PROTESTAS DE ANTIMILITARISTAS

Tanques, bazucas y balas: así es la feria militar que no quiere Carmena

Cerca de 180 expositores exhiben sus armas e instrumentos en Homsec, que este año ha levantado la polémica entre los grupos antimilitaristas y el ayuntamiento

Foto: Un visitante de la feria posa con un arma. (M. Z.)
Un visitante de la feria posa con un arma. (M. Z.)

Carros de combate descomunales, misiles de dos metros, metralletas y balística de todo tipo se exhiben hasta el jueves en Madrid en la feria Homsec, especializada en seguridad y defensa, para deleite de delegaciones internacionales, multinacionales militares y algún curioso, en una cita que este año no ha estado exenta de polémica por las protestas y la falta de apoyo del Ayuntamiento de Madrid con la retirada de su sello.

Probar un bazuca o hacerse un selfi con un fusil

José Luis Cortina (i), junto a Morenés. (Foto cedida)
José Luis Cortina (i), junto a Morenés. (Foto cedida)

Entre los 180 expositores del evento, se despliega un desfile de uniformes, trajes y demostraciones en directo de algunos aparatos (obviamente, los menos peligrosos). Un visitante prueba cómo es mirar a través de un bazuca apuntando a una simulación de una guerra, otro se hace una foto orgulloso con un fusil o se asoma a un carro blindado, a la vez que en otro punto, una pareja prueba divertida un dron con capacidad para transportar hasta 10 kilos de carga. También unos militares consultan lo último en calcetines y gorros de uniforme. Los puestos de la Policía, la Armada y el Ejército son los que más distraen a los visitantes, que quieren conocer mejor cómo son las herramientas con las que trabajan día a día las Fuerzas de Seguridad.

Sin embargo, la parte más interesante de la feria tiene lugar a puerta cerrada, donde empresas y potenciales compradores charlan tranquilamente. “Aquí no se vende, se viene a hacer contactos y fuera se cierran los acuerdos”, explica Antonio Manzano, subdirector del grupo Atenea, que organiza el evento. El presidente de este grupo no es otro que José Luis Cortina, quien estuvo al frente de la Agrupación Operativa de Misiones Especiales del Cesid durante el 23-F. Su nombre siempre ha estado ligado al golpe, aunque fue absuelto por falta de pruebas.

[Vea el álbum con todas las armas de la feria]

“El objetivo es que las industrias presenten sus innovaciones a los gobiernos, que son los que compran —tanto de España como de otros países—, y a los usuarios finales: Policía, Ejército...”. Arabia Saudí, México o Estados Unidos ya se han paseado con sus delegaciones en la primera mañana de la feria. “México ha mandado una delegación muy grande, están preocupados por su seguridad”, explica Manzano. Pedro Morenés, antiguo ministro de Defensa, y Juan Ignacio Zoido, actual ministro de Interior, también han acudido a la apertura. Sin embargo, hace algunas semanas, el ayuntamiento de Manuela Carmena pidió en una carta a la organización que retirase del cartel de la feria su logotipo, negando así su apoyo a la celebración.

El tanque de Santa Bárbara-General Dynamics en exposición. (M. Z.)
El tanque de Santa Bárbara-General Dynamics en exposición. (M. Z.)

Feria “militar” camuflada de “seguridad”

Aunque la firma lleve el título de Salón Internacional de Tecnologías de Seguridad Nacional, las empresas puramente militares ocupan varios de los puestos de la feria. Las empresas MBDA, especializada en misiles, o Navantia, en buques de guerra, son algunas de las más vistosas de la muestra. También Santa Bárbara-General Dynamics, con un gran carro de combate en el centro del pabellón, blanco de los objetivos de cámaras y pantallas.

“Es una feria de armas militar encubierta, por mucho que se llame de 'seguridad', y prueba de ello es que cerca de 10 o 15 firmas solo se dedican a producción militar; además de gobiernos del exterior, también van empresas de seguridad privadas y multinacionales de defensa, contratistas que luego ofrecen sus servicios a los gobiernos en las guerras”, denuncia Pere Ortega, investigador sobre paz y desarme del Centre Delàs.

Desde la organización de Homsec se defienden: “Es utópico pensar que no hacen falta armas para proteger a la sociedad, todos necesitamos protegernos como país, como también lo hacemos cuando echamos el pestillo de casa”, asegura Manzano.

Es una feria de armas militar encubierta, y prueba de ello es que cerca de 10 o 15 firmas solo se dedican a producción militar

La empresa MBDA vende sus misiles únicamente para España, aunque no estemos en ninguna guerra: “Es necesario tener misiles, porque sirven para disuadir, que otros países sepan que tienes esa capacidad”, asegura Daniel García, director general en España, en un puesto con varios modelos de misil: desde los más pequeños para que sea el propio soldado en que los transporte a la espalda a otros de dos metros que se lanzan desde aviones. La feria también es una oportunidad para ellos, para hacer sinergias o colaboraciones con otras empresas, como incorporar misiles a aviones o barcos.

Un misil en la feria Homsec (M.Z.)
Un misil en la feria Homsec (M.Z.)

La ciberseguridad es la mayor innovación que presenta la feria, con sistemas de detección, cifrado, escuchas, comunicaciones seguras o sistemas de manejo remoto: “La técnica ya ha llegado a un buen nivel de desarrollo y ahora la ciberseguridad es el gran desafío”, explica Manzano.

Protestas de los antimilitaristas

Sin embargo, la mañana de la apertura no comenzó tranquila. La entrada del evento se tiñó de rosa, de mano de la plataforma antimilitarista Desarma Madrid, cuando una veintena de manifestantes se echaron pintura por encima y lanzaron aviones de papel en la entrada del Ifema, en Madrid, que acoge el evento. Con un cartel con el lema 'Siria, Libia, Yemen, Palestina, Irak, Libia', denunciaron que las empresas asistentes venden armas para países en guerra, el mismo motivo por el que se manifestaron por la tarde en la Puerta del Sol. Por su acto durante la mañana del martes, fueron detenidos y puestos en libertad a las pocas horas.

“España es el sexto mayor exportador de armas del mundo y no podemos estar de acuerdo con que empresas españolas vendan sus armas a gobiernos como el de Arabia Saudí, que está masacrando Yemen”, asegura Enrique Quintanilla, miembro del grupo. “Tampoco con que las partidas presupuestarias superen a las de otras como Sanidad”. Señalan con nombres y apellidos a empresas como MBDA, la de los misiles, de la que denuncian que exhiban sus productos: “Como si se presentaran collares en un bazar, sin referencia a sangre, muertos, destrucción”.

Si un Gobierno se interesa por nosotros, no podemos ponerle trabas; somos una empresa y tenemos que vivir

De puertas para adentro, este dilema no parece perturbar a los expositores. En la feria no pueden comprarse armas ni munición, y en España no pueden adquirirse sin permisos, aunque sí en otros países, como Estados Unidos. En la empresa sevillana Drone Tools acaban de recibir precisamente la visita de un miembro de la embajada estadounidense, aunque sospechan que “solo quería información”. Sus drones están especializados en la incorporación de distintas herramientas, y reconocen el doble uso que se les puede dar: “Los drones pueden utilizarse para salvar vidas, para llevar harina, pero también podrían transportar ántrax", asegura Nicolás Zapata, uno de los fundadores. "Si un Gobierno se interesa por nosotros, no podemos ponerle trabas, aunque esté en guerra, porque somos una empresa y tenemos que vivir”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios