Trias obligó a las escuelas de Barcelona a abrir el 9-N: "Pedí máxima colaboración"
  1. España
"cada una se organizó como quiso", ha remarcado

Trias obligó a las escuelas de Barcelona a abrir el 9-N: "Pedí máxima colaboración"

El alcalde de la Ciudad Condal confirma que él mandó dicha directriz a los centros de educación de titularidad municipal pero pasa la pelota a los directores, que eran quienes toman la decisión

Foto: El exalcalde de Barcelona, Xavier Trias, en una imagen de archivo. (Efe)
El exalcalde de Barcelona, Xavier Trias, en una imagen de archivo. (Efe)

Decenas de colegios e institutos dependientes de la Generalitat de Cataluña abrieron sus puertas el 9-N pero también centros educativos de titularidad municipal, como ocurrió en Barcelona, donde su alcalde aquel 9 de noviembre de 2014, Xavier Trias, dio la orden para convertirlos en centros de votación. En la tercera jornada del juicio sobre la consulta catalana Trias ha reconocido que cuando el president de la Generalitat, Artur Mas, anunció la consulta el 28 de septiembre de 2014 "como Ayuntamiento de Barcelona nos pusimos al servicio de su buen funcionamiento y como alcalde di la directriz".

[En imágenes: 'Besos y saludos en la tercera jornada del juicio']

Llamado a testificar como testigo por la defensa de Artur Mas y las 'exconselleras' Irene Rigau y Joana Ortega, Trias ha considerado que era su "responsabilidad" que las escuelas municipales de Barcelona abrieran el 9-N con el objetivo de que la participación fuera "masiva. Eso sí, ha señalado que la decisión final la tomaban los directores de estos centros en un ambiente que él ha calificado de "estusiasmo".

Foto: En el centro y de verde, la exdirectora del Instituto Pedraforca de L'Hospitalet Dolores Agenjo. (EFE)

Al igual que hizo el Govern con los institutos públicos, Xavier Trias no envió ningún escrito a los centros educativos para explicar como actuar el 9-N alegando que "un alcalde no se ocupa de hacer estas cosas, sino que anima a hacerlo". En este punto, el exalcalde de la Ciudad Condal ha dicho en aquellas fechas se sorprendió de que "muchas" escuelas privadas se ofrecieron a ser centros de votación y que no tiene "ni la más remota idea" de cómo se organizó finalmente esta consulta en los centros bajo el control de su Ayuntamiento. "No sé cómo se lo montó cada uno", ha continuado.

Homs acusa al Gobierno de "abuso de derecho"

Mucho más extensa ha sido la declaración del diputado del PDECat, Francesc Homs, que ha señalado que el Govern actuó el 9-N sin incurrir "en ningún delito penal" porque él mismo lo consultó. El que fuera consejero de la Presidencia de la Generalitat durante la celebración de la consulta, ha considerado que el recurso que presentó el Gobierno contra el 9-N es un claro ejemplo de "abuso de derecho" y ha denunciado que este utilizó los medios de comunicación para darle mayor visibilidad y fuerza de cara a la opinión pública. En este sentido, ha asegurado que la actitud del Ejecutivo español fue de "gran menosprecio" sobre una consulta que él mismo ha confirmado pasó a llamarse "proceso participativo" tras la decisión del Tribunal Constitucional de suspenderla.

Sobre esta útlima cuestión, Homs ha recordado que el Govern se enteró de dicha suspensión durante una reunión del Consejo Ejecutivo el 4 de noviembre de 2014 en la que se informó a todos los consejeros de que "no estábamos incurriendo en ninguna ilegalidad penal" tras consultarlo personalmente con el los servicios jurídicos de la Generalitat. En ese momento, Homs, como máximo responsable de las actuaciones del Govern, tomó la decisión de interponer una demanda contra el Gobierno ante el Tribunal Supremo para defender los derechos fundamentales de los catalanes. Además, se solicitó al Constitucional una aclaración a través de un escrito que nunca obtuvo respuesta argumentando que "no teníamos claro el alcance" de la resolución de este tribunal.

"No veíamos una intervención del Estado"

"La providencia del Constitucional nos situaba en una posición absurda de no hacer absolutamente nada de nada, lo cual era imposible por las circunstancias del momento", ha denunciado para recordar que días más tarde seis de los nueve fiscales que formaban la Fiscalía Superior de Justicia de Cataluña se opusieron a presentar una denuncia contra Artur Mas al considerar que no existían incidios de delito.

Misma línea ha seguido el jurista presidente del Consejo Asesor para la Transición Nacional hasta febrero de 2015, Carles Viver Pi-Sunyer, que ha confesado que "nunca" aconsejó a la Generalitat que detuviera la convocatoria de la consulta "porque no veíamos posible una intervención del Estado". Además, el que fuera magistrado del Tribunal Constitucional entre 1992 y 2001 ha explicado que en la providencia del TC "no quedaba nada claro lo que podíamos o no hacer", defendiendo así la tesis que defienden los acusados, que solicitaron, como ha recordado Homs, una explicación detallada de la decisión.

Por otro lado, la presidenta del Parlament durante el 9-N, Núria de Gispert, ha explicado que las resoluciones parlamentarias que instaban al Govern a realizar una consulta fueron aprobadas por mayoría. "Era la única manera de dar voz y una respuesta a la ciudadanía", ha explicado.

Puigdemont tacha de "farsa" el juicio

Minutos antes de su declaración, el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha dirigido un discurso duro, por sorpresa y dirigido especialmente al Gobierno en el que ha instado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a ser "interlocutor activo" con Cataluña y no solo con el presidente estadounidense Donald Trump . Además, y saltándose el orden del día previsto ha salido en defensa de Artur Mas ante la "enferma" democracia española.

Puigdemont ha calificado de "farsa" el juicio que desde este lunes se está celebrando en Tribunal Superior de Justicia de Cataluña con Artur Mas, Irene Rigay y Joana Ortega en el banquillo, a los que se les acusa de desobediencia y prevaricación por permitir la consulta del 9-N. "Han sido fieles al encargo del Parlament y de los catalanes", ha denunciado para elevar el tono contra el Gobierno, al que ha acusado de subvencionar a la Fundación Francisco Franco mientras acusa de "nazi" a una presidente de la Generalitat "por poner las urnas".

Sobre el referéndum en Cataluña, que está previsto que se celebre antes del verano y no en septiembre como se anunció en un primer momento, Puigdemont ha denunciado que es "una decisión errónea e irresponsable" que el Gobierno no quiera abordar esta cuestión. "Si uno se ve capaz de hacer de interlocutor entre Donald Trump y América Latina, debería ser aún más capaz de ser interlocutor activo con Cataluña", ha dicho en el Parlament.

Referéndum Cataluña 1-O Consulta catalana 1-O Francesc Homs Xavier Trias Carles Puigdemont Artur Mas Gobierno de Donald Trump Prevaricación Joana Ortega Parlamento de Cataluña Noticias de Cataluña Independencia de Cataluña
El redactor recomienda