ningún compañero", y que siempre incide en que tiene "ganas de unir" al partido para hacer que el PSOE vuelva a estar "fuerte" para volver a ganar unas elecciones y sea "reconocible". 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios