CIERRE DEL CONGRESO DEL PP

Rajoy llama a combatir el populismo con buena gestión y pide al PSOE que colabore

"Rechazamos los populismos, en todas partes y los combatimos con las armas de la verdad, la buena gestión, la cercanía y la ejemplaridad", dice el jefe del Ejecutivo

Foto: El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy. (EFE)
El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy. (EFE)

Mariano Rajoy clausuró el XVIII congreso del PP con la vista puesta en garantizar una legislatura medio larga después del susto de los populares en la fallida que a punto estuvo de alumbrar un frente de izquierdas, con el PSOE de Pedro Sánchez, Podemos y los independentistas. Mientras se hacía público el dato de que Pablo Iglesias había barrido a Íñigo Errejón en la plaza de Vistalegre, el presidente del Gobierno llamaba a los suyos a combatir el populismo y hacía su enésimo llamamiento a los socialistas para que colaboren para sacar adelante las tareas pendientes, la primera los Presupuestos Generales del Estado.

Rajoy apuntó en su discurso que las medidas impopulares, los recortes y las reformas, habían pasado una factura en imagen y votos al PP al tiempo que favorecían la irrupción de los nuevos partidos, sin pasado y dispuestos a ofrecer imposibles con tal de llegar al poder. Pero también aseguró que esas decisiones tomadas al llegar al Gobierno habían servido primero para salvar a España de pedir el rescate económico a la UE y para que ahora un futuro prometedor para los españoles.

El jefe del Ejecutivo lo definió como pasar del duro "invierno" del arranque de la legislatura de 2011 a "la tibia primavera" de la recuperación económica de los dos últimos ejercicios con el objetivo nacional de lograr que haya 20 millones de españoles con trabajo dentro de tres años.

Sin citar al PSOE por sus siglas, Rajoy pidió "interlocutores" en la oposición que quieran trabajar en los proyectos de crecimiento económico y creación de empleo sin cuestionar las reformas que sirvieron para salir de la crisis. Volvió a ofrecer diálogo, pero no para dar marcha atrás en las políticas que han funcionado para combatir el paro, y puso como ejemplo de lo que se debe hacer los acuerdos con el PSOE en el techo de gasto de las administraciones, el bono social, el salario mínimo, la LOMCE o las conversaciones para asegurar el futuro de las pensiones.

Enmarcado en su discurso patriótico y de defensa del marco constitucional, Rajoy animó a los dirigentes, cargos intermedios, alcaldes, concejales y militantes de su partido a combatir los populismos, de izquierdas o secesionistas, "en todas partes" y como se tienen que combatir.

Frente a los partidos "que caben en una plaza de toros" (por Podemos) y cuestionan la unidad nacional, la prevalencia de la ley y la soberanía, el presidente del PP proclamó que en su formación creen "en la libertad, en la igualdad, en la soberanía que invoca la Constitución para cuantos compartimos la aventura de ser españoles".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios