COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN INTERIOR

Fernández Díaz sobre las escuchas: "La única conspiración es que querían influir en el 26J"

El exministro centró su exposición en la comisión de investigación del Congreso por el caso de las escuchas en justificar un supuesto complot en plena campaña electoral de las generales

Foto: El diputado del Partido Popular Francisco Molinero Hoyos (i) y el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz (d), hoy en la comisión de investigación del Congreso. (EFE)
El diputado del Partido Popular Francisco Molinero Hoyos (i) y el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz (d), hoy en la comisión de investigación del Congreso. (EFE)

Una conspiración para influir en las elecciones generales. El exministro de Interior Jorge Fernández Díaz ha asegurado —durante la comisión de investigación del Congreso sobre la presunta utilización de medios del Ministerio del Interior para perseguir a políticos independentistas— que la filtración de las escuchas en su despacho pretendía influir en los resultados de las elecciones generales del 26-J. "La auténtica y única conspiración fue perjudicarme a mí como político y al partido que representaba como cabeza de lista en las elecciones [generales del 26-J] por Barcelona", repitió en varias ocasiones Fernández Díaz durante su intervención.

Fernández Díaz sobre las escuchas: "La única conspiración es que querían influir en el 26J"

El exministro centró su exposición inicial en justificar un supuesto complot en plena campaña electoral de las elecciones generales. En esta línea, argumentó que las grabaciones estaban "descontextualizadas" y se difundieron "a cinco días de unas elecciones trascendentales" con la intención clara, aseguró, de "afectar al resultado electoral, y a las hemerotecas me remito, pues ocupó todas las portadas y todos los informativos". Una "auténtica" conspiración, recalcó el exministro, de cuyas palabras se desprende que en ella habrían participado diferentes actores políticos y mediáticos.

La supuesta 'conspiración' contra los intereses electorales del PP en Cataluña iría más allá. En dos ocasiones, Fernández Díaz, que dijo no haber escuchado las cintas, recalcó que él no solicitó el encuentro con Daniel de Alfonso, objeto de las conversaciones, dando a entender una suerte de encerrona. Las grabaciones "pasaron por varias manos" antes de ser filtradas, añadió el exministro, aludiendo a lo reflejado en varios medios. Durante el interrogatorio, aprovechó para condenar la "manipulación" que los partidos independentistas habrían realizado sobre los contenidos de las escuchas.

Fernández Díaz: "Las grabaciones estaban manipuladas" y se difundieron "a cinco días de unas elecciones trascendentales"

Visiblemente contrariado, ha arremetido contra el diputado del PDeCAT Sergi Miquel por las supuestas "manipulaciones y descontextualizaciones", llegando a responderle a este respecto si creía queestaba "hablando con un aprendiz de estas cosas". Todo ello a cuenta de las diferencias sobre si había dicho en las grabaciones "la Fiscalía en fin" o "la Fiscalía te lo afina", como aseguraba el diputado catalán. Preguntado por varios extractos de las conversaciones por el diputado de ERC Gabriel Rufián, como los que aluden a "buscar" escándalos, volvió a negar haber dicho esas frases y se ofreció a someterse a un peritaje para demostrarlo.

La estrategia del ex ministro durante las preguntas de los grupos parlamentarios ha sido desvincularse de las investigaciones por las que fue preguntado. Ni las referentes al 11-M, ni al caso Faisán, ni tampoco al denominado informe PISA (Pablo Iglesias S.A.). A la portavoz del Unidos Podemos, Irene Montero, le respondió que "rotundamente, no" ordenó investigar a Podemos o a Pablo Iglesias, rebajando el informe PISA a un "dossier de prensa que la UDEF remite al Tribunal de Cuentas". En líneas generales, zanjó que "no ordené jamás ninguna investigación ni recibí ningún informe". Sobre los más polémicos añadió que ni los conoció ni era el destinario.

El exjefe de la Oficina catalana Antifraude Daniel de Alfonso, que intervino previamente como compareciente en la misma comisión, negó haber "grabado, custodiado o difundido" las conversaciones con el exministro Fernández Díaz, que hablan de posibles investigaciones a dirigentes de CDC o ERC implicados en el proceso soberanista y de posteriores filtraciones a la prensa. Grabaciones que dijo no haber escuchado "por higiene y salud mental", tan solo fragmentos difundidos en prensa. A pesar de ello, afirmó que estas grabaciones "están manipuladas" y que no ofrecen garantías, por lo que anticipó que no respondería a ninguna pregunta de los grupos parlamentarios centrada en su contenido.

De Alfonso defendió durante su primera intervención: "No he conocido ni conozco ninguna policía contra Cataluña". Su impresión sobre este caso es que se ha llevado a cabo una campaña con intereses políticos del que dijo sentirse "víctima" y, en ningún lugar, "miembro de esa operación, de haber existido", posibilidad de la que dijo dudar. Por otra parte, defendió el trabajo de la oficina, basándose en que tramitó "cientos de expedientes", todos correctamente, añadió, "obedeciendo a las denuncias recibidas, ninguna prefabricada y nunca admití denuncias anónimas".

Daniel de Alfonso, exjefe de la Oficina Antifraude de Cataluña: "No he conocido ni conozco ninguna policía política contra Cataluña"

Sobre la autoría de las grabaciones, De Alfonso las ha atribuido "a quien tuviese la custodia de ellas". Preguntado a este respecto por el diputado del PDeCAT Sergi Miquel, el primero en iniciar el interrogatorio, el exjefe de la Oficina catalana Antifraude ha añadido que "es evidente que yo no las hice, ni las he difundido", entre otras cuestiones, porque entiende que él es uno de los mayores perjudicados por su publicación. "Intuyo que [se grabaron] desde dentro", dijo, pero mostró sus dudas a que también se difundieran desde dentro.

Las primeras pistas sobre quién cree De Alfonso que difundió las grabaciones, de lo cual dijo: "Puedo tener mis ideas, pero desconozco" quién las hizo "con certeza absoluta", llegaron con las preguntas del diputado del PNV Mikel Legarda. Tras negar que pudiese ser el exministro, De Alfonso explicó que "algún diario" apuntó al exjefe de Asuntos Internos de la Policía Marcelino Martín-Blas, lo cual "da a entender" la autoría y "me soporta en mis palabras de que la grabación se hizo desde dentro y se distribuyó ilegalmente". Sobre Martín-Blas, de quien le preguntó directamente el diputado nacionalista, dijo: "No lo conozco pero lo tengo en mi cabeza constantemente".

​Gallos y gallinas

El punto álgido del interrogatorio llegó con la intervención del diputado de ERC Grabiel Rufián. Ambos cayeron en un debate dialéctivo y de descalificaciones mutuas. El diputado llegó a llamar “gallo” a De Alfonso y este le respondió tildándolo de “gallina”. Las llamadas al orden del presidente de la comisión fueron numerosas, hasta el punto de advertir a Rufián de que si sus preguntas continuaban en la misma línea, tendría que proceder a expulsarlo. Todo ello después de pedirle que "no excitase" la comisión más de lo necesario.

Fernández Díaz sobre las escuchas: "La única conspiración es que querían influir en el 26J"

La tensión fue 'in crescendo', hasta que el diputado acabó llamando "gánster" al exjefe de la Oficina Antifraude. La única concesión de Rufián en su duro interrogatorio fue prestarse a "cambiar mamporrero por lacayo". De Alfonso entró al juego en todo momento, amenazando con negarse a responder, entrando en el cuerpo a cuerpo, deslizando que también se reunió con su jefe de filas, Oriol Junqueras. Una situación que desde el grupo popular lamentaron, calificándola de "incidente".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios