polémica campaña de la plataforma

El fiscal pide inmovilizar el autobús de Hazte Oír para evitar que altere la paz pública

El ministerio público pide al Juzgado de Guardia que el vehículo deje de circular como medida cautelar tras abrir diligencias de investigación por un posible delito de odio

Foto: Imagen del polémico autobús.
Imagen del polémico autobús.

La sección de elitos de odio y discriminación de la Fiscalía Provincial de Madrid ha pedido al Juzgado de Guardia que prohiba circular al autobús de Hazte Oír que transita por las calles de Madrid con el mensaje 'Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo'. El ministerio público argumenta que existe un "riesgo de perpetuación de la comisión del delito así como de la alteración de la paz pública y de creación de un sentimiento de inseguridad o temor entre las personas por razón de su identidad u orientación sexual, y concretamente entre los menores que puedan verse afectados".

El fiscal superior de la Comunidad de Madrid, Jesús Caballero Klink, había ordenado horas antes abrir diligencias de investigación en relación con la iniciativa de Hazte Oír, que viene a responder a una campaña que apoya la transexualidad infantil en el País Vasco. Tras las denuncias de la Delegación del Gobierno en Madrid y de la Policía Municipal, que ya había inmovilizado el vehículo en una nave de Madrid, el representante del ministerio público entiende que la "leyenda" que aparece impresa en el vehículo "podría ser constitutiva de un delito contemplado en el artículo 510 del Código Penal", referido al discurso de odio, y ordena remitir las diligencias a la sección de delitos de odio de la Fiscalía Provincial de Madrid, que ahora podría decretar que se tomen "las medidas legales oportunas para la cesación de la conducción presuntamente delictiva".

El lema que puede leerse en el autobús de Hazte Oir, que pretendía recorrer las principales ciudades de España, fue lanzado por la organización como reacción a la campaña publicitaria que hace unos días impulsó en el País Vasco y Navarra la asociación de familias de menores transexuales Chrysallis Euskal Herria, que decía 'Hay niños con pene y niñas con vulva'. El Centro Jurídico Tomás Moro, que apoya en este punto a Hazte Oír, ha defendido que lo que dice el autobús es "un mensaje científicamente irreprochable" que quiere reaccionar contra "la imposición totalitaria de la ideología de género y contra el adoctrinamiento de los menores".

El vehículo acaba de recorrer sus primeros kilómetros esta mañana cuando la Policía Municipal de Madrid ordenó su inmovilización, que ahora ha sido reclamada judicialmente por la Fiscalía. Gran parte de las ciudades españolas que tiene aún previsto recorrer el autobús están estudiando las posibilidades legales que existen para impedir que el vehículo y su mensaje sean visibles en sus calles. HazteOir insisten había convocado a los medios de comunicación a las 12 horas en la madrileña plaza de Cibeles para hacer una presentación pública.

La Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid remitió un escrito al Ministerio Fiscal que recogía los hechos narrados en el Informe de la Abogacía del Estado sobre la polémica campaña, denuncia que ha derivado en la mencionada apertura de diligencias por parte del departamento dirigido por Caballero Klink y en la posterior petición de no circulación. El documento de la Abogacía recoge que su circulación podría ser constitutiva de los delitos tipificados en el artículo 510.1 a) y 510.2 A) del Código Penal, ambos relacionados con delitos cometidos con ocasión del ejercicio de los derechos fundamentales y de las libertades públicas garantizadas por la Constitución.

El vehículo salió de cocheras este lunes y su polémico recorrido inicialmente previsto por las calles de Madrid ha levantado un gran rechazo social, político e institucional en las ciudades que tiene previsto recorrer en los próximos días. El 'tour', según la hoja de ruta inicial prevista por la asociación, incluye la presencia en Valencia (1-2 de marzo), Barcelona (3), Zaragoza (4), Pamplona (5-6), San Sebastián (7-8), Bilbao (9-10) y Vitoria (11-12).

No hay unanimidad a la hora de actuar: algunos ayuntamientos estudian si hay posibilidades legales de impedir la circulación del vehículo

La plataforma tenía previsto 'quemar rueda' por España porque, como defiende el presidente de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, su campaña “reconoce un hecho de la biología y defiende la libertad ideológica y de expresión” en un momento en el que está “amenazada por el 'lobby' gay y sus tentáculos en la política y en los medios” de comunicación. “El autobús no pretende discriminar ni ofender a nadie”, asegura de forma categórica para justificar esta iniciativa contra las leyes de adoctrinamiento sexual. "Se está violando el derecho que tenemos como padres a educar a nuestros hijos conforme a nuestra conciencia", remarca para denunciar la "avalancha de insultos y amenazas de muerte" recibidas en Twitter.

La Policía Local de Madrid inmoviliza el bus contra los menores transexuales de la asociación ultraconservadora Hazte Oír

Sobre el papel, la campaña publicitaria tiene como fundamento publicitar el libro '¿Sabes lo que quieren enseñarle a tu hijo en el colegio? Las leyes de adoctrinamiento sexual', pero en esencia se trata de una respuesta a la iniciativa a favor de la transexualidad infantil que llevó a cabo a principios de año la asociación de familias de menores transexuales Chrysallis Euskal Herria, con carteles en marquesinas de los autobuses de las tres capitales vascas y en Pamplona, y en el metro de Bilbao, bajo el lema 'Hay niñas con pene y niños con vulva', que tuvo un gran eco mediático y social. De hecho, este colectivo ultraconservador denunció esta campaña, que fue objeto de ataques, ante la Fiscalía de Guipúzcoa por “corrupción de menores”, si bien esta ha archivado recientemente las diligencias por “no ser los hechos denunciados constitutivos de delito”, según ha sabido El Confidencial.

La reacción de HazteOir a la campaña de Chrysallis no se quedó ahí, con la decisión de recurrir a la vía judicial, sino que esta asociación trató de responder con la misma moneda, con otra campaña publicitaria en las mismas marquesinas y en el metro de Bilbao a principios de febrero con el lema que ahora se recoge en el autobús, si bien las empresas que gestionan la publicidad en los transportes municipales de estas ciudades la vetaron, según ha denunciado Arsuaga. Ahora, no es casualidad que las tres capitales vascas y Pamplona estén señaladas en rojo en un 'tour' que, de momento, cuenta con paradas en ocho ciudades españolas (el autobús permanecerá dos días en cada parada en Euskadi y Navarra, mientras que en otras ciudades solo estará un día).

En respuesta a esta campaña, la Policía Municipal de Madrid ha paralizado el vehículo en base al incumplimiento de dos ordenanzas municipales: la de Movilidad y la de Publicidad Exterior. Ahora, el ayuntamiento liderado por Manuela Carmena pondrá en conocimiento de la Fiscalía la puesta en circulación de este autobús. Valencia, Vitoria, Pamplona o San Sebastián ya han anunciado que están analizando las posibilidades legales que existen para impedir la circulación del autobús por sus calles. En el caso de la ciudad del Turia ya ha anunciado que "vigilará" al autobús para evitar que haga paradas en sus calles. Además, izará la bandera de la transexualidad.

El clamor en contra de la campaña de HazteOir crece a nivel social, político e institucional, pero a la hora de actuar no hay unanimidad de criterios. El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado que paralizará el autobús y sancionará a la asociación con multas de hasta 3.000 euros. Pero en contra del criterio de Madrid o Barcelona, el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, ha asegurado que el ayuntamiento no tiene “potestades” para impedir que el autobús circule por la ciudad, a pesar de rechazar la campaña. La actuación municipal, según ha relatado, se puede llevar a cabo si hay alguna ocupación de espacio público. “Las posibilidades que tiene la institución son las que son, las que la ley nos deja”, ha aseverado en una primera valoración de urgencia, al ser interpelado por los periodistas. Vitoria tampoco las tiene todas consigo y trata de encontrar un resquicio legal para vetar al autobús, porque “no encaja con una ciudad diversa, moderna y tolerante con las distintas opciones sexuales”. Del mismo modo, el Ayuntamiento de Pamplona analiza las opciones existentes para frenar una iniciativa que “contraviene el respeto a la diversidad”, según se refleja en un texto aprobado por la Junta de Portavoces.

El 'tour', según la asociación, pasará por Valencia, Barcelona, Zaragoza, Pamplona, San Sebastián, Bilbao y Vitoria

Pero a nivel político sí hay fuerzas que entienden que hay sustento legal para dejar sin gasolina al autobús. Equo argumenta que la Ley General de Publicidad “prohíbe cualquier mensaje que atente contra la dignidad de las personas”, por lo que ha instado a las instituciones a impedir la circulación de este vehículo “tránsfobo”. Como Equo, muchos partidos han solicitado a los gobiernos regionales que actúen en contra de esta campaña, entre ellos PSOE, Ciudadanos o Podemos, bajo el argumento de que se “incita al odio y a la vulneración de las leyes y normas de convivencia”. En Cataluña, la dirección general de Igualdad de la Generalitat ha trasladado el contenido de la campaña a la Fiscalía de Delitos de Odio. En Euskadi, el Gobierno vasco ha denunciado la campaña, pero no ha emprendido ningún tipo de acción.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
84 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios