Rajoy tensa la relación con Cataluña: "No se puede depender de los extremistas de la CUP"
  1. España
avisa a la generalitat del error que comete

Rajoy tensa la relación con Cataluña: "No se puede depender de los extremistas de la CUP"

El presidente del Gobierno advierte de que las instituciones catalanas "están únicamente al servicio de los independentistas" y deja muy claro que el referéndum no se va a celerar por ser "ilegal"

placeholder Foto: El presidente del Gobierno y del partido Popular, Mariano Rajo, en la clausura del XVIII Congreso nacional del partido. (Efe)
El presidente del Gobierno y del partido Popular, Mariano Rajo, en la clausura del XVIII Congreso nacional del partido. (Efe)

Cerró el 18º congreso del PP dejando claro que el referéndum en Cataluña no se va a celebrar y ahora, unas horas después de ser ratificado como líder del PP, Mariano Rajoy ha denunciado que las instituciones catalanas "están únicamente al servicio de los independentistas". En una entrevista en TVE, el presidente del Gobierno ha reconocido que Cataluña es y será "un desafío" para el Gobierno y señala como culpables de la situación no solo al Govern de Carles Puigdemont sino, sobre todo, a la CUP. "No puede ser que un Gobierno con una historia tan importante dependa de un grupo de extremistas y radicales", ha advertido.

Sin embargo, Rajoy ha ido más allá, ya que ha señalado que "no puede ser que un partido como la antigua Convergència que siempre ha representado a la burguesía catalana esté pendiente de este tipo de gente" que busca, por encima de todo, la independencia de Cataluña. En este sentido, el presidente del Gobierno cree que la única solución es "hablar de los problemas de la gente" y ha enumerado los lazos que unene a España con Cataluña. "No une nuestra historia, que somos una nación más antigua de España. Somos muchos más y mejores así", ha dicho para dejar claro que "no quiero una Cataluña independiente".

Será "contundente" con los soberanistas

Mariano Rajoy ha admitido que la situación en Cataluña es uno de los asuntos que más le preocupan porque hay dirigentes en el Parlamento autonómico y en la Generalitat que han entrado "en una dinámica disparatada que no va a ninguna parte". Frente a ellos, ha explicado que el Gobierno debe ser "contundente en el fondo" y no en las formas, en la defensa de la soberanía nacional y el cumplimiento de la ley, "ni dando gritos ni metiéndonos unos con otros". "Las leyes y las instituciones funcionan, eso es lo que nos tiene que preocupar", ha añadido en respuesta a quienes piensan que la actuación del Ejecutivo no es lo suficientemente contundente. "Hay quien sostiene esa posición, pero hay que ser contundente en el fondo", ha insistido.

Acerca del congreso del PP celebrado este fin de semana, Rajoy ha rechazado que al mantener a María Dolores de Cospedal como secretaria general del PP haya realizado un "equilibrio" con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, dos personas que, según ha dicho, "continúan ahí" porque "lo han hecho muy bien". "¿Por qué tengo que cambiarlas?", se ha preguntado para justificar al tiempo el nombramiento de un coordinador general en el partido, Fernando Martínez-Maillo, que será el encargado, ha dicho, "de ocuparse de los temas del día a día".

Sobre la limitación de mandatos, Rajoy ha lanzado un aviso a Ciudadanos. Si bien esta cuestión está recogida en el pacto con la formación naranja, el presidente del Gobierno ha señalado que se trata de una decisión "voluntaria". Aún así, se ha mostrado "dispuesto a verlo" aunque ha reconocido que es más propio de "sistemas presidencialistas" y que en "ningún" país de la Unión Europea fija esta cuetión está fijada por la ley.

Niega que se ofreciera a Trump como mediador

Rajoy ha aprovechado la entrevista para alclarar la relación que mantuvo con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Ha señalado que en la conversación "cordial" que mantuvieron no se ofreció como mediador de América Latina, y ha recalcado que lo que lo él dijo es que España tenía una "buena interlocución" con América Latina. A su juicio, es "razonable" que él haga ver a otros países la "importancia" que tiene España.

"Yo no me ofrecí como mediador de nadie, ni de América Latina. Es verdad que eso lo hemos visto publicado y probablemente no nos explicamos nosotros bien. Yo dije que yo tenía una buena interlocución en América Latina y tenemos una historia que nos une, afectos compartidos, lazos de toda suerte y muy buenas relaciones", ha manifestado.

Así, ha señalado que España es el segundo país del mundo que más invierte en América Latina después de Estados Unidos, está en la UE y tiene unas "magníficas relaciones" con los países del norte de África. "Eso convierte a España en un país que, sin duda alguna, puede ayudar a resolver muchos de los problemas que hay en el contexto internacional. Yo creo que es razonable que diga cuál es la posición de España y haga ver la importancia que tiene España", ha indicado.

Independencia de Cataluña Referéndum Cataluña 1-O Mariano Rajoy Cataluña Carles Puigdemont CUP Partido Popular (PP)