la dirección abre los debates de la asamblea

Evitar la suma de cargos, limitar mandatos y primarias: el PP intenta animar su congreso

Génova deja pasar una docena de enmiendas contra la acumulación de cargos (por Cospedal) y fija que el ave de su marca es "un charrán comúnmente conocido por gaviota"

Foto: Rajoy preside la reunión del comité ejecutivo nacional del PP que aprobó el reglamento y los horarios del congreso nacional.
Rajoy preside la reunión del comité ejecutivo nacional del PP que aprobó el reglamento y los horarios del congreso nacional.

La exhibición de unidad que Mariano Rajoy quiere para su XVIII Congreso Nacional tendrá un ingrediente añadido de debate sobre las cuestiones internas incluidas en la ponencia de estatutos. El aparato de Génova dejará pasar una docena de enmiendas contra la acumulación de cargos (caso María Dolores de Cospedal), otras a favor de la elección directa de los presidentes (primarias) y varias sobre la limitación de mandatos. Y por vez primera se especificará que el pájaro del emblema del partido "es un charrán, comúnmente conocido como gaviota".

A menos de 48 horas de que comience la gran asamblea que reunirá a 3.100 compromisarios del PP en la Caja Mágica de Madrid, los responsables de la ponencia política y de estatutos 'solo' han podido encauzar el 80% de las 1.334 enmiendas recibidas al texto oficial. Quedan vivas casi 300 y con visos de tener que abordarse en el debate de mañana por la tarde, una sesión que podría prolongarse hasta la media noche, según los cálculos de la dirección.

A esa sesión de la ponencia llegarán entre 10 y 12 enmiendas en defensa de aplicar de verdad la incompatibilidad de cargos (solo uno orgánico y otro institucional) para los dirigentes del partido. Un compromisario de Cuenca cita por su nombre el caso de María Dolores de Cospedal como ejemplo de lo que no puede ser. El resto son más genéricas, pero inciden en el mismo principio de limitar la discrecionalidad que tiene la dirección para hacer excepciones en la materia y asegurar la dedicación plena de cada alto cargo a su función principal y/o que no sume más de dos responsabilidades.

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. (EFE)
La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. (EFE)

La discusión no afecta solo a Cospedal, ministra de Defensa, secretaria general y presidenta del PP de Castilla-La Mancha, sino a diputados o senadores alcaldes, y hasta a presidentes provinciales. Francisco Álvarez-Cascos y Javier Arenas ya compatibilizaron en su día puestos en el Gobierno con la secretaría general, circunstancia que obligó en el caso del primero a crear la figura del coordinador general para que un 'número tres' se ocupara del día a día de la sede de Génova.

Esa es la fórmula que se reserva Mariano Rajoy para mantener a Cospedal como mano derecha en el partido y frenar las quejas de algunos sectores con la acumulación de cargos de la ministra: resucitar ese puesto que José María Aznar se inventó en su día (1996) para colocar al frente del aparato a Ángel Acebes. También puede reforzar simplemente las competencias del vicesecretario de Organización, Fernando Martínez-Maillo, para que desempeñe el mismo papel.

El proceso de enmiendas ha demostrado que las bases del PP estaban más preocupadas por el funcionamiento ordinario del partido que por el proceso de elección de los presidentes. El sistema de doble urna ideado por Martínez-Maillo y sancionado por Rajoy convence a casi todos. Consiste en una primera preselección por consulta directa a la militancia, pero con la última palabra reservada para los compromisarios elegidos en otra urna, como es tradicional entre los populares.

El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo (c). (EFE)
El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo (c). (EFE)

No obstante, también llegarán al debate de ponencia enmiendas a favor de las primarias al estilo PSOE, como la clásica del concejal del Ayuntamiento de Madrid Íñigo Henríquez de Luna, la vía asamblearia pactada con Cristina Cifuentes y múltiples añadidos y precisiones a la doble urna postulada en el texto original.

Mandatos de Aznar y gaviota de Fraga

La limitación del número de mandatos también llegará a la sesión de este viernes con la propuesta de otra decena de compromisarios que quieren que se fije en los estatutos el principio que se aplicó Aznar en su día y que ningún dirigente del PP esté más de ocho años al frente de un Ejecutivo. Aunque las enmiendas sean derrotadas en principio en el seno de la ponencia, pueden pasar a la votación final del congreso siempre que superen el 30% de apoyos.

La anécdota de los estatutos del PP que serán renovados en el congreso nacional está en la primera descripción de su anagrama oficial. Obligados por la ley de partidos a definir hasta ese extremo ante el Tribunal de Cuentas, quedará escrito que el ave que centra el símbolo del partido, la gaviota de que hablaba Manuel Fraga, es en realidad un charrán. Pero para quedar bien con todo el mundo, se añade que se trata de "un charrán conocido comúnmente como gaviota".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios