LA LUCHA DEL 39º CONGRESO FEDERAL

Sánchez avisa: no hay "dique" que le pare pese a las trabas y al "favoritismo" hacia Díaz

El exlíder arranca su gira tras la convocatoria de las primarias en Gijón, y retoma las quejas por el censo. Promete que abordará la carrera con "respeto" hacia sus adversarios

Foto: Pedro Sánchez, con la senadora Luisa Carcedo y la diputada Adriana Lastra, este 2 de abril en el pabellón de las Naciones de la Feria de Muestras de Gijón. (EFE)
Pedro Sánchez, con la senadora Luisa Carcedo y la diputada Adriana Lastra, este 2 de abril en el pabellón de las Naciones de la Feria de Muestras de Gijón. (EFE)

Pedro Sánchez cree estar montado en una ola imparable que le devolverá a las puertas de Ferraz. Una marea que nació con su derribo en octubre y que el paso de los meses ha ido engordando. Y cree que nada, ni siquiera las "trabas" que le impone, a su juicio, la gestora, ni el "favoritismo" hacia su principal rival, Susana Díaz, podrá detenerla.

Esa fue la idea mollar que trasladó el ex secretario general desde Gijón, en su primer mitin tras la convocatoria formal del 39º Congreso Federal, y la que en buena medida sustanciará su discurso hasta la desembocadura de las primarias del 21 de mayo: Sánchez como el candidato fuera del circuito oficial del PSOE, como el líder que fue depuesto por la ambición de los barones y para entregar el Gobierno a la derecha.

El ex secretario general mantuvo vivo en la ciudad asturiana —la comunidad que preside, por cierto, el capitán de la gestora, Javier Fernández— el hilo del que tiraron ayer los suyos durante el comité federal. Sus representantes retornaron otra vez a las quejas sobre el censo: pidieron que se comunicara el cierre definitivo del censo no el 28 de abril, sino antes del 20 de abril, cuando los aspirantes comenzarán a recoger avales, para tener "definido" así el cuerpo electoral antes de lanzarse a la batalla de las firmas. Su posición solo recibió seis votos, frente a los 192 apoyos que recabó el calendario propuesto por la dirección de Fernández y acordado la víspera con los secretarios de Organización regionales.

Sánchez avisa: no hay "dique" que le pare pese a las trabas y al "favoritismo" hacia Díaz

El portavoz de la cúpula, Mario Jiménez, respondió a las protestas de los sanchistas subrayando que el censo ya está cerrado desde las 00.00 horas del sábado 1 de abril, pero que en estos 28 días se revisarán todas las incidencias y se verificarán las nuevas fichas de alta, a fin de que el proceso sea lo más garantista. También ofreció una cifra provisional de militantes, 177.902, a la que faltan por añadir los afiliados de las organizaciones juveniles de PSOE y PSC que no tienen carné del partido. En cualquier caso, los precandidatos tendrán que recopilar unas 9.000 firmas, el 5% del censo total.

"Algo inaudito"

Sánchez expuso sus quejas nada más comenzar su intervención, que había sido precedida por la de cinco teloneros —la última, la de la diputada nacional Adriana Lastra, coordinadora de su campaña—: recordó que este sábado se aprobaron las normas con las que "se abre el proceso pero no se cierra el censo, algo inaudito". El censo, no obstante, sí está cerrado, solo que la cifra definitiva no se conocerá hasta el 28 de abril. "Lo acatamos, porque pese a las trabas y favoritismos, no habrá dique que pare la fuerza de la militancia socialista, que pare la fuerza del cambio en el PSOE". El exlíder, por tanto, estaba acusando a la gestora de remar a favor de la baronesa andaluza y de programar un congreso a su medida. Los oficialistas, en cambio, advertían ayer de que la estrategia de cuestionamiento constante del proceso por los sanchistas responde a su sensación de que pueden "perder" el congreso.

El exlíder recuerda de continuo su caída el 1 de octubre: "Cultura de partido no es dimitir la mitad de la ejecutiva para derrocar al secretario general"

Como hace en cada mitin, Sánchez se arrogó este domingo, ante unas 3.000 personas (según la organización), la representación de las bases. "Solo hay dos opciones, el PSOE del siglo XXI o el del XX, el de la militancia o el de la abstención [a Mariano Rajoy]. ¡Nosotros queremos un PSOE del siglo XXI y de la militancia! Algunos se molestan cuando decimos que somos la candidatura de la militancia, porque nosotros defendemos los derechos de la militancia", y un partido "creíble, de izquierdas, autónomo, coherente", donde "el secretario general sea elegido y quitado con el voto de los militantes".

Sánchez avisa: no hay "dique" que le pare pese a las trabas y al "favoritismo" hacia Díaz

El exlíder se retrotrae constantemente al 1 de octubre, consciente de que debe mantener ese recuerdo fresco en la memoria de las bases, tal y como explicaban esta semana en su equipo. Este domingo lo volvió a hacer: "Cultura de partido es renunciar a todo para mantener la palabra dada, y no dimitir la mitad de la ejecutiva para derrocar al secretario general", como ocurrió el pasado 28 de septiembre. La referencia a la "cultura de partido" no es baladí, porque Díaz se reivindica como la candidata '100% PSOE', la que representa "sin aditivos" a los socialistas, y la que aboga por un PSOE "ganador" y de gobierno. "Pero de Gobierno socialista, no de derechas", se burló el exlíder.

El poder de las bases

La presidenta de la Junta es la que también goza del apoyo de los grandes aparatos y de los históricos. Sánchez minimiza esos respaldos y subraya que las primarias han de ser "un canto al futuro y no un ejercicio de nostalgia" de lo que hizo el PSOE en el pasado. Por eso instó a las bases a hablar más del mañana y menos del ayer. De hecho, recalcó que a los ciudadanos que viven angustiados porque tienen dificultades para llegar a fin de mes les importa más saber cómo saldrán adelante que quién puso en pie el Estado del bienestar. Y por eso también enfatizó que quiere un PSOE donde "el voto de un secretario general valga lo mismo que el de cualquier militante". En ese punto hiló con su propuesta de que los pactos de gobierno hayan de ser refrendados con el voto de las bases. La ponencia marco oficial, sin embargo, habla de regular las consultas, sin caer en un "asamblearismo ajeno" a la cultura del PSOE.

Las primarias, dice, han de ser "el kilómetro cero del cambio, no el punto final", porque su objetivo es "conquistar el corazón de millones de progresistas"

En el ambiente en Gijón estuvieron presentes las palabras del presidente manchego, Emiliano García-Page, quien ayer vinculó su futuro y el de los barones a la suerte de Susana Díaz. "Se equivocan los que piensan que habrá ganadores y vencidos", sentenció Sánchez, para repetir que después del 21 de mayo "todos" habrán de estar detrás del nuevo secretario general, y este "al lado" de los alcaldes y presidentes autonómicos, todos juntos para batir a la derecha. "Aquí el único que gana es el PSOE, a quien legitiman es a sus 200.000 afiliados, legitiman al conjunto de la organización".

Cientos de personas congregadas en el mitin de Pedro Sánchez de este domingo en la Feria de Muestras de Gijón. (EFE)
Cientos de personas congregadas en el mitin de Pedro Sánchez de este domingo en la Feria de Muestras de Gijón. (EFE)


Sánchez reiteró su apuesta por un PSOE "autónomo" y no "subalterno" al PP, "creíble" y "de izquierdas". Las primarias, dijo, han de ser "el kilómetro cero del cambio, no el punto final", porque su objetivo no es solo vencer el 21 de mayo, sino "conquistar el corazón de millones de progresistas que no se resignan a ver una España en blanco y negro, que esperan que el PSOE renazca y vuelva a gobernar".

Sánchez avisa: no hay "dique" que le pare pese a las trabas y al "favoritismo" hacia Díaz

"¿A mí me vais a hablar de historia?"

El ex secretario general llamó a sus huestes a abordar la carrera "con respeto" a los demás contrincantes, a "debatir con intensidad y convicción" —"ningún adversario mío está en el PSOE, está fuera"—, y proclamó su "lealtad" a quien venza el mes que viene "y al resultado". Aunque esa misma promesa ya se la hizo a la gestora en la negra noche del 1 de octubre.

"Quizá va siendo hora de echar a los mercaderes del templo. Nosotros somos la ortodoxia, la izquierda del partido", asevera la diputada Adriana Lastra

Fueron cinco los teloneros de Sánchez: la senadora Luisa Carcedo; el creador de la plataforma de apoyo en Asturias, René Suárez, la ovetense Delia Losa; el alcalde de Laviana, Adrián Barbón, y la diputada Adriana Lastra, una de sus coordinadoras de campaña. Los dos últimos, los más potentes oradores. "Este debe ser el proyecto de los sueños. ¡Tenemos que soñar, claro que hay que soñar! ¿Me vais a decir a mí, a los socialistas de Laviana, a mí, criado en una casa del pueblo, a mí me vais a hablar de historia? ¡A mí no!", estalló el regidor contra Díaz, sin mentarla.

Sánchez avisa: no hay "dique" que le pare pese a las trabas y al "favoritismo" hacia Díaz

Lastra comenzó recordando aquel 1 de octubre en que la "quebraron" y sintió que su partido la "traicionaba", cómo los oficialistas han minimizado la fuerza de Sánchez, cómo restaron importancia a su parada anterior en Asturias: en El Entrego, en diciembre. "Los dirigentes y 'dirigentas' no entendieron nada —apuntó, en referencia a la baronesa—. No contaban con vosotros. El partido no es suyo. Es de todos. Es de los 180.000 militantes, el PSOE es nuestro y de sus cinco millones de votantes". La parlamentaria ahondó en la imagen de Sánchez como un mártir "crucificado" por los barones, y aprovechando la cercanía de la Semana Santa, echó mano de un pasaje bíblico para retratar a sus adversarios internos: "Quizá va siendo hora de echar a los mercaderes del templo. Nosotros somos la ortodoxia, la izquierda del partido, y van a decir que somos veneno, que se irán al día siguiente", clamó, airada, antes de pedir a sus seguidores que no entren en "provocaciones".

Patxi López llama a reconstruir el "mejor PSOE"

En los actuales "tiempos confusos", los socialistas son "más necesarios que nunca". Lo decía este domingo Patxi López en un acto en San Sebastián en el que participó, junto a otros dirigentes, en la celebración del 40º aniversario del primer congreso del PSE, en el que los socialistas vascos se reivindicaron como "imprescindibles" para el futuro de Euskadi tras cuatro décadas de "compromiso por la libertad y la paz" y pese a los "momentos de dificultad" que atraviesa el PSOE, informa Efe.

Tras repasar la historia y las conquistas socialistas, de libertades y contra el terrorismo del PSOE y el PSE, López se mostró convencido de que, a pesar de los momentos de dificultad que atraviesa el conjunto de España, los socialistas serán capaces de "reconstruir el mejor Partido Socialista".

"El más unido, el más fuerte, el que, desde un proyecto claro de izquierdas, vuelva a representar una nueva esperanza para este país. Lo vamos a conseguir, los socialistas vascos nunca nos rendimos", recalcó, haciendo hincapié en el mensaje de unidad que lleva desplegando toda la campaña

En el Kursaal donostiarra se reunieron este mediodía Ramón Jáuregui y Nicolás Redondo Terreros, los anteriores secretarios generales del partido, sucesores de quien ocupó primero ese puesto, José María 'Txiki' Benegas, recordado hoy por todos ellos. Allí también estaba la actual líder del PSE, Idoia Mendia.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios