la marcha de aguirre adelanta los planes de rajoy

Santamaría y Casado, primeras opciones de peso del PP para recuperar Madrid en 2019

En el PP dan por hecho que Rajoy colocará al frente de la próxima candidatura a la Alcaldía de Madrid una figura incontestable, joven y que no necesitará lanzamiento previo

Foto: Pablo Casado y Soraya Sáenz de Santamaría junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes (d). (EFE)
Pablo Casado y Soraya Sáenz de Santamaría junto a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes (d). (EFE)

La tercera dimisión de Esperanza Aguirre, ya fuera de todos sus cargos, ha sido acogida con alivio en la dirección del Partido Popular. Sin aspirantes dentro del grupo municipal a encabezar la lista para las próximas elecciones municipales en Madrid, en fuentes del PP dan por hecho que Mariano Rajoy colocará al frente de la próxima candidatura a una figura de peso en la formación, joven y que no necesitará lanzamiento previo. De nuevo sale el nombre de Pablo Casado, el favorito de Cristina Cifuentes, pero en algunos medios vuelven a elevar la apuesta hasta la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

El calendario legislativo impide abrir cualquier debate interno sobre la sucesión real de Aguirre para los comicios de mayo de 2019 cuando ni siquiera está claro que el Gobierno pueda sacar adelante en junio el primer y fundamental proyecto de ley: los Presupuestos Generales del Estado. Pero en la sede de Génova asumen que tienen que pensar en ese relevo para acabar la renovación completa del PP de Madrid iniciada por Cifuentes, pero al tiempo convivir con un grupo municipal en Madrid de estricta confianza de la 'lideresa' dimitida.

Rajoy cedió en marzo de 2015 a las presiones de la entonces diputada autonómica y ex presidenta de la Comunidad de Madrid para aspirar a la alcaldía de la capital. Lo hizo cuando faltaban unas pocas semanas para la campaña electoral y después de meses de tener al partido en ebullición con otras dos opciones sobre la mesa e incluso auditadas con estudios demoscópicos: Cristina Cifuentes y Soraya Sáenz de Santamaría.

El nombre de la vicepresidenta era manejado en el partido desde finales de 2014, aunque no en el Ejecutivo, donde sostenían que Rajoy nunca prescindiría de su mano derecha en el Gobierno para resolver el problema de Madrid. Frente al criterio de todo el 'aparato', el presidente se decantó por la 'solución Aguirre' para el ayuntamiento con Cifuentes en la Comunidad. Fue una mezcla de cambio y renovación que fracasó en la capital. Rajoy se tragó el sapo para nada.

El mismo bullir de entonces se empieza a reproducir ahora entre los dirigentes del PP. Ya no se trata de mantener, sino de recuperar el ayuntamiento de la capital, su más dolorosa pérdida de los comicios de 2015. Santamaría es de nuevo el nombre de más peso de los citados, por imagen y experiencia de gestión. Si su jefe repite el proceso de decisión de hace dos años, le quedan casi otros dos para tener que hacerlo público.

El jefe del Ejecutivo tiene ahora otras urgencias, como el propio arranque de la legislatura, pero si logra que el Congreso apruebe los Presupuestos, podrá hacer cálculos hasta finales de 2018 contando con una prórroga de las cuentas de este ejercicio. Luego todo será precampaña para las elecciones autonómicas, las municipales y las europeas de mayo. Hasta podrían sumarse las generales en la misma fecha como comentan en el Grupo Popular a la hora de elucubrar sobre lo que puede durar la legislatura.

Por esas fechas tendrá que decidir también Rajoy si se vuelve a presentar a los comicios, o si deja paso a quien diga el partido en el próximo congreso. Terreno ideal el de la sucesión para recolocar piezas: Alberto Núñez Feijóo, María Dolores de Cospedal y la propia Soraya Sáenz de Santamaría. La alcaldía de Madrid es un buen destino para seguir aspirando a todo.

La otra opción para un relevo en la candidatura de Madrid más rápido y directo es la del actual vicesecretario y portavoz de la dirección, Pablo Casado. Es el preferido por la presidenta de la Comunidad y del PP regional y representa a una nueva generación por completo ajena a la que se despide con Aguirre. Diputado nacional por Ávila aunque madrileño y miembro de la dirección nacional del partido, es ahora citado como una baza que permitiría buscar ya una figura de referencia ante la batalla electoral de 2019.

En el PP nacional reconocen su preocupación con el "tapón" que suponía tener a Aguirre de máximo representante en Madrid cuando estaba descontado que no iba a repetir como candidata y tenía enfrente a la portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, dispuntándole el voto del centro derecha en la capital. Según fuentes del PP, Casado, muy activo en todos los medios, sería la alternativa más rápida para recuperar terreno.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios