El pp canario no censura la actuación

El carnaval de Las Palmas corona entre críticas a una provocadora virgen Drag

Su 'performance' no dejó indiferente a nadie por sus referencias religiosas a la Virgen y a la crucifixión de Cristo. De hecho, muchos quieren saber si se hubiera atrevido a lo mismo con el Islam

Drag Sethlas se ha proclamado el nuevo Drag Queen de Las Palmas de Gran Canaria con un número transgresor que encendió al público del certamen en su 20 aniversario y que no ha dejado indiferente a nadie por sus referencias religiosas a la Virgen y a la crucifixión de Cristo. Llegó literalmente como una virgen -vestido como una imagen de María y a ritmo de 'Like a prayer' de Madonna-, pero no fue ningún milagro que Sethlas se coronase Drag Queen del carnaval de la capital grancanaria.

Habitual en el podio en ediciones anteriores, Sethlas logró por fin la banda de 'reinona' de las fiestas de la ciudad con un repertorio de acrobacias imposibles sobre unas plataformas infinitas, pero sobre todo, con la estética rompedora de un dragcrucificado, con su corona de espinas y su lanzada en el costado. La reacción de las más de 6.000 personas que presenciaron en directo su actuación en el parque de Santa Catalina ya hacía presagiar dos cosas: el segundo puesto que obtuvo en 2016 podía quedársele corto y era muy probable que su provocación trajera cola.

De hecho, de inmediato pudieron leerse todo tipo de mensajes al respecto en Twitter -donde la gala drag fue tendencia mundial-, desde quienes proclamaban que Sethlas acababa de regalar al público el mejor número en dos décadas de certamen, hasta quien se preguntaba si se hubiera atrevido a lo mismo con el Islam o quien se tomaba su 'performance' como una suerte de contestación a la doctrina de la Iglesia católica sobre la homosexualidad.

Le acompañaron en un ajustado podio de las 'reinonas' Drag La Tullida, en segundo lugar; Drag Orión, en tercero y Drag Íkaro y Drag Vulcano, como finalistas. Como salida de un cuento, 'La Bella Tullida' bailó con una bestia muy peculiar, que incluyó todo el 'atrezzo' de la tradicional historia de Beaumont. 'La Tullida' se dejó elevar por su equipo de baile, que abandonó pronto sus personajes para lanzar a la protagonista al palmarés de las drag, en medio de volteretas de vértigo, que culminaron con un beso de película.

Por su parte, Drag Orión presentó una España diferente en su sátira-espectáculo por el que desfilaron Beyoncé, Whitney Houston, Belén Esteban y Julio Iglesias. Las pezoneras de su comitiva de acompañantes tampoco pasaron desapercibidas y dejaron para el balance de la gala el baile más atrevido de la noche.

PP y Coalición Canaria reaccionan

Las reacciones no se han hecho esperar. Mientras el 'popular' Ángel Sabroso ha hablado de "transfresión máxima" y de "provocación" sin criticar abiertamente la actuación, Coaliación Canaria sí lo ha hecho. "Falta de respeto a la religión católica y a los creyentes entre los que me incluyo", ha escrito una concejala de esta formación en su perfil de Twitter.

Gente anónima ha aplaudido el atrevimiento de Drag Sethlas mientras que otros han criticado con dureza la utilización de imágenes religiosas.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios