CERCA DE 133.000 FIRMAS EN UNA SEMANA

Retraso en las becas Mec: “He tenido que vender mis cosas en Wallapop"

Miles de estudiantes denuncian la tardanza en recibir las becas del ministerio para poder hacer frente a los gastos de cursar sus estudios superiores

Foto: Alumnos de la Universidad Complutense de Madrid, durante una clase. (Reuters)
Alumnos de la Universidad Complutense de Madrid, durante una clase. (Reuters)

En pleno ecuador del año escolar, muchos alumnos denuncian el retraso en el cobro de la beca Mec del Ministerio de Educación para hacer frente al curso, en lo que consideran que es una muestra más de la mala gestión de las ayudas que el sistema arrastra desde hace años y les obliga a hacer malabares y sacrificios para llegar a fin de mes. El año pasado, recibieron esta beca 866.563 estudiantes, de los cuales más de un tercio eran universitarios.

La chispa que ha encendido el reguero de pólvora ha sido una iniciativa en Change.org que en una semana lleva recogidas ya 133.000 firmas y donde reclaman, entre otras cosas, un calendario en la resolución y otorgamiento más ajustado a la realidad y a las necesidades de los estudiantes. Una de las firmantes, Virgina Martínez, explica, por ejemplo, que lleva una semana “a lechuga y té” porque no tiene dinero ni para el desplazamiento a la universidad. "Ya está bien de que nos traten como una mierda mientras los políticos y demás cobran el día 1", denuncia.

Uno de los testimonios en la petición de Change.org.
Uno de los testimonios en la petición de Change.org.

El caso de Elena Yonte, una estudiante de Ávila que cursa en Madrid su primer año de posgrado, es igual de dramático. “Llevo desde diciembre vendiendo mis cosas por Wallapop, ropa, maquillaje, botas, regalos… todo de lo que veía que podía sacar algo. Veía que no llegaba a pagar el alquiler y me empecé a poner nerviosa porque en febrero se me acababan todos mis ahorros y mi familia no puede ayudarme”, explica esta estudiante de Química de 22 años. En enero, le notificaron la resolución de la beca, pero no ha sido hasta esta semana cuando le han ingresado la parte fija: unos 1.500 euros para la residencia por vivir fuera de su región y otros 1.500 para manutención, transporte y otros gastos (el máximo posible, en función de la renta familiar). “Pago 350 euros por un piso en Fuencarral, a las afueras de Madrid, y la beca para la residencia solo me llega para pagar cuatro meses, que ya es más de lo que llevamos de curso”.

No tiene ningún sentido recibir la beca a mediados de curso

La otra parte de la subvención, la variable, se repartirá del dinero que sobre entre el total de los becados, en función del nivel económico familiar y su expediente académico. Sin embargo, esta parte, que tiene un mínimo de 60 euros, se desconoce todavía cuánto alcanzará por alumno. La matricula no entra dentro de estos cobros, puesto que los becados están exentos de pagarla.

Cataluña y Andalucía, con más retraso

Según fuentes del Ministerio de Educación, esta primera parte fija del Mec está “prácticamente pagada al completo” en la mayoría de las comunidades y, aunque defienden estar dentro de plazo, achacan el pago a mediados de curso a la demora en las gestiones de las universidades: “Depende mucho de cuándo nos envíen los expedientes, algunas lo hacen en noviembre y pagamos enseguida, pero otras lo han hecho hace muy poco”.

160.000 estudiantes en Cataluña no saben cuándo recibirán la beca porque el trámite está paralizado

En el caso de Cataluña, sin embargo, el pago se encuentra paralizado indefinidamente porque, como Andalucía, cuenta con un convenio específico para que el dinero se ingrese a las comunidades y no directamente a los alumnos. Un “error” en el acuerdo entre el ministerio y la Generalitat ha hecho que todavía no se haya ni firmado, circunstancia que está afectando a los cerca de 160.000 estudiantes de universidad y posgrado, que no saben cuándo podrán hacer frente a los costes estudiantiles con el dinero con el que contaban al empezar el curso: “Es inaceptable que el mal sistema en las becas lo paguen precisamente los estudiantes que menos recursos tienen”, denuncia Coral Latorre, portavoz del Sindicato de Estudiantes de Cataluña. “Son estudiantes que ya contaban con ello, no queremos hipotecarnos para poder estudiar”, se queja sobre una situación de la que no tienen constancia ni notificación sobre cuándo se resolverá.

Plazos más ajustados

Daniel Gago, impulsor de la recogida de firmas, también ha visto con preocupación cómo el dinero para sufragarse el primer año de máster en la Universidad de Sevilla no llegaba: “La primera parte siempre la he recibido como tarde el 20 de diciembre cada año, pero viendo que muchos no la estábamos recibiendo este año, decidí hacer la recogida de firmas. Queremos que el ministerio se dé cuenta de que no tiene ningún sentido recibir la cuantía fija a mediados de curso”.

El portal Dudas Becas Mec​, de referencia en información sobre este tipo de ayudas, señala también el "retraso sistemático" en el ingreso, en la misma línea que el año pasado. "No nos debemos conformar con 'habernos acostumbrado a este sistema'. Cada día nos llegan decenas de mensajes de alumnos y familias desesperadas por conocer la fecha de ingreso pues, palabras textuales "los recibos de alquiler siguen viniendo y ya no sabemos cómo hacer frente al gasto de estudiar fuera" entre otras muchas quejas; y se quejan con razón", apuntan desde la web. Lo cierto es que, según apuntan en la web, cada año se está realizando el ingreso más tarde.

El ministerio todavía no tiene datos sobre cuántos alumnos contarán con beca este año. El plazo para solicitar las Mec es agosto y septiembre, pero no es hasta enero cuando muchos han sido informados de la resolución positiva o negativa. Y es ahora cuando llegan los primeros ingresos. Muchos son pesimistas y calculan que hasta abril o finales de curso no llegará la parte variable, por su experiencia de otros años.

Retrasos en las FP

Las enseñanzas universitarias no son las únicas que están sufriendo retrasos. Alexandra Peral, una estudiante de 18 años de la FP en Repostería, ni siquiera ha recibido todavía la resolución de su beca. “El año pasado en diciembre ya la tenía, pero este curso a estas alturas ni siquiera sé si me la darán y nadie me da respuesta, ni por teléfono ni por internet. Me está ayudando mi madre porque con lo que gano trabajando los fines de semana en un restaurante no me da para vivir en Madrid”.

"Quiero que esto sirva para que esto cambie y no tengan que pasar por esto"

Por eso reclaman con su firma, por una parte, que se cambie el calendario académico, para que las resoluciones e ingresos lleguen antes, y por otro, un sistema de becas solo de partes fijas, como se hacía hasta el año 2013, antes de la reforma del exministro José Ignacio Wert, para no estar pendientes del ingreso y cuantía de la variable hasta casi finales de año.

De hecho, para Elena, lo más grave no es el plazo, si no la cantidad de dinero que reciben y la incertidumbre de la misma: “Es ir a la aventura porque no sabes cuánto te van a dar. Antes contaba con 6.000 euros, pero desde que se cambió, tengo unos 3.000 para todo el curso, así que llevo años viviendo a base de arroz y pasta, mirando cada céntimo”. Por eso, Elena no descarta seguir vendiendo sus cosas como ha hecho hasta ahora, mientras busca trabajo: “He tenido que pedir adelantos a mis compañeros de piso para pagar mi parte de internet. Quiero que esto sirva para que esto cambie y no tengan que pasar por esto”.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios