españa gana peso en la política de defensa

Trump elige a Rajoy como aliado preferente con Cospedal, Dastis y Morenés de enlaces

El Gobierno de Rajoy apuesta por llevarse lo mejor posible con la nueva Administración estadounidense que encabeza Donald Trump, igual o mejor que con la de Obama

Foto: La ministra española de Defensa, Maria Dolores de Cospedal, conversa con el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis. (EFE)
La ministra española de Defensa, Maria Dolores de Cospedal, conversa con el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis. (EFE)

El Gobierno de Mariano Rajoy ha apostado por llevarse lo mejor posible con la nueva Administración estadounidense que encabeza Donald Trump, igual o mejor que con la de Barack Obama, y el intento de estrechar relaciones empieza a dar sus frutos. Al nombramiento de Pedro Morenés como embajador en Washington (con plácet inmediato) se suma la llamada del secretario de Defensa, James Mattis, a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, para entrevistarse mañana en el Pentágono, un día después de que el titular de Exteriores, Alfonso Dastis, participe en la reunión de ministros de la coalición global contra el Daesh, también en la capital norteamericana.

Esa distinción como aliado preferente que el nuevo Ejecutivo estadounidense otorga a España es señalada en fuentes del Gobierno como un reconocimiento a su situación geoestratégica, pero también a la experiencia en la lucha antiterrorista (la interna y la externa contra el islamismo), e incluso al historial en el manejo de las corrientes de la inmigración ilegal.

"Se ha fijado en los españoles, entre otras cosas, por la influencia que ahora ejerce en la diplomacia y en el Pentágono la generación de funcionarios incorporada en la etapa de Bush y que conoce nuestra trayectoria desde el 11-S". Así explican en fuentes diplomáticas la sintonía alcanzada con el equipo de Trump, al menos con los responsables de la áreas de Defensa y Seguridad.

Trump elige a Rajoy como aliado preferente con Cospedal, Dastis y Morenés de enlaces

En sus planes para garantizar las buenas relaciones con los Estados Unidos, Rajoy se adelantó al destinar a la embajada española a un hombre de su confianza, el ex ministro de Defensa Pedro Morenés, quien ya estaba bien visto en el Pentágono por su trayectoria anterior, su labor dentro de la OTAN y también en los acuerdos para el despliegue de fuerzas estadounidenses en las bases de Rota y Morón.

Washington concedió el plácet con celeridad, un mes, y en fuentes gubernamentales se da por hecho que el nombramiento del ex ministro como embajador figure en los acuerdos del próximo Consejo de Ministros.

La sucesora de Morenés como responsable de Defensa en el gabinete de Rajoy, María Dolores de Cospedal, también ha sido distinguida inmediatamente por la nueva Administración norteamericana. James Mattis, general de Infantería de Marina recuperado de la reserva por Trump para la secretaría de Defensa, pidió entrevistarse con la ministra en el Pentágono la semana pasada y mañana mismo se desplaza Cospedal a Washington para despachar con “perro loco”, apelativo que recibe el veterano militar curtido en las guerras de Iraq y Afganistán.

Según fuentes gubernamentales, Cospedal viaja a Estados Unidos sin un guión previo para la entrevista. La ministra conoció a Mattis en la cumbre de la OTAN celebrada en febrero, reunión en la que el secretario de Estado de Defensa transmitió el mensaje de su jefe: “América cumplirá con sus responsabilidades, pero si vuestras naciones no quieren ver cómo modera su compromiso con esta alianza tiene que haber una muestra de apoyo a nuestra defensa común”.

El presidente de EEUU, Donald Trump. (EFE)
El presidente de EEUU, Donald Trump. (EFE)

La ministra repite que España cumplirá con sus compromisos de reforzar en esfuerzo en seguridad y defensa tal y como la OTAN fijó en 2014 para que todos sus miembros incrementen su presupuesto hasta el 2 por ciento de su PIB. Desde los recortes en esa materia iniciados por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y continuados por Mariano Rajoy, España no llega al 1 por ciento.

Ahora el Ejecutivo quiere subir ese porcentaje en los próximos ejercicios hasta recuperar la inversión previa a la crisis para cumplir con el compromiso de la Alianza Atlántica. Pero al mismo tiempo quiere hacer valer la importancia de la contribución de España a la defensa occidental con las bases de Morón y Rota, donde la Marina de los Estados Unidos mantiene una importante fuerza frente al norte de África para ser desplegado en cualquier momento.

Las Fuerzas Armadas españolas ya están en las misiones internacionales en todos los países del Sahel amenazados por la infiltración de los yihadistas y para frenar el tráfico de seres humanos de que controlan las mafias de la zona.

Este miércoles también está en la capital estadounidense el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, para participar en una reunión de la Coalición internacional que lucha contra el Estado Islámico, de la que forma parte España.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios