condenada a 18 años de cárcel

Ingresan a Rosario Porto, madre de Asunta, tras ingerir una gran cantidad de pastillas

Ha sido traslada al hospital universitario de La Coruña desde la cárcel de Texeiro precisamente el mismo día en el que se le iba a cambiar de centro penitenciario para cumplir el resto de la pena

Foto: Hospitalizada la madre de Asunta tras una sobredosis de pastillas en prisión. (EFE)
Hospitalizada la madre de Asunta tras una sobredosis de pastillas en prisión. (EFE)

Rosario Porto, madre de la niña Asunta y condenada por su muerte, ha sido trasladada a un centro hospitalario después de ingerir un elevado número de pastillas en prisión.

Según informa 'La Voz de Galicia' durante la mañana de este viernes ha sido traslada al hospital universitario de La Coruña desde la cárcel de Texeiro precisamente el mismo día en el que iba a cambiar de centro penitenciario, en concreto al de A Lama, para cumplir lo que le queda de condena tras haber asesinado, junto a su exmarido Alfonso Basterra, a su hija. El diario 'La Opinión' afirma que está ingresada en cuidados intensivos tras ser encontrada en su celda inconsciente.

Ingresan a Rosario Porto, madre de Asunta, tras ingerir una gran cantidad de pastillas

Esta no es la primera vez que Porto ha querido acabar con su vida. Cuatro años antes de la muerte de su Asunta comunicó a una psiquiatra del centro sanitario La Robleda, en Santiago de Compostela, que "tenía deseos de morir". La psiquiatra, que relató los hechos durante el juicio, explicó que tenía un notorio cuadro de "ansiedad, angustia y tristeza" remarcando que en aquel momento Rosario suponía un riesgo para ella misma. También recordó que, según muestra su historia clínica, "cuando era joven" sufrió un episodio de intento de "autoeliminación". Aún así, y en contra del criterio de los médicos, la madre de Asunta pidió el alta voluntaria tras ese ingreso en 2009.

18 años de cárcel para Rosario y Alfonso Basterra

Fue en noviembre de 2015 cuando el Tribunal Superior de Justicia de Galicia condenó a Rosario Porto y Alfonso Basterra a 18 años de cárcel por el asesinato con el agravante de parentesco de su hija adoptiva Asunta. Así, el jurado consideró probado, por unanimidad, que ambos suministraron de común acuerdo y repetidamente a Asunta, durante al menos tres meses antes de su muerte, un medicamento que contenía lorazepam y que el padre fue el encargado de comprar este fármaco, al menos en tres ocasiones entre julio y septiembre. También se estableció que ambos serían incapacitados para ejercer la patria potestad, tutela, guarda o acogimiento durante esos años.

Del mismo modo, apoyaron el hecho de que ambos, "puestos de común acuerdo para acabar con la vida de su hija", le suministraron una cantidad tóxica de este medicamento el día 21 de septiembre de 2013 en el transcurso de una comida familiar y que, después de las 18:15 horas, Asunta fue hasta la vivienda de Montouto (Teo) en compañía tanto de Rosario Porto como de Alfonso Basterra.

El veredicto también consideró probado que los acusados "asfixiaron a su hija Asunta" en la vivienda de Montouto en un periodo comprendido entre las 18:33 y las 20:00 horas del 21 de septiembre, aplicándole compresión sobre la boca y la nariz. Finalmente, determinó que fue atada de brazos y piernas en un momento próximo a la muerte con cuerdas plásticas de color naranja y que, cuando falleció, la víctima "no pudo defenderse" porque estaba bajo los efectos del lorazepam.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios