LOS PRESUPUESTOS DE 2017 LLEGAN AL CONGRESO

El PSOE se garantiza el apoyo del diputado de Nueva Canarias a su enmienda a los PGE

El nacionalista Pedro Quevedo rechazará con los socialistas el proyecto de ley del Gobierno en su primer trámite, aunque se muestra dispuesto a negociar modificaciones parciales con Montoro

Foto: El diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, el pasado 28 de marzo en el Congreso. (EFE)
El diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, el pasado 28 de marzo en el Congreso. (EFE)

Nueva Canarias votará lo mismo que el PSOE en el debate de totalidad del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2017. Su único diputado en el Congreso, Pedro Quevedo, rechazará las cuentas de este año, que el Gobierno presenta este martes en el Congreso. Otra cosa es que el parlamentario sí tenga disposición a negociar enmiendas parciales. Pero en la primera prueba de fuego de la principal norma económica del Gobierno, la respuesta estará coordinada con los socialistas: no.

La precaria mayoría de la que dispone Mariano Rajoy en el Congreso hace que la atención recaiga intermitentemente sobre el representante de NC. Ya pasó en la investidura, justo cuando pasaron las elecciones generales del 26-J. La suma de PP (137), Ciudadanos (32), PNV (5), Coalición Canaria (1) y Nueva Canarias (1) daba 176, mayoría absoluta. Pero el propio Quevedo ya salió al paso muy pronto para garantizar que votaría una y mil veces no a la reelección del líder del PP. Y en efecto, lo mantuvo: fue el PSOE quien, tras defenestrar a su jefe de filas, Pedro Sánchez, viró a la abstención. Y ahora ha pasado con los Presupuestos. Aunque la mirada se volvió este lunes hacia la formación nacionalista de izquierdas por el PSOE. Por Susana Díaz, en concreto.

Susana Díaz lanza el aviso: como socio electoral que es NC, debería "compartir" la posición sobre las cuentas de 2017 de los socialistas

La presidenta andaluza lanzó el aviso a NC en una entrevista en 'Hoy por hoy', en la SER. Como socio electoral que fue en las elecciones de 2015 y 2016, debería "compartir" la posición sobre los PGE del PSOE, aseguró desde Las Palmas. Poco después, el portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, respaldó las palabras de la candidata: "Hemos compartido una candidatura con Nueva Canarias porque compartimos un proyecto de país, tanto para Canarias como para el resto de España, y por tanto lo razonable es que Nueva Canarias también comparta esta valoración y la posición que va a tener el PSOE en toda la tramitación". Pero no hacía falta el aviso de Hernando. El propio Quevedo ya había confirmado en la SER este lunes que rechazaría los Presupuestos. Ya había dicho "con claridad meridiana" la semana pasada que votaría en contra del proyecto de ley. A la confusión sobre su posicionamiento ayudaron, sin duda, las palabras de Rajoy del pasado sábado en Valladolid, al afirmar que creía contar con el apoyo de "175 diputados y medio" para sacar adelante sus Presupuestos de 2017.

Las dos fases

La tramitación de las cuentas del Estado, que arranca este martes, tiene dos fases bien diferenciadas. La primera es la del debate de totalidad, programado para primeros de mayo. El Gobierno puede pasar el trago con 175 votos (PP, C's, PNV y CC), los mismos que los del resto de la oposición. El reglamento de la Cámara, en su artículo 88, prevé que cuando se produce un empate tres veces consecutivas, decae aquello que se está sometiendo a votación. En este caso, las enmiendas de devolución a las cuentas del Estado. O sea, que en este trámite al Ejecutivo le basta con amarrar 175 apoyos, pero tendría que confiar en que no haya despistes ni bajas inesperadas.

Una vez sorteada la valla del debate de la totalidad, comienza la discusión de las enmiendas parciales y la votación tanto del articulado como de cada una de las secciones que conforman el Presupuesto. Y ahí el PP necesita 176 votos para sacar adelante las cuentas. No le basta con 175. Fuentes parlamentarias precisan que si alguna sección —Sanidad, Presidencia, Fomento...— es tumbada por la oposición en el pleno, el proyecto de ley es devuelto al Gobierno, ya que se considera que si una parte cae, cae el conjunto. Así de hecho ocurrió en 2007: se aprobó un veto parcial (en Vivienda), pero el Ejecutivo socialista de entonces tuvo la suerte de ocurrió en el Senado, con lo que la Cámara Baja, donde disponía de mayoría, pudo levantarlo. Ahora ocurre lo contrario: el PP está muy débil en el Congreso, pero dispone de mayoría absoluta en la Cámara Alta.

Hernando sí había hecho llegar en los últimos días a Quevedo que debería respaldar la enmienda de totalidad del PSOE, y este aseguró que así sería

La previsión con la que trabaja el PP, de hecho, es la de 175 votos en la primera fase, para que no prosperen las enmiendas de totalidad. Y después, haría falta "otro diputado más" para asegurar una tramitación exitosa, según reconoció el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, este lunes. Por eso también Rajoy dijo que contaba con "175 y medio" una vez salvado el primer obstáculo.

Cuentas "injustas" y "continuistas"

Los socialistas han reiterado que su enmienda de devolución a las cuentas de 2017 está asegurada, al ser "injustas" y "continuistas con los recortes". Díaz, en la misma línea, explicó que si España está en la senda de la recuperación económica los PGE "no pueden seguir siendo otra vez de austeridad y sufrimiento", y además "falsean la realidad". Pero en la dirección del grupo están tranquilos, aseguran, porque el apoyo de Nueva Canarias a su iniciativa está "garantizada". Fuentes de la cúpula parlamentaria relataban este lunes que Hernando ha charlado en los últimos días con Quevedo en varias ocasiones. Este le trasladó primero que había conversado con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, porque buscaba su apoyo. Pero después no hubo negociación real y le confirmó que no apoyaría los Presupuestos en el debate de totalidad. "Antonio sí le hizo llegar que debería respaldar la enmienda de devolución del PSOE, y Pedro Quevedo dijo que sí, que sin problemas". Los socialistas, no obstante, sí asumen que NC intentará llegar a acuerdos con el Gobierno en enmiendas parciales.

Antonio Hernando, José Luis Rodríguez Zapatero y la exministra Leire Pajín, este 3 de abril en el Congreso, en la conmemoración de los 10 años de la Ley de Igualdad. (EFE)
Antonio Hernando, José Luis Rodríguez Zapatero y la exministra Leire Pajín, este 3 de abril en el Congreso, en la conmemoración de los 10 años de la Ley de Igualdad. (EFE)


Desde el círculo del diputado nacionalista subrayan que "el PSOE ha tenido información de todo" en estos días, porque las relaciones son muy fluidas. Recuerdan, no obstante, que en el pacto que suscribieron ambas fuerzas en las dos últimas generales no figuraba nada sobre la votación de Presupuestos. Y es cierto: el texto [aquí en PDF] sí compromete a NC a apoyar en la investidura a la Presidencia del Gobierno al candidato socialista, pero también consagra la "autonomía" de las dos organizaciones —Quevedo, de hecho, se sienta desde el comienzo de la legislatura en el Grupo Mixto—, pero también la "coordinación" y la "lealtad".

Conversaciones con Montoro

El parlamentario ya adelantó el miércoles pasado que la víspera había mantenido una reunión "franca y clara" con Montoro en la que este le expuso el escenario general del Presupuesto y la estrategia de negociación con el resto de grupos. Pero advirtió de que le parecía "poco razonable" acercarse a su formación tres días antes de que el Consejo de Ministros diese luz verde al proyecto de ley. Quevedo recalcó que había encontrado buena disposición en el ministro para negociar enmiendas parciales. NC pide, igual que Coalición Canaria, que el Régimen Especial Fiscal (REF) canario salga de la financiación autonómica ordinaria, e incluir en el Presupuesto de 2017 una partida de 480 millones de euros. Así que por parte de la formación nacionalista hay también "buena predisposición" a entenderse con el Ejecutivo. "Y todo esto lo sabe el PSOE", apostillan a este diario fuentes próximas a Quevedo.

NC encuentra buena disposición del Ejecutivo para negociar. La formación demanda que se desligue el REF de la financiación autonómica ordinaria

"Nueva Canarias no ha dado ni un solo movimiento del que no haya informado al PSOE. Otra cosa es que Susana Díaz no esté al tanto de esa tesitura, porque no está en el día a día", señaló el diputado este lunes en la SER, quien recordó que ambas formaciones ya votaron distinto. "Pasó en la investidura. Yo voté no y el PSOE se abstuvo y a mí no se me ocurrió pedirle explicaciones". Quevedo también se quejó, entre risas, de la expresión "175 votos y medio" de Rajoy, informa EFE. "Mal vamos. Si a mí alguien me llama 'medio', lo que hace es distanciarme".

Susana Diaz, este 2 de abril en Arrecife, Lanzarote. (EFE)
Susana Diaz, este 2 de abril en Arrecife, Lanzarote. (EFE)


El Grupo Socialista, por su parte, intentará que sus enmiendas se aprueben "negociando con todos los partidos, porque se pueden configurar mayorías alternativas para sacarlas adelante", según fuentes próximas a Hernando. El PSOE está dispuesto a "hablar con todos", incluido el PP, pero advierte: "Nuestras enmiendas irán en la dirección opuesta a la idea central de las cuentas del Gobierno". Y no hay que olvidar otro elemento: que el partido está sumergido en un difícil proceso de primarias en el que a ningún candidato le interesa parecer próximo a los populares. Y menos a la aspirante alineada con la gestora y lastrada por una imagen más a la derecha: Susana Díaz.

Susana Díaz rechaza un modelo "asambleario" de partido

No al caudillismo. Es un planteamiento que se escucha entre los oficialistas del PSOE y, también, entre los partidarios de Patxi López. La propia ponencia marco recoge ese rechazo a un modelo "asambleario" que los susanistas endosan a Pedro Sánchez. Ella misma ahondó en esa posición durante su entrevista en la SER. No cree en el modelo de "un líder relacionado directamente con la militancia, sin órganos de control", porque lleva a un paradigma de partido "no muy democrático". Los oficialistas repudian un PSOE de líder y bases, sin estructuras intermedias, porque no es la cultura del partido. 

Susana Díaz apostó por regular las consultas a los afiliados (igual que están reglados los referendos en España, en el artículo 92 de la Constitución, subrayó), y dijo no tener problema en que se pregunte a las bases por los acuerdos de gobierno, aunque entonces "habrá que hacerlo a todos los niveles". Recordó que el PSOE-A sometió a refrendo del comité director su pacto con Ciudadanos. El PSOE no es un partido "asambleario", recordó, en la misma línea que el domingo hiciera José Luis Rodríguez Zapatero en 'El objetivo' (La Sexta). "Lo que nunca haré será poner en los hombros de los compañeros mi responsabilidad si tengo una derrota electoral", sostuvo, deslizando que Sánchez quiso esquivar el golpe después de sus batacazos en las urnas. 

La presidenta insistió en varias ocasiones en que lo que se sometía a votación en el "doloroso" comité federal del 1 de octubre, en el que Sánchez dimitió, no era si se sometía a consulta de las bases la abstención a Rajoy, sino su intención de convocar un congreso "en 20 días" y sin tener resuelta la gobernabilidad de España. Si esto no se explica bien, se habla con "las tripas" y se hace "un cóctel", se puede llevar al PSOE a un modelo que no es el suyo. "En un momento en el que el populismo es una amenaza a todos los niveles, hablar a las tripas y a las entrañas de la gente es muy fácil. Yo prefiero hablar al corazón pero también a la razón", sostuvo. No obstante, reconoció que aquel 1 de octubre se cometieron "muchos excesos de toda índole, sobre todo verbales". 

¿Integrará a sus rivales si gana? Díaz aseguró que en el PSOE "cabe todo el mundo" y si se hace con la secretaría general no le importará "a quién haya apoyado cada uno", de modo que intentará contar "con los mejores" y con aquellos que estén dispuestos a "arrimar el hombro". "Yo siempre he aplicado la cohesión, la convivencia", resaltó. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios