sentencia del caso nóos

Un año en espera o la cárcel que Urdangarin elija: esta semana se decide su futuro

El tribunal convocará una vista para decidir sobre las medidas cautelares que reclamen las partes, entre las que se encuentra la posibilidad del ingreso en prisión

Foto: Imagen de archivo de Iñaki Urdangarin con la infanta Cristina de Borbón. (EFE)
Imagen de archivo de Iñaki Urdangarin con la infanta Cristina de Borbón. (EFE)

El futuro penitenciario de Iñaki Urdangarin se conocerá en los próximos días. El fiscal anticorrupción Pedro Horrach pedirá previsiblemente el ingreso inmediato en la cárcel del marido de la infanta Cristina de Borbón, que fue condenado el pasado viernes por la Audiencia Provincial de Palma a seis años y tres meses de prisión en el marco del caso Nóos, en la vistilla de medidas cautelares que tendrá lugar en cuanto el tribunal fije el momento. Sin embargo, Horrach no descarta imponer una fianza para que el exduque pueda eludir la prisión. "La gravedad de las penas ya implica un cierto riesgo, con lo que se deben adoptar la medidas necesarias para minimizar este riesgo", señaló el representante del ministerio público poco después de conocerse la resolución.

La Audiencia de Palma determinará en breve el día y la hora en que tendrá lugar la vistilla, en la que las acusaciones pedirán las medidas cautelares que consideren oportunas en función del riesgo de fuga que entiendan que existe, del arraigo del condenado y de otros parámetros, como la existencia o no de causas pendientes, que en el caso del exjugador de balonmano no se dan, ya que este es el único procedimiento judicial en el que está inmerso. El ingreso en prisión, la retirada del pasaporte o la personación periódica de Urdangarin en sede judicial son algunas de las medidas que finalmente podría fijar la sala.

Horrach aclaró también que ahora tiene que estudiar los argumentos de la sentencia, que tiene más de 700 páginas, para valorar si la recurre ante el Tribunal Supremo y en qué términos, extremo que ya ha rechazado la abogada de Manos Limpias Virginia López Negrete, quien rechazó el pasado viernes su intención de interponer recurso de casación, pero anunció que sí pedirá prisión para Urdangarin en la mencionada vistilla que aún está por celebrarse y que determinará las medidas cautelares para los próximos meses.

En caso de imponer fianza y no pagarla, el exduque de Palma debería elegir el centro penitenciario. Inicialmente, podría ingresar en una prisión hasta que los especialistas del Ministerio del Interior determinen el tipo de preso que sería y le asignen una clase de módulo, momento en el que sería trasladado a la cárcel que él hubiera señalado en el caso de que esta contemplara la entrada de reclusos como el condenado.

Última sesión del juicio del caso Nóos. (EFE)
Última sesión del juicio del caso Nóos. (EFE)

La posibilidad de que la Infanta traslade su residencia a Lisboa, donde tiene una sede la fundación Aga Khan, en la que trabaja Cristina de Borbón, podría hacer que su marido reclamara ser encerrado en Badajoz, que es el centro penitenciario más cercano. Aunque algunas fuentes consultadas barajan la opción de que Urdangarin esté pensando en ser encarcelado en la prisión de Nanclares de Oca para estar cerca de su familia de sangre, que reside en Vitoria.

Si la sala decide meter en prisión a Urdangarin, el Supremo tendría que resolver en menos de siete meses. En el caso de que el tribunal no estime pertinente el ingreso inmediato de Urdangarin en prisión y entienda que es necesario esperar a que el alto tribunal español resuelva el recurso, el condenado seguiría en libertad hasta esta resolución, que podría alargarse hasta un año. Sería tras el posicionamiento del Supremo, por lo tanto, cuando se decidiría si el exduque de Palma ingresa finalmente en prisión y en qué términos, ya que este último tribunal tiene capacidad para reducir e incluso aumentar la pena impuesta por la Audiencia Provincial.

La Infanta quedó absuelta de los delitos que le imputaba el sindicato Manos Limpias —puesto que la Fiscalía no la acusaba—, aunque tendrá que abonar 265.000 euros en concepto de responsabilidad civil, cantidad que deberá pagar junto a su marido y que ya abonó a finales de 2014, cuando desembolsó 587.000 euros como previsión. El exceso de depósito, por lo tanto, provocará ahora que el tribunal le devuelva la diferencia, 322.000 euros.

El recurso de Anticorrupción contra la sentencia es prácticamente seguro después de escuchar al fiscal Horrach el pasado viernes, dado que el representante del ministerio público en este asunto se mostró "satisfecho" con la absolución de la Infanta, a la que la Fiscalía no acusaba de ningún delito, y "en términos generales" con el resto de condenas, aunque no con la exculpación de la rama valenciana del caso, los cinco encausados que la Audiencia Provincial ha dejado libres de cargos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios