Aguirre repudia a López Viejo: ni era de su confianza y, cómo no, la engañó
  1. España
declaración en el tribunal de la gurtel

Aguirre repudia a López Viejo: ni era de su confianza y, cómo no, la engañó

La expresidenta de la Comunidad llevaba la elección aprendida: el ex consejero acusado de amañar 348 actos no era de su confianza y ahora sabe que la engañó. Niega conocer a Correa

Foto: Imagen capturada de la señal institucional de la AN, de la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre. (EFE)
Imagen capturada de la señal institucional de la AN, de la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre. (EFE)

Esperanza Aguirre, ex presidenta de la Comunidad de Madrid entre 2003 y 2012, se trajo la lección aprendida. Sabía que las preguntas de la Fiscalía y del resto de acusaciones iban a versar sobre los 348 actos que la trama Gürtel realizó para el Ejecutivo autonómico en connivencia del ex consejero Alberto López Viejo, uno de los procesados. "López Viejo no era de mi confianza. No me elegía los actos. Y ahora sé que me engañó. Me ocultó información constantemente", señaló la cada vez menos 'lideresa' del PP. Esa era la estrategia. Ella se dedicó a hacer política, "a poner en marcha un ambicioso programa electoral. Yo no me encargaba de la logística".

"En esa época no podía concebir lo que iba a saber después", reiteró Aguirre una y otra vez. Era su mantra. Incluso volvió a repetir su frase más célebre: "yo destapé la trama Gürtel, aunque en ese momento no lo sabía". La hoy concejal del PP en el Ayuntamiento de la capital intentó en todo momento desvincularse de uno de los políticos que más han colaborado con ella cuando era presidenta regional, Alberto López Viejo, que fue viceconsejero de Presidencia e Interior (entre mayo de 2004 y junio de 2007) y consejero de Deportes (desde junio de 2007 hasta febrero de 2009), un hombre que "ya organizaba los actos del PP nacional. El organizó lo del chapapote, cuando la gente iba con monos blancos", señaló sin profundizar en el tema.

Foto:

No dejó claro si López Viejo llegó a la Comunidad impuesto por el PP nacional. Tampoco recordaba si fue su director adjunto en la segunda campaña electoral del año 2003, la que se produjo después del famoso 'tamayazo'. "No le puedo decir si colaboró activamente en mi campaña", dijo a la Fiscalía. Lo cierto es que López Viejo se convirtió con el paso del tiempo en uno de sus más estrechos colaboradores, a pesar de que antes de que llegara a su equipo se publicó en prensa "que había comprado cuando era concejal del Ayuntamiento unos todoterrenos a su padre, pero como se dicen muchas cosas..."

Aguirre, sobre López Viejo

Con López Viejo, el Gobierno regional presidido por Esperanza Aguirre fue un campo abonado para las semillas de Correa. La Fiscalía cree que la trama, en connivencia con López Viejo, amañó al menos 348 actos del Ejecutivo autonómico por un valor de 8.754.066 euros. lo que permitió a las empresas de Correa llevarse de forma ilícita 4,9 millones, dinero en el que se incluye la comisión de entre el 5 y el 11% que cobraba López-Viejo por las adjudicaciones. En total, el expolítico se llevó 875.000 euros por favorecer a la red. Correa organizó todo tipo de actos para Aguirre: inauguraciones, actos contra el terrorismo, exposiciones infantiles, memoriales en honor a Jesús Gil, campañas culturales, belenes en Navidad, la fiesta del ascenso del Getafe, actos contra el cáncer, para reforestar un parque... incluso la visita de Bill Gates. Todo caía en manos de Correa. "Yo no conocí al señor Correa, ni a sus empresas", matizó Aguirre.

Aguirre intentó dejar claro que ella no tenía ninguna competencia en contratación y que los actos en los que participó se seleccionaban después de que se los propusieran las diversas consejerías. "Proponían los actos al director de gabinete de la presidencia. Yo luego elegía los actos a los que debía acudir por razones políticas o de oportunidad. Nadie me los elegía. Los elegía yo".

Aguirre inició entonces un pequeño mitin político para rememorar todos sus logros políticos: "Inauguramos un colegio nuevo cada semana en esos nueve años, 12 hospitales nuevos, 80 centros de salud, más de 100 kilómetros. No me ocupaba en absoluto de la logística de los actos. Nunca me he ocupado. Yo me ocupaba de mis intervenciones. Yo tenía un programa electoral muy ambicioso. Cada kilómetro de Metro costaba 100 millones de euros. Pusimos la enseñanza bilingüe, un plan para reducir la lista de espera quirúrgica, yo me comprometí…." en ese momento le cortó el presidente del tribunal cansado de la proclama propagandística. "¿Qué se cobraron en exceso? No digo yo que no, pero los actos se celebraron. Nunca me llegó ningún reparo de la intervención por esos actos", sentenció Aguirre.

Foto: Esperanza Aguirre dimite como concejal del Ayuntamiento tras estallar la operación Lezo. (EFE)
Esperanza Aguirre dimite tras entrar en prisión González: "No vigilé lo suficiente"
José María Olmo David Fernández A. Pérez Giménez Paloma Esteban

Yo destapé la trama

Se sintió engañada. Otro de los mantras de Aguirre este jueves en su declaración como testigo. El mejor ejemplo fue el reportaje que la revista Interviú publicó en marzo de 2005, titulado, 'las amistades peligrosas de Agag'. En él se decía que una empresa de Correa, Easy Concept, contrataba mucho con la Comunidad de Madrid. "No me gustó lo que leí y llamé a López Viejo, porque era la persona citada. Él me dijo que muy al principio contratamos con esa empresa, pero que ya no, que era con otras. Me quedé muy tranquila. Pero ahora sé que no me dijo la verdad. Muy mal por mi parte porque debí haber mandado alguien al registro".

Aguirre rompe a llorar

Fue el momento de más apuro de la ex presidenta, cuando uno de los abogados de uno de los imputados, el también denunciante José Luis Peñas, le sacó unas declaraciones de 2009 en las que Aguirre señaló que después de ese artículo dio "instrucciones clarísimas" para que dejara de contratar con esas empresas. Este miércoles ha dicho lo contrario. "No di ninguna instrucción, mal por mi parte".

Foto: Esperanza Aguirre con el actual alcalde de Majadahonda, Narciso de Foxá.

No fue la Aguirre más lúcida, ese animal político que se desenvuelve a la perfección en cualquier ecosistema. Estaba nerviosa, y un poco abrumada, como reconocieron desde su equipo. No hay que olvidar que la detención de su mano derecha, Ignacio González, se había producido 24 horas antes. A pesar de ello, no dudo en reiterar una de sus frases más célebres, "yo destapé la trama Gürtel, aunque en ese momento no lo sabía", rememorando el famoso episodio de la parcela de Majadahonda que provocó la dimisión del ex alcalde del municipio, Guillermo Ortega, también procesado.

Aguirre se fue como llegó, con una gran expectación mediática y acompañada de un grupo de ciudadanos que protestaban disfrazados de rana. Sus frases célebres la siguen persiguiendo. "Debo haber nombrado a unos 500 cargos en mis 33 años de vida política. Me han salido rana solo dos", dijo a principios de 2016 en la Asamblea de Madrid. Las frases y desde este jueves las lágrimas, las que no pudo contener a su salida cuando un sinfín de periodistas le preguntaron sobre la detención de González. "Si es culpable de los delitos de los que se le acusa para mí que he puesto mi confianza en él es un palo verdaderamente un palo muy muy muy relevante".

Esperanza Aguirre Caso Gürtel
El redactor recomienda