el sexto año más cálido en españa en medio siglo

El pulso de las renovables al carbón rebaja las emisiones de gases invernadero

Los gases causantes del cambio climático se reducen en un 3% en 2016. Las energías renovables cubren casi la mitad de la generación eléctrica mientras el consumo de carbón cae un 30%

Foto: Chimeneas expulsando vapor en una planta energética de carbón. (EFE)
Chimeneas expulsando vapor en una planta energética de carbón. (EFE)

Al estallido de la crisis económica en 2007 siguieron ocho años de continuas rebajas en la emisión de gases invernadero. El porcentaje llegó a reducirse en 40 puntos desde ese año hasta 2014, cuando la expulsión de CO2 superó en un 14% las de 1990, el año base acordado en el Protocolo de Kioto. Los firmantes del acuerdo se habían comprometido a que sus emisiones no superarían el 15% las de 1990.

Por primera vez en veinte años, España se mantuvo por debajo de ese umbral acordado en Kioto. Según las estimaciones para 2016 del Observatorio para la Sostenibilidad, los gases invernadero expulsados a la atmósfera son un 3,13% inferiores a las del año anterior. El informe presentado por el organismo, que se adelanta en un año a los datos oficiales, destaca la aportación de las energías renovables, que el año pasado cubrieron un 40,8% de la generación eléctrica y van ganando terreno al carbón.

La quema de este combustible para la generación eléctrica se redujo en cerca de un 30,6% en 2016, mientras que el consumo de petróleo y el de gas natural crecieron un 3% y un 1,4%, respectivamente. En cuanto a las renovables, la eólica aportó el 19,3%, la hidráulica el 14,6%, la fotovoltaica el 3,1% y la termosolar el 2,1%.

A pesar de este progresivo cambio, el observatorio reconoce que “es difícil evaluar” si la reducción en las emisiones en 2016 es fruto al descenso en el consumo de carbón o es resultado de “las escasas estrategias y políticas puestas en marcha en los últimos años por el Gobierno”. La rebaja de CO2 en el sector del transporte podría deberse, según el informe del instituto, al aumento de los precios de los combustibles y a la reducción de desplazamientos laborales y de mercancías debido a la crisis. El observatorio, sin embargo, apunta también a las políticas municipales a “medios menos contaminantes” para las comunicaciones, como los sistemas de alquiler de bicicletas o metros ligeros.

El descenso en los niveles de gases de efecto invernadero desde 2007 sigue sin ser suficiente para que España deje de ser uno de los países industrializados “donde más han aumentado las emisiones” desde 1990. El observatorio advierte de que el país “sigue necesitando un importante esfuerzo para la etapa posterior al Protocolo de Kioto”.

Uno de los informes más recientes del Observatorio para la Sostenibilidad recopiló los principales focos industriales que emitieron CO2 durante 2015, el último año disponible. Tan solo diez empresas generaron el 69,4% de los gases, es decir 95,2 millones de toneladas. Endesa se sitúa al frente, con 33,3 millones de toneladas, seguida por Repsol y Gas Natural Fenosa. De los 337 millones de toneladas totales de gases de efecto invernadero expulsadas, el 40,4% corresponden al sector industrial y energético, mientras que el restante 59,6% se refiere a fuentes de emisión difusas, como los gases producidos por los vehículos, los hogares o derivados de la agricultura.

La mayor presencia de dióxido de carbono en la atmósfera no presenta riesgos para la salud pública a corto plazo, pero sí tiene un papel decisivo en el cambio climático. "De esta forma, aumentarán las temperaturas, habrá más sequías y más golpes de calor", advierte el ecólogo Fernando Prieto. El biólogo Raúl Estévez, miembro del Observatorio de Sostenibilidad, alerta de que "ya se observan evidencias" del cambio "en la biodiversidad, temperaturas y precipitaciones".

El sexto año más cálido en medio siglo

El informe del observatorio recoge que el de 2016 fue un año “muy cálido”, con una temperatura media de 15,8 grados que supera en 0,7ºC a la normal. Las anomalías llegaron a superar un grado de diferencia en algunos puntos de la costa mediterránea y del Pirineo, con un mes de enero que resultó ser el más caluroso desde el comienzo de la serie en 1965.

Tras una primavera con valores más fríos, rebajando la media en 0,5ºC menos, el verano volvió a ser extremadamente cálido, el tercero con mayores registros en 50 años. También el otoño se situó por encima de los valores normales, con temperaturas medias que se situaron 1,4ºC por encima de la normal en septiembre y 1,5ºC en octubre. Los termómetros también marcaron valores superiores en diciembre, con una media de 0,6ºC por encima de los registros habituales.

Serie de temperaturas medias anuales en España desde 1965.
Serie de temperaturas medias anuales en España desde 1965.

Los datos recopilados dejan a 2016 como el sexto año más cálido desde el comienzo de la serie en 1965 y el quinto más cálido en lo que va de siglo. Los registros más altos se recogieron en el observatorio de Córdoba Aeropuerto el 6 de septiembre, donde el mercurio se situó en 45,4ºC. El aeropuerto de Sevilla y Murcia alcanzaron los 44,8ºC y los 44,6ºC, respectivamente, un día antes. El observatorio apunta que en muchos observatorios de la mitad sur peninsular, así como en algunas estaciones del interior de Galicia, las temperaturas máximas se situaron por encima de los 40ºC a lo largo del verano.

Un análisis de la Organización Meteorológica Mundial OMM sitúa 2016 como el más caluroso desde que se registran temperaturas. “Los indicadores a largo plazo del cambio climático causado por el hombre alcanzaron nuevos valores máximos en 2016”, avanzó el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas. “Las concentraciones de dióxido de carbono y de metano aumentaron vertiginosamente hasta alcanzar nuevos récords. Ambos contribuyen al cambio climático”, concluyó.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios