velasco sería el coordinador de justicia

Justicia negocia un sueldo de 128.000€ para sacar al incómodo juez Velasco de Púnica

El Ministerio de Justicia quiere que el actual instructor del caso Púnica sea el representante español en un proyecto europeo. Francia e Italia critican las exigencias salariales marcadas por España

Foto: El juez Eloy Velasco. (EFE)
El juez Eloy Velasco. (EFE)

El Gobierno de Mariano Rajoy ha ofrecido un suculento caramelo al juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco para que sea el representante español en un nuevo programa financiado por la Comisión Europea, llamado PAcCTO. El caramelo se traduce en un sueldo bruto anual de 104.000 euros, que con otros suplementos adicionales (seguro médico, tique de comida, ayuda para el colegio de los hijos...) se eleva a los 127.723 euros, según los datos a los que ha tenido acceso El Confidencial. El problema es que los socios europeos del proyecto, sobre todo Francia e Italia, tienen dudas sobre el nombramiento de Velasco y han criticado las exigencias salariales presentadas por el Ministerio de Justicia que dirige Rafael Catalá.

Justicia está empeñado en que Eloy Velasco ocupe uno de los puestos asignados a este programa, a pesar de que no era el candidato preferido por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), según fuentes del órgano de gobierno de los jueces. El CGPJ ofreció una terna de nombres al ministerio, pero Justicia prefiere a Velasco. Su elección conllevaría obligatoriamente que el magistrado tenga que dejar uno de los juzgados más molestos en estos momentos para el PP, el de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, que investiga la trama Púnica y el caso Acuamed. Ambas instrucciones salpican a cargos públicos del PP. Sobre todo la primera. La pieza secreta de Púnica indaga sobre la presunta financiación ilegal del PP de Madrid, pieza en la que está imputado el exgerente Beltrán Gutiérrez.

España y Francia llevaban más de un año pugnando por el liderazgo de este proyecto, bautizado PAcCTO, un programa de cooperación para la lucha contra el crimen transnacional entre América Latina y la Unión Europea de cinco años de duración, en el que también participan Italia y Portugal. En septiembre de 2016, el punto muerto se desbloqueó acordando una dirección compartida entre Francia y España. Cada país nombrará un director para el proyecto. Por debajo de ellos habrá dos administradores y tres coordinadores técnicos, uno elegido por Francia para el área policial, otro elegido por España para el área judicial y otro elegido por Italia para el área penitenciaria. Aquí entra en juego Velasco, el candidato español para ser el coordinador técnico de Justicia.

La elección de Velasco por parte de España, no obstante, no ha sentado nada bien en la Comisión Europea, según explican fuentes europeas asociadas al proyecto, ya que el Gobierno de Rajoy "no ha hecho un proceso de selección transparente de su candidato" y ha estado durante meses poniendo sobre la mesa de la negociación exigencias que no han gustado. La primera, que la sede principal del programa esté en Madrid, lo que ya se ha acordado. Y la segunda, que los candidatos españoles tengan las mismas retribuciones que sus compañeros europeos, que obviamente deben ganar más porque contarán con primas y pluses de expatriación por trabajar en el extranjero. El programa tenía que haber empezado el 1 de enero, pero no ha sido posible. Ahora se ha fijado como nueva fecha de salida el 1 de mayo. Todo dependerá de que Francia e Italia acepten las exigencias salariales de España. La directora para América Latina de la Comisión Europea, Jolita Butkeviciene, es partidaria de alcanzar ya un acuerdo y no demorar más el programa, según las mismas fuentes.

Jolita Butkeviciene, directora para América Latina y El Caribe, en el centro de la imagen. (Foto: CE)
Jolita Butkeviciene, directora para América Latina y El Caribe, en el centro de la imagen. (Foto: CE)

¿Por qué esa falta de acuerdo? España ha exigido que el salario de sus representantes sea el mismo que el de sus homólogos europeos, cuando estos cuentan obviamente con primas de expatriación porque van a trabajar en Madrid, fuera de sus países. "Francia e Italia han mostrado su malestar por este punto. Las peticiones salariales de España pueden contradecir la normativa europea y no sabemos si soportarían una auditoría del Tribunal de Cuentas Europeo". Por ejemplo, España ha propuesto que el coordinador de Justicia, puesto reservado para Eloy Velasco si no hay sorpresas de última hora, tenga un salario bruto de 91.730 euros. Como la sede estará en Madrid y no hay prima de expatriación, se negocia además un plus de 2.753 euros en concepto de incremento salarial anual del 3% (para igualar a la prima de expatriación), una compensación de exclusividad de 5.000 euros y una compensación por pérdida de escalafón de ascenso de 4.500 euros. Así, el sueldo bruto anual se eleva a los 104.000 euros.

Si Velasco es finalmente el elegido y acepta el nombramiento, guardaría su plaza en la Audiencia Nacional. El sueldo de los funcionarios europeos no está sujeto al impuesto nacional sobre la renta. En su lugar, se aplica un gravamen comunitario (una retención en el pagador), que revierte directamente al presupuesto de la Unión Europea. Este gravamen es progresivo y su tipo está comprendido entre el 8% y el 45% de la base salarial imponible. El salario neto mensual del coordinador de Justicia, una vez deducidos impuestos, se quedaría en 4.383 euros. A esta cantidad hay que sumar otros costes salariales que conlleva el puesto: 2.000 euros de seguro sanitario, 1.350 euros de tique comida y 1.375 euros de tique guardería. Complementos que elevarían la retribución anual a 127.723 euros brutos.

La imagen de Velasco en América Latina

El programa PAaCTO persigue la mejora de la cooperación entre jueces, policías y la administración penitenciaria para fortalecer la lucha contra el crimen transnacional organizado, un proyecto en el que participan la Unión Europea y la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (Celac). El posible nombramiento de Velasco tampoco gusta entre los socios europeos "por el impacto que puede tener en determinados países de América Latina, que a lo mejor no querrán colaborar". Debido, sobre todo, a los antecedentes judiciales del magistrado español. En 2010, el juez Velasco emitió 12 órdenes internacionales de detención contra exmiembros de ETA que se refugiaban en Venezuela (alguno de ellos, trabajando para el Gobierno de Hugo Chávez) y contra varios miembros de las FARC colombianas, provocando un importante incidente diplomático entre Madrid y Caracas. La influencia de Venezuela puede calar en la actitud de otros países amigos, señalan las fuentes antes mencionadas. Velasco también lleva la instrucción del asesinato de los sacerdotes jesuitas españoles en El Salvador en 1989. La defensa de los 17 exmilitares procesados ya intentó la recusación del juez, sin éxito.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios