LOS DE CENTRO SABOREAN ÉXITOS TRAS UNA CRISIS

La solución de Murcia y Presupuestos sin recortes: 'semana fantástica' de Ciudadanos

El mismo día que Pedro Antonio Sánchez dimitía como exigía Ciudadanos para resolver la crisis en Murcia, Montoro presentaba los PGE con grandes incursiones de los de centro

Foto: El líder de Ciudadanos, Albert Rivera (d), es aplaudido por los miembros de su grupo. (EFE)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera (d), es aplaudido por los miembros de su grupo. (EFE)

La que acaba hoy ha sido una de las semanas más intensas en el Congreso de los Diputados de esta legislatura y también una de las más provechosas para Ciudadanos. En el partido de centro reconocen "satisfacción" con los resultados obtenidos en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que Cristóbal Montoro llevó a la Cámara Baja el pasado miércoles casi a la misma hora que Pedro Antonio Sánchez dimitía como presidente de la Región de Murcia. Y todo ello tras un mes y medio de importantes negociaciones y presiones por parte del partido de Albert Rivera. "Poco a poco vamos consiguiendo cosas", afirma un diputado con peso en la formación naranja que no esconde el optimismo que estos días irradia su partido.

Ciudadanos y el PP atravesaban desde hace semanas una profunda crisis que, aunque motivada en gran medida por la situación murciana, alcanzó la Carrera de San Jerónimo en un estado ya crítico con la creación de una comisión de investigación sobre la supuesta financiación ilegal del partido del Gobierno y con el rechazo a la reforma de la ley de la estiba, que puso en evidencia una vez más la soledad del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

La resistencia del presidente de Murcia a dimitir pese a estar imputado por cuatro delitos en el caso Auditorio -más tarde la Audiencia pediría al TSJ de Murcia investigarle también por la trama Púnica- inició un pulso entre conservadores y centristas sin retorno. El pacto firmado por ambos para investir al popular en la Región lo dejaba claro: en caso de ser imputado debía apartarse del cargo. Pero Sánchez no lo hacía y contaba con el apoyo de su partido. El malestar se palpaba cada día entre ambos socios y los desencuentros fueron múltiples. "Las lentejas" de Fernando Martínez-Maillo —así se refirió al acuerdo con Ciudadanos: "Lo firmamos porque eran lentejas. Las tomas o las dejas"— supuso el empujón definitivo. No había marcha atrás.

El Ministro de Economía, Luis de Guindos y el economista Luis Garicano. (EFE)
El Ministro de Economía, Luis de Guindos y el economista Luis Garicano. (EFE)

Los de centro no dudaron en avanzar en sus conversaciones con los socialistas en un acuerdo en el que sí o sí debía entrar Podemos aunque fuera de forma colateral. Un día antes de que se debatiera la moción de censura para tumbar a Sánchez en la Asamblea Murciana Maillo, coordinador general de los conservadores, viajó a la Región para forzar la dimisión del presidente. Era miércoles a mediodía y Pedro Antonio Sánchez dejaba el Palacio de San Esteban asegurando verse envuelto en una "situación injusta". La crisis de Murcia se resolvía con lo que Ciudadanos consideraba "la opción A": el presidente se marchaba, en su lugar se pondrá otro dirigente del PP sin necesidad de convocar elecciones anticipadas y sin verse obligados a pactar con PSOE y Podemos.

Y esa no fue la única victoria que Ciudadanos saboreó el miércoles. Al mismo tiempo en el Congreso de los Diputados el ministro de Hacienda presentaba el proyecto de los PGE para 2017 com el apoyo de los 32 diputados naranjas. "El acuerdo es incluso mejor de lo que esperábamos" afirmaba Rivera un día antes, dando la primicia de los logros de su formación sin que el PP intentara tapar su éxito. "Los primeros Presupuestos sin recortes sociales, que quede claro", insistía el líder de los liberales. En total, 4.100 millones de euros incluidos en las cuentas del presente ejercicio y destinados a varias 'banderas' con sello naranja. 500 millones para el complemento salarial, 342 millones para un plan contra la pobreza infantil, el aumento de la tarifa plana para autónomos o la bajada del IVA cultural en los espectáculos en directo, incuidos los toros.

El expresidente de la Región de Murcia Pedro Antonio Sánchez. (EFE)
El expresidente de la Región de Murcia Pedro Antonio Sánchez. (EFE)

Los de centro incluyeron alguna que otra victoria inesperada y negociada 'in extremis' el día anterior: la renuncia del Gobierno a subir los impuestos a las bebidas azucaradas y a los hidrocarburos. Una medida que pretendía cumplir con los compromisos adquiridos con Bruselas y que finalmente no serán necesarios. "La reaudación va bien y el objetivo de déficit también", explicaron fuentes económicas de Ciudadanos al anunciar que finalmente no habría subida de tasas.

Otro gesto que permitió a los centristas desfilar por la alfombra del Congreso con aires de éxito. "Cuando los acuerdos se cumplen, las cosas salen bien", insistía el propio líder de Ciudadanos al presentar el pacto de los Presupuestos. Un día más tarde, su secretario general e interlocutor principal en la crisis murciana valoraba la dimisión de Sánchez: "Prometimos estabilidad y regeneración y es lo que estamos cumpliendo". Semanas duras y un matrimonio político que, como todos, tiene horas bajas y horas altas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios