VALERIA TIENE 17 AÑOS

En libertad hermana de Diana Quer tras su detención por amenazar a su madre

Al tratarse de una menor, pasó a disposición de la fiscalía de menores, pero se desconoce si se ha tomado ya alguna decisión sobre ella

Foto: Diana Quer, a la izquierda, junto a su hermana Valeria. (Facebook)
Diana Quer, a la izquierda, junto a su hermana Valeria. (Facebook)

La hermana menor de Diana Quer, la joven de 18 años desaparecida este verano en A Pobra do Caramiñal (A Coruña), ha sido puesta en libertad tras ser detenida por la Policía por supuestas amenazas a su madre, Diana López Pinel. Valeria Quer, de 17 años, se encontraba en la comisaría madrileña de Pozuelo de Alarcón desde que ayer fuese detenida en torno a las 15:00 horas en el domicilio familiar, han señalado fuentes policiales.

Al tratarse de una menor, Valeria pasó a disposición de la fiscalía de menores y se desconoce si se ha tomado ya alguna decisión sobre ella. No en vano, sobre Valeria también se ha centrado el foco informativo en los últimos meses: de hecho, sólo dos días después de desaparecer Diana, escribió una carta pidiendo que se la devolvieran "sana y salva". "Quitadme todo lo que tengo menos a mi hermana", escribió.

Pero la figura de Valeria se convirtió en caballo de batalla de sus padres en el momento en el que la jueza le retiró la custodia a Diana López-Pinel. Al cruce de acusaciones se sumó la declaración de la menor, que hizo de que se mantuviera la medida cautelar de permanecer con su padre, al considerar que existía "un delito continuado de maltrato".

Según publicó 'La Voz de Galicia', que tuvo acceso al auto, Valeria fue "tajante al suplicar" seguir viviendo con su padre y relató varios episodios de maltrato físico. En concreto, habló de "dos palizas" de su madre, sobre la que dijo que no aparecía muchas noches por casa desde que ella tenía 12 años, dejándolas solas y volviendo "en estado ebrio" a altas horas de la madrugada.

El punto álgido llegó en el mes de agosto de este año, cuando Valeria "se autolesionó hasta en tres ocasiones" y tuvo que acudir a urgencias, donde le practicaron tres lavados de estómago por la ingesta de ansiolíticos. Fue aquí cuando los médicos alertaron de lo ocurrido después de ver cómo su progenitora pedía el alta voluntaria de su hija sin permitir que fuera vista por un psiquiatra.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios