HACIA EL 39º CONGRESO FEDERAL

El PSOE se divide en tres almas para elaborar su ponencia económica del congreso

Los economistas de referencia toman partido: Manu Escudero y Cristina Narbona, por Sánchez; De la Rocha Vázquez, por López, y Díez, el hombre de la baronesa, coordina el documento oficial

Foto: José Carlos Díez y Eduardo Madina, coordinadores de la ponencia económica y política del PSOE, el pasado 26 de enero. (EFE)
José Carlos Díez y Eduardo Madina, coordinadores de la ponencia económica y política del PSOE, el pasado 26 de enero. (EFE)

El PSOE reescribe su propuesta económica. Pero no con una sola mano, ni siquiera lo plasma por ahora en un solo documento. Sumergido como está en una cruenta batalla congresual con un casi seguro trío de candidatos, no basta con la ponencia oficial. Es la hora de marcar diferencias, aunque en la mayor parte de los casos sean más de matiz y de retórica que reales. Porque los economistas de cabecera del partido se conocen de sobra entre ellos y han trabajado mucho juntos en la elaboración de documentos, y saben que hay una posición común bastante consolidada. Los contrastes obedecen en muchas ocasiones a las distintas trayectorias de cada uno de ellos y a sus áreas prioritarias de trabajo.

Pedro Sánchez ha tirado de Manuel Escudero y de Cristina Narbona. Patxi López, de Manuel de la Rocha Vázquez. Susana Díaz aún no ha dado el paso, pero su experto de referencia es quien coordina la parte económica de la ponencia del 39º Congreso Federal, el mediático José Carlos Díez. Pero ellos no son los únicos que preparan la renovación del proyecto: son imprescindibles nombres como Valeriano Gómez, o Jonás Fernández, ambos miembros (como De la Rocha) del plantel de participantes del documento congresual, que este sábado cogerá forma con la celebración del foro económico en Madrid.

[Consulta en PDF el panel de integrantes de la ponencia marco]

De la última lista se ha caído Jordi Sevilla. Exministro de Administraciones Públicas, fue reclutado por Pedro Sánchez para coordinar el área económica de su programa electoral de las generales, lo integró en sus dos 'gobiernos en la sombra' y le incorporó al reducido club que negoció sin éxito su investidura tras los comicios del 20-D. Sevilla, ubicado por sus compañeros en el ala socioliberal del PSOE, retornó a la empresa privada, a la consulta de comunicación Llorente & Cuenca, como vicepresidente de Contexto Económico. Por eso ahora está fuera de la guerra interna y no apoya a ningún candidato. No va "con nadie ni contra nadie", como él mismo dice.

Jordi Sevilla, el coordinador del área económica del último programa electoral, está fuera de la pugna interna, al haber regresado a la empresa privada

Esa es una de las razones por las que Sánchez no ha podido tirar de él en su última aventura, la del intento de la reconquista del poder del PSOE. Por eso y porque le interesaba galvanizar en la mente del militante la idea de candidato del ala izquierda del partido. Y para tal propósito le ayudaban más perfiles como los de Escudero y Narbona. El primero coordinó, entre 1986 y 1991, y por indicación del entonces todopoderoso Alfonso Guerra, su mentor político, el llamado 'programa 2000', que involucró "a más de un millón de ciudadanos sobre el futuro político, económico y cultural de España". Fue después director del programa de Josep Borrell como candidato socialista a la presidencia del Gobierno, y parlamentario por Madrid apenas dos meses (noviembre de 2003-enero de 2004). Entre 1991 y 2005 fue directivo del Instituto de Empresa; entre 2005 y 2010, director de las redes globales del Pacto Mundial de la ONU en Nueva York y director general de Deusto Business School entre 2010 y 2014.

Pedro Sánchez, con la exministra Cristina Narbona, el pasado 20 de febrero, en la presentación de su proyecto. (EFE)
Pedro Sánchez, con la exministra Cristina Narbona, el pasado 20 de febrero, en la presentación de su proyecto. (EFE)


Renta básica universal

Manu Escudero, vinculado al guerrismo como el otro coordinador del documento de Sánchez, el sociólogo José Félix Tezanos, no ha estado nunca desligado de la vida del PSOE. De hecho, colaboró (como José Carlos Díez, por cierto) en la redacción del programa de las generales del 20-D y del 26-J, junto a Jordi Sevilla y al entonces secretario de Economía de la ejecutiva federal, Manuel de la Rocha Vázquez. Escudero defendió en aquel momento la apuesta por una renta básica universal —un salario para todo ciudadano por el hecho de serlo—, pero ni Sevilla ni De la Rocha la vieron clara y la desecharon, pero ahora él sí la ha incorporado al proyecto de Sánchez, aunque sin especificar el coste de la medida.

Escudero y Narbona ayudan a anclar a Sánchez en el ala izquierda. Ninguno integra la ponencia, aunque la exministra sí aceptó enviar "sugerencias"

Como rebaten otros economistas del PSOE, "hay discusión en el ámbito académico si es en realidad una propuesta de izquierdas o de derechas", puesto que ha sido defendida en foros mundiales como Davos como una respuesta a la desaparición de puestos de trabajo por la automatización de muchas tareas. En cualquier caso, Escudero representa la socialdemocracia más clásica dentro del PSOE. Igual que la exministra de Medio Ambiente y miembro del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) Cristina Narbona, que ha participado en la redacción del documento de Sánchez con Jorge Fabra, presidente de Economistas frente a la Crisis, colectivo al que ella también pertenece, y que nació para rebatir la apresurada reforma del artículo 135 de la Constitución.

"Todos nosotros hemos contestado el panorama dominante, hemos sido muy críticos con la política económica de España aplicada incluso por los Gobiernos socialistas, y que ha sido una de las causas de nuestra pérdida de credibilidad. La socialdemocracia ha coincidido en ocasiones con la derecha y ha contribuido a la desregulación, y ahora paga las consecuencias de ese descrédito", sostienen desde el entorno de la exministra, que aporta una nítida visión ecologista a la política económica.

Ni Narbona ni Escudero están integrados en la ponencia oficial que coordina Díez. Pero la extitular de Medio Ambiente sí aceptó enviar "sugerencias", y así lo hizo antes de la presentación del documento de Sánchez, el pasado lunes, añadiendo comentarios al índice preparado por el coordinador, y remitiéndoselos también a Patxi López.

El economista Manuel de la Rocha Vázquez, el pasado junio. (EFE)
El economista Manuel de la Rocha Vázquez, el pasado junio. (EFE)


Quien sí forma parte del elenco de relatores de la ponencia económica es Manuel de la Rocha Vázquez, madrileño de 44 años, licenciado en la Universidad Autónoma y máster en Política Económica por la Columbia University. Él es el que asesora al exlendakari en materia económica. El candidato ha lanzado algunas propuestas propias, como aproximar la presión fiscal española a la media europea, o la apuesta por un salario mínimo en todo el continente.

Los que no se pronuncian

De la Rocha participa este sábado en los debates del foro económico montado por Ferraz y que abre el presidente de la gestora, Javier Fernández. En la ponencia oficial también colaboran el exministro de Trabajo Valeriano Gómez —uno de los dirigentes que ha llevado la negociación con el Gobierno en cuestiones sensibles como la subida del salario mínimo o la relajación del objetivo de déficit para las comunidades— y el eurodiputado asturiano Jonás Fernández, uno de los cuadros jóvenes del partido al que sus compañeros presumen mayor proyección.

El veterano exministro Valeriano Gómez y el joven eurodiputado Jonás Fernández forman parte del elenco de participantes del documento marco

Gómez se adscribe al ala socialdemócrata clásica del PSOE, y muy sensible con el mundo sindical, igual que la que fuera su secretaria de Estado de Empleo, Luz Rodríguez, miembro de la ejecutiva de Sánchez, del que acabó muy distanciada, y ahora redactora de la ponencia congresual. El exministro es una de las personas de confianza de Fernández y uno de los veteranos más respetados en las filas socialistas, amén de un economista "más cerca de las cuestiones salariales, de pensiones, del control bancario y del sostenimiento del Estado de bienestar", como glosa una dirigente que lo conoce bien. Jonás Fernández, de 38 años, es máster de Economía y Finanzas por el CEMFI (una prestigiosa institución creada por el Banco de España), y ha desarrollado su carrera profesional de la mano del exministro Carlos Solchaga, de cuyo bufete se convirtió en economista jefe, hasta que entró en las listas de las europeas de 2014. También colaboró en el programa de las generales. Ni Gómez ni Fernández han tomado aún partido públicamente por ninguno de los candidatos.

El exministro Valeriano Gómez, en agosto de 2014. (EFE)
El exministro Valeriano Gómez, en agosto de 2014. (EFE)


Díez tampoco lo ha hecho, aunque en su caso ni podrá votar en las primarias, porque no es ni militante. Pero su cercanía a Susana Díaz es incontestable. De hecho, su misma designación al frente de la parte económica de la ponencia ya fue toda una demostración de fuerza de la presidenta andaluza y de su evidente influencia en la gestora. De hecho, lo previsible es que la baronesa andaluza asuma en su integridad el documento congresual, sin marcar distancias con el canon presentado por Díez. El antiguo economista jefe de Intermoney fue fichado por su tirón mediático, aunque precisamente eso le jugó una mala pasada en su debut. No obstante, él no se ha separado demasiado del 'mainstream' socialdemócrata, aunque la diferencia sustancial con el resto de sus compañeros es que no tiene carné del partido.

La mayoría de los economistas y dirigentes socialistas consultados por este diario insisten en que es erróneo ubicar a los distintos nombres mentados en una escala de izquierda-derecha. Como señala uno de los directamente implicados en la redacción del programa de los generales, casi todos ellos colaboraron entonces, y las diferencias "no son tantas". "En los ochenta, sí tenía sentido esa división, pero no ahora. Los candidatos se acogen a los eslóganes de 'marketing', todos cogen el catálogo de novedades", indica. Los matices vienen dados, y aquí coinciden todos los contactados, por su formación, su trayectoria académica y profesional, su carrera en la gestión pública y sus áreas de trabajo. "¿Quién tiene el 'izquierdómetro'? Entiendo que Pedro se quiere posicionar en la izquierda, pero yo no diría que las propuestas de Manu Escudero están más a la izquierda o son más revolucionarias que las que planteen De la Rocha o José Carlos. Los tres se saldrán muy poco del programa electoral", remata esta fuente.

La evolución 'forzosa'

La reflexión es compartida por los tres sectores: las diferencias entre los aspirantes al trono de Ferraz no vendrán tanto por las cuestiones económicas, sino por el modelo de partido por el que apuesten, la política de alianzas que busquen o el sistema territorial que defiendan. Estos son temas más espinosos, y los que generarán mayor expectación mediática.

Las diferencias económicas son más de matiz o en función de la trayectoria académica y profesional. Las posturas se han ido acercando

En el círculo de Sánchez piden esperar a conocer las medidas económicas recogidas en la ponencia y en las otras dos candidaturas para opinar, pero reconocen que aunque hay discrepancias puntuales (comercio internacional, reforma laboral, energía, fiscalidad...), las diferencias "no son insalvables". "Nuestro propósito es provocar debate internamente y que el PSOE se dirija a un espacio más progresista", señalan. En el entorno de Narbona recuerdan, por ejemplo, que cuando ella y Sevilla formaban parte de la ejecutiva de José Luis Rodríguez Zapatero, y luego en su Gobierno, sí había divergencias más notables. "Jordi también ha evolucionado", añaden.

Esa es otra de las conclusiones más colectivas: que los años de durísima crisis, la gestión deficiente de los ejecutivos socialdemócratas —a veces poco distinguible de la de los gobiernos conservadores—, y el crecimiento de la desigualdad han provocado un "corrimiento" de las cabezas económicas del PSOE y de sus formaciones hermanas.

El presidente de Asturias, Javier Fernández, acompañado de Jonás Fernández, en la campaña de las europeas de 2014. (EFE)
El presidente de Asturias, Javier Fernández, acompañado de Jonás Fernández, en la campaña de las europeas de 2014. (EFE)

"La socialdemocracia está enmendándose, todo el mundo piensa que la deriva del capitalismo exige más control, más medidas", convergen los colaboradores de López. Ese giro a la izquierda lo ha dado el mismo PSOE desde su salida de la Moncloa: primero con la conferencia política de 2013, luego con sus programas del 20-D y el 26-J y ahora previsiblemente se rematará en la ponencia congresual.

"La relación entre Estado y mercado es pendular a lo largo de la historia —analizan fuentes próximas a Valeriano Gómez—, y ahora estamos regresando a la preeminencia del primero. Eso ha hecho que nosotros mismos hayamos acercado posturas". Jonás Fernández, sin embargo, cree que los cambios obedecen al contexto, al hecho de que la política económica responde al entorno en el que actúa, y el de hoy no tiene nada que ver con el que por ejemplo se encontró Zapatero en 2004.

Foro 'España 2020'

Por tanto, las discrepancias entre esas distintas almas del PSOE son "más semánticas que reales". "Pedro le ha dado a su documento un revestimiento retórico más izquierdista, pero en las medidas concretas habrá pocas diferencias", aducen en el gabinete económico de López. Y no las habrá porque los documentos de los últimos años han sido muy "consensuados" y trabajados por todas las familias socialistas. "Se hará con más o menos gritos, con más o menos histeria, pero en el fondo se apunta a lo mismo", coinciden fuentes cercanas a Gómez. Prueba de ello es que las críticas al proyecto de Sánchez no han llovido tanto a la parte económica, sino sobre todo a su modelo de partido y a su apuesta por una España "plurinacional".

Lo que marcará la confrontación entre los candidatos será el modelo de partido, la política de alianzas o la cuestión territorial

La definición del nuevo proyecto arranca este sábado en Madrid con la celebración del foro económico 'España 2020: una economía sostenible social y ambientalmente', que se compondrá de dos paneles por la mañana y tres comisiones por la tarde, tras las cuales Díez relatará las conclusiones. La parte política de la ponencia, la que coordina el diputado Eduardo Madina y la que es más conflictiva internamente, se cerrará en un mes, el 25 de marzo. El paso siguiente será la aprobación del borrador por el comité federal que convoque el 39º Congreso.

Sánchez y López continúan su gira

Pedro Sánchez y Patxi López prosiguen su recorrido por España a la espera de que Susana Díaz dé el paso. El exsecretario general reapareció en Burlada (Navarra), en un mitin en el que reunió a más de 500 fieles. Fue teloneado por el secretario de Organización del PSN, Santos Cerdán, uno de sus más firmes apoyos, y Maite Esporrín, concejala socialista en Pamplona. En primera fila, la secretaria general del PSN, María Chivite, la baronesa que sí se ha decantado más a su favor. Pero ella no tomó la palabra. 

Sánchez reiteró su discurso, sin introducir apenas novedades. Pero sí quiso responder al presidente aragonés, Javier Lambán, quien el martes le descalificó con dureza, al decir de él que en su documento había mostrado una versión "absolutamente roja y radicalizada", que no se le había conocido "jamás". "Sí, nuestro color favorito es el rojo. El rojo del PSOE", escribió incluso en Twitter.

López recorrió este viernes Fraga y Monzón, ambos en Huesca, y el domingo estará en Burgos. Su web ofreció desde este viernes la posibilidad de colaborar en la financiación de su campaña a través de 'crowdfunding'. En su página, posibilita a sus simpatizantes que donen 10, 20, 30, 50 euros o bien otra cantidad, y también les facilita un número de cuenta por si quieren hacer una transferencia bancaria. La campaña del exlendakari, se dice en su web, está "comprometida con la transparencia y el respeto a las buenas prácticas", y el objetivo de esta iniciativa de micromecenazgo es "mantener su autonomía" y "garantizar su viabilidad" hasta las primarias de mayo. 

Díaz, por su parte, replicó en una entrevista en Canal Sur Radio a Sánchez, que se ha proclamado el candidato de la izquierda del partido. "Jamás" va a permitir que nadie "haga divisiones y enfrente a socialistas de un lado o de otro", ya que en el PSOE todos son socialistas y todos "de izquierda".

Este tipo de "debates maniqueos" no caben en el partido, sostuvo. "Jamás voy a hablar mal de un compañero, quiero a mi partido y voy a hablar siempre con respeto de lo que hemos sido, de los 140 años de historia que tenemos", añadió, sin desvelar aún cuándo anunciará su candidatura. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios