UNA TÁCTICA PERSONALIZADA para cada seguidor

Iglesias y Errejón sacan la artillería en las redes para ganar la campaña voto a voto

A escasos días para que Vistalegre II confirme qué candidatura liderará Podemos en los próximos años, la campaña de búsqueda de votos se ha intensificado en Twitter

Foto: Las redes sociales se han convertido en el último campo de batalla de cara a Vistalegre II (Efe).
Las redes sociales se han convertido en el último campo de batalla de cara a Vistalegre II (Efe).

Podemos se encuentra ante un momento fundamental en su corta historia: Vistalegre II se encargará de decidir cuál es el camino que toma la formación política de cara a un futuro. Serán los simpatizantes del partido los que se encarguen de decidirlo pero, mientras que se conoce el resultado de las votaciones, Pablo Iglesias, Iñigo Errejón e incluso Miguel Urbán no han dudado en 'rascar' votos a través de las redes sociales, llevando la campaña a una lucha personalizada.

Prácticamente desde el nacimiento de Podemos, las redes sociales se han convertido en uno de los elementos fundamentales del partido. No sólo por el carácter reivindicativo y de denuncia social que han demostrado a lo largo de los años sino, sobre todo, por su capacidad para conectar con la gente. Así, la personalización de mensajes se ha convertido en un punto básico de sus movimientos. Pero en la campaña de Vistalegre II está viviendo su punto álgido.

Y es que lo que hace unos meses se valoraba como cercanía política, que incluso tenía cierto punto gracioso, ahora parece haberse tornado en molesto, rozando el 'spam'. Así, desde que se conocieran las candidaturas para gobernar Podemos, sus seguidores han recibido decenas de mensajes directos en Twitter, en los que se les pide el voto por parte de los afines a los distintos líderes políticos, una tendencia que continuará hasta el próximo sábado.

*FOTO: El humorista Facu Díaz, respondiendo a los mensajes por Podemos

Personalidades como Juan Carlos Monedero, Ramón Espinar, Rafa Mayoral, Juanma del Olmo o Pablo Bustinduy, entre muchos otros, se han encargado de mandar diversos mensajes privados en Twitter para convencer uno a uno a los votantes de Podemos de depositar su confianza en las respectivas candidaturas a las que apoyan. El problema es que lo que hace unos años se veía como una nueva forma de hacer política, ahora se ha convertido en un molesto problema.

Se tratan de mensajes que, en muchos casos, van personalizados para captar la atención del usuario de Twitter. Pero en esta campaña, uno de los pocos que no lo hace es el de Monedero, posiblemente uno de los más agresivos: pese a empezar pidiendo "perdón" por "molestar", indica que escribe por la falta de cariño que los medios le tienen a Iglesias, además de repasar sus logros, como "la renuncia de Trillo", "el juicio a la famillia Borbón" o la lucha contra "la pobreza energética".

"Es momento de exigir al Parlamento que no tome el pelo a la gente, de poner el trabajo parlamentario al lado de los que pierden la casa, la salud, la formación o el trabajo. Tiempo de apostar por un Parlamento valiente, de apostar por la calle y los municipios. Tiempo de volver a atrevernos. ¡Tiempo de unidad! Tiempo de mirar hacia atrás y ver que en estos tres años ha cambiado España", indica Monedero en un escrito en el que pide el voto para Pablo Iglesias.

¿Es efectivo en política?

Sin embargo, muchas han sido las personas que han mostrado en esas mismas redes su malestar con los continuos mensajes de Podemos. Incluso algunos contrincantes políticos, como ha sido el caso de Andrea Levy: "Pero Miguel Urban. ¿Por qué a mí? El 'spam' es muy capitalista, que lo sepas", fue su mensaje. No hay que olvidar que buena parte del poder de Podemos radica en la red, aunque este uso de los DM puede dar lugar a que la publicidad se vuelva en su contra.

Un estudio reciente sobre el uso de 'bots' y cuentas fantasma en redes sociales para amplificar los mensajes políticos concluyó que tenían un efecto perjudicial sobre el debate político. Sin embargo, Podemos opta por una táctica diferente y más cercana: la del 'spam' hecho a mano desde las cuentas reales de algunos de sus máximos dirigentes. Así, en los próximos días seguirá llegando un aluvión de mensajes, que llenarán la bandeja de entrada de los votantes de Podemos.

Sólo hay que echar un vistazo a los números para confirmar que Podemos reina en las redes sociales: mientras cuenta con 1,17 millones de seguidores en Twitter y 1,09 en Facebook, Ciudadanos cuenta con 366.000 y 277.000, el PP 604.000 y 171.000 y el PSOE con 495.000 y 141.000. Errejón e Iglesias, con el permiso de Urbán, seguirán utilizando las redes para captar hasta el último voto de sus seguidores. El futuro de Podemos está en juego.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios