HACIA EL 39º CONGRESO FEDERAL

Zapatero apoya y defiende a Díaz: pone al socialismo alemán como espejo del cambio

El expresidente explicita su respaldo a la baronesa y la define como una "magnífica candidata" con "todas las condiciones" para poder liderar el PSOE. Recuerda el 'efecto Schulz' en Alemania

Foto: José Luis Rodríguez Zapatero y el economista estadounidense Jeffrey Sachs, durante su diálogo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, este 14 de marzo. (EFE)
José Luis Rodríguez Zapatero y el economista estadounidense Jeffrey Sachs, durante su diálogo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, este 14 de marzo. (EFE)

No es ningún secreto: José Luis Rodríguez Zapatero defiende y respalda a Susana Díaz como nueva líder del PSOE. Cree que reúne "todas las condiciones" para sacar al partido de la postración, que puede compatibilizar sin problemas su cargo de presidenta de la Junta con el de máxima responsable de los socialistas. Pero también se fija en lo que ha sucedido fuera, en el alemán SPD, donde un simple cambio de candidato —la apuesta por el expresidente del Parlamento Europeo Martin Schulz— ha hecho crecer las expectativas electorales de la formación, hasta el punto de poner en peligro la continuidad de Angela Merkel como canciller.

El expresidente del Gobierno aún no se había pronunciado públicamente desde el anuncio de Díaz de su postulación como aspirante a la secretaría general del PSOE. Este martes no le quedó más remedio que hacerlo: era una de las dos estrellas del acto montado por la gestora para arropar la elaboración de su ponencia marco del 39º Congreso. La otra, el prestigioso economista estadounidense Jeffrey Sachs. Ambos fueron invitados a departir sobre el futuro de la socialdemocracia en el mundo global, y ante la presencia de otro experto de peso, Alan Krueger, presidente del Consejo de Asesores Económicos de Barack Obama de 2011 a 2013.

El expresidente protagoniza un diálogo con el economista estadounidense Jeffrey Sachs, en el marco de la elaboración de la ponencia congresual

Zapatero fue abordado por la prensa antes de su multitudinaria charla en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, preguntado por el lanzamiento de Díaz. "Creo que es una magnífica candidata, tiene todas las condiciones para liderar el partido". Y la acompañará en su estreno del 26 de marzo en la capital, como ya adelantaba este periódico. El exjefe del Ejecutivo subrayaba que "no sería una sorpresa" su asistencia al acto. A las críticas de Pedro Sánchez y Patxi López por las dificultades para compatibilizar la presidencia de la Junta de Andalucía y el liderazgo del PSOE, Zapatero recordó que él pudo ser secretario general y a la vez dirigir el país desde la Moncloa. "Cada uno tiene la capacidad que tiene de trabajar", añadió.

"¿Y si ahora ganamos en Alemania?"

Durante el coloquio con Sachs, introducido por los coordinadores de la ponencia, Eduardo Madina y José Carlos Díez, y moderado por la periodista y exsecretaria de Estado de Comunicación Nieves Goicoechea, Zapatero no hizo referencia explícita al proceso congresual del PSOE. Pero sí podían leerse referencias a él en sus palabras. Lleva "oyendo desde niño" aquello de la "teoría de la crisis de la socialdemocracia", pero él no se cree ni comparte, porque "la democracia es cíclica", y a veces depende de cada país. Fue entonces cuando recurrió al ejemplo del SPD, que ha elegido "un nuevo líder", a Martin Schulz, y pese a haber gobernado en coalición con la derecha en la última legislatura, se encuentra en las encuestas por encima de la democracia cristiana de Angela Merkel, cuando antes estaba 10 puntos por debajo. "¿Y si ahora ganamos en Alemania?", se preguntó el expresidente, que aventuró que entonces habrá titulares que anuncien la "vuelta de la socialdemocracia".

La socialdemocracia tiene que explicar, ambicionar, ganar y tener orgullo de lo que encarna: ha sido la ideología con más avances

Y aún hubo otro momento en el que glosaba, de forma tácita, la figura de Díaz: "La socialdemocracia tiene que explicar, ambicionar, ganar y tener orgullo de lo que representa, que ha sido la ideología con más avances para los más necesitados y humildes en la historia". Una de las expresiones fetiche de la baronesa andaluza es que ella persigue "un PSOE ganador", reconocible, identificable por los ciudadanos y que no renuncie a su pasado. De hecho, el expresidente tiró de su sempiterno optimismo y auguró que su partido ganará "pronto", vencerá en las "próximas elecciones" generales.

Susana Díaz, el pasado 4 de marzo, en un mitin con militantes y simpatizantes en Sevilla. (EFE)
Susana Díaz, el pasado 4 de marzo, en un mitin con militantes y simpatizantes en Sevilla. (EFE)


Zapatero enfatizó que la socialdemocracia tiene la "gran responsabilidad" de afrontar el actual momento, "que no es ni más fácil ni más difícil que otros momentos de la historia". "Es el tiempo que nos toca vivir. Nos parece siempre el más importante, pero si uno le pone perspectiva, se dará cuenta de que nuestras generaciones anteriores, nuestros antepasados, tuvieron momentos muy difíciles", abundó. El expresidente hizo patria de partido: recalcó que el PSOE es la fuerza política "que más ha cambiado España", la que "más transformaciones democráticas y sociales" ha logrado.

La victoria del 14-M de 2004

Hoy era un día propicio para la nostalgia. Se cumplían 13 años desde la primera victoria en las urnas de Zapatero, la del 14 de marzo de 2004, en un país traumatizado por la tragedia del 11-M. Todavía ahora, dijo, en muchos sitios adonde viaja le recuerdan los avances de sus Gobiernos, como el aumento de las ayudas de la cooperación española en muchos países latinoamericanos y africanos. O la retirada de las tropas de Irak que ordenó nada más aterrizar en la Moncloa, cumpliendo así su "compromiso electoral". "Pero, 13 años después, digo que a mí me importan más que las victorias pasadas, las victorias que tenemos que tener en el futuro inmediato como partidos socialistas", remarcó, entre los aplausos del público que abarrotaba (y asfixiaba) la sala del Círculo de Bellas Artes. Minutos antes Madina había reivindicado "con enorme orgullo" la etapa del exlíder socialista en el Ejecutivo.

Zapatero apoya y defiende a Díaz: pone al socialismo alemán como espejo del cambio

Parte de la charla con Sachs estuvo centrada en el análisis del nuevo tablero internacional tras el cambio de color de la Casa Blanca. "Hay oportunistas del malestar" que "incluso llegan a ser presidentes", sostuvo, en referencia a Donald Trump, que "fracasará si no rectifica su programa proteccionista". Pero para Zapatero su aterrizaje no es motivo para que Europa y la socialdemocracia se plieguen. "Somos especialistas en combatir a presidentes de Estados Unidos. ¡Y puedo decir que no pasa nada! ¡Aquí estoy! Es más, pasan cosas positivas", presumió, refrescando en los asistentes la imagen del plante al paso de la bandera americana en el desfile del 12 de octubre de 2003, como señal de protesta por la invasión de Irak. Lo positivo de aquel capítulo, que le costó años de frialdad diplomática con Washington, fue la felicitación que aún le llega cuando viaja por haber cumplido su palabra.

Sachs carga duramente contra Trump: "Hay una persona inestable que ocupa el lugar de presidente de EEUU y es muy peligrosa"

Zapatero recibió un "Happy birthday" de Sachs por el aniversario del 14-M. El economista, reconocido como uno de los más importantes del mundo, cargó duramente contra Trump: "Hay una persona inestable que ocupa el lugar de presidente de EEUU y es muy peligrosa". La "noticia buena" es que el mandatario, "al no tener estabilidad psicológica, no podrá tener un pensamiento coherente a largo plazo". El experto aludió a la necesidad de hacer frente a la crisis medioambiental global, a la pérdida de población en Europa o a cómo los gobiernos y el sector privado deben "trabajar conjuntamente" para asegurar la educación de todos los niños africanos y poder poner fin a la pobreza extrema. Sachs confesó un "secreto": los Objetivos de Desarrollo Sostenible, de los que él es una referencia en todo el planeta, son en realidad los "objetivos socialdemócratas", los que los partidos progresistas deben tener en mente.

Los asistentes al diálogo entre Zapatero y Sachs. Entre ellos, los exministros Leire Pajín, Trinidad Jiménez, Miguel Sebastián y Miguel Ángel Moratinos, este 14 de marzo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. (Inma Mesa / PSOE)
Los asistentes al diálogo entre Zapatero y Sachs. Entre ellos, los exministros Leire Pajín, Trinidad Jiménez, Miguel Sebastián y Miguel Ángel Moratinos, este 14 de marzo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. (Inma Mesa / PSOE)


En la sala Gómez de la Serna del Círculo se podía ver a varios vips, como los exministros de Zapatero Trinidad Jiménez, Miguel Sebastián, Leire Pajín, Miguel Ángel Moratinos y Valeriano Gómez; altos cargos de sus Gobiernos como Fernando Moraleda o la diputada Soraya Rodríguez, y dirigentes como el portavoz en el Senado, Tini Álvarez Areces; la eurodiputada y ex vicesecretaria general Elena Valenciano; el parlamentario extremeño Nacho Sánchez Amor; la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva; el exbarón castellanoleonés Julio Villarrubia o los ediles del Ayuntamiento de Madrid Puri Causapié, Antonio Miguel Carmona y Chema Dávila. La representación de la gestora estuvo liderada por el portavoz, el andaluz Mario Jiménez.

Zapatero llegó rodeado de una enorme expectación y se marchó igual, con una nube de periodistas y reporteros siguiéndole y preguntándole por Díaz. Él no dijo más, pero había lanzado, sin desprenderse de su sonrisa, lo importante: que él quiere a la presidenta andaluza en Ferraz, que la apoya y que hará lo que pueda para que venza.

El paso adelante de Díaz visibiliza la fractura en tres del Grupo Socialista

Que el Grupo Socialista en el Congreso estaba ya dividido es una obviedad. De un lado, los partidarios de Pedro Sánchez, los más visibles. Y de otro, los demás. La confirmación del paso adelante de Susana Díaz ha hecho, sin embargo, que la fractura en tres partes se evidencie con más claridad

Este martes sacó la cabeza el expresidente asturiano y parlamentario Antonio Trevín. En declaraciones a los medios, salió a defender la candidatura de la presidenta andaluza y pidió al resto de sus compañeros a que hagan pública su posición, puesto que los sanchistas sí están plenamente identificados. Los diputados en el Congreso, razonó, son de alguna manera el espejo o la "referencia para los militantes"

Trevín glosó las virtudes de Díaz: "Valentía, confianza y autonomía". Valentía, porque es "la que más arriesga en este momento" y el PSOE necesita esa actitud. Confianza, porque tiene "ambición de gobierno". Y autonomía porque busca un espacio para el PSOE "independiente del PP y de Podemos". El parlamentario subrayó que Díaz no aproximará el partido a la formación de Pablo Iglesias (como quiere Sánchez), porque eso conduciría a una situación como la de IU, una fuerza que ha quedado "diluida" dentro de Podemos. 

Los susanistas creen ser "mayoría" dentro del grupo en el Congreso, y esperan vencer en todos los territorios. Incluida Asturias, aseguró Trevín. Aunque eso no está tan claro, porque los sanchistas, encabezados en el Principado por la diputada Adriana Lastra, han logrado hacer un enorme roto a Javier Fernández, también jefe de la gestora. "Necesitamos un liderazgo que dé al militante socialista y también al votante la sensación de que es posible de nuevo ver a un PSOE ganador y con su líder convertido en presidente", añadió Trevín, para quien "nadie mejor que Susana" reúne esos requisitos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios