número dos en la lista del 'equipo pablo iglesias'

Irene Montero: "¿Íñigo sucesor de Carmena? Está capacitado para lo que se proponga"

En la recta final del proceso congresual de Podemos, las ideas han quedado sepultadas por las acusaciones personales. En este tenso contexto, Montero pide contención y resituar el debate

Foto: Irene Montero durante la entrevista con El Confidencial. (Foto: Enrique Villarino)
Irene Montero durante la entrevista con El Confidencial. (Foto: Enrique Villarino)

Irene Montero (Madrid, 1988) se forjó como activista de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en Madrid, donde compartió la portavocía con el también diputado de Podemos Rafa Mayoral. Antes de saltar a las instituciones, tras las elecciones del 20-D, ya formaba parte del gabinete en la sombra de Pablo Iglesias. Hoy es su jefa de gabinete, portavoz adjunta del grupo parlamentario y número dos de la candidatura para Vistalegre II 'Podemos para todas', el equipo que lidera el secretario general. Blanco de las críticas del sector errejonista, inauguradas por el cofundador de Podemos Luis Alegre, hace todo lo posible por resituar el debate en las propuestas políticas alejándose del fango. Reconoce que no es sencillo cuando las descalificaciones se centran en lo personal, pero su máxima, al menos durante el periodo congresual, es la contención para salvar la convivencia interna y "no dar armas al enemigo".

PREGUNTA. La campaña arrancó oficialmente el sábado con las acusaciones del cofundador de Podemos Luis Alegre contra las supuestas conspiraciones de “la camarilla” de Pablo Iglesias, entre quienes la incluía a usted. El domingo, el líder de Podemos en Valencia comparó las prácticas de Pablo Iglesias con las de Franco. ¿Se está enfangando demasiado la campaña con el 'todo vale'?

RESPUESTA. Los portavoces tenemos que hacer un especial ejercicio de contención estos días y tratar de no elevar más el tono. Con lo de Luis Alegre sentí mucha pena, y espero que cuando abra los telediarios sea por ser uno de los filósofos más importantes de este país. Debemos hablar de lo que realmente importa a la gente, que son los problemas de los españoles más que nuestras peleas internas.

Vea en vídeo la entrevista a Irene Montero

Irene Montero: "¿Íñigo sucesor de Carmena? Está capacitado para lo que se proponga"

P. Y sobre Montiel, ¿considera suficiente que dijese que no se reconocía en esas afirmaciones, aun sin disculparse?

R. Insisto en el respeto por nuestros debates. Una cosa es discrepar o hacer una propuesta política y otra decir cosas tan desafortunadas como que consultar a la militancia es una práctica cesarista. Si alguien quiere enjaular a Pablo Iglesias y que un órgano elegido por los inscritos no pueda tener interlocución con ellos, está en su derecho, pero manteniéndose en los términos de la discusión y no haciendo estas comparaciones tan desafortunadas, que al final obligan a la persona a pedir perdón porque no solo es desafortunado, sino que falsea el debate y no todo vale para defender las ideas propias.

P. ¿Se está utilizando la 'máquina de guerra electoral' para derrotar al enemigo interno?

"Si alguien quiere enjaular a Pablo Iglesias y que un órgano elegido por los inscritos no pueda tener interlocución con ellos, está en su derecho, pero debe mantenerse en los términos de la discusión"R. Estos tres años hemos tenido que aprender a pasos acelerados lo que implicaba ser una fuerza política de la relevancia de Podemos, que es ahora mismo la fuerza de oposición. Esto ha implicado entender cómo funciona la relación con los medios y con los inscritos a través de ellos. La militancia estos días nos está dando un toque de corneta. Nos llaman a lavar los trapos sucios en casa sin que eso afecte a la transparencia. Combinar la transparencia con respeto y dignificación de nuestra formación. Todos hemos cometido errores, pero yo prefiero ser dueña de mis silencios a esclava de mis palabras.

P. El diputado Manolo Monereo reflexionaba que esta disputa, anclada en las descalificaciones personales, ponía obstáculos para la convivencia tras Vistalegre II. ¿Usted es pesimista sobre ello?

R. Monereo siempre hace análisis muy certeros. Una de las cosas importantes que dice es que Podemos no es cualquier formación política, sino una que quiere ser democrática, transparente y muy participativa, en un contexto en el que seguramente sea la fuerza política más importante que se enfrenta al plan restaurador de las élites. Somos los únicos que no pedimos dinero a los bancos y que señalamos a las élites económico-financieras que gobiernan sin presentarse a las elecciones. Eso hace que vivamos en una tensión entre ser honestos en el debate y contenernos en cómo lo expresamos para que con el debate no demos armas a los enemigos. Eso lo explica muy bien Monereo y por eso no solo debemos hacer ejercicio de contención, sino tener mirada en el medio plazo.

P. Será posible reconstruir los puentes tras esta batalla?

"Es normal que las organizaciones que crecen tan rápido tengan que reajustarse"R. Recuerdo la primera gran crisis que tuvimos con Monedero, que parecía que no íbamos a salir de aquello. Entonces tomó la decisión de dimitir y ahora con el tiempo vemos que pudimos salir con éxito de aquella crisis. Es normal que las organizaciones que crecen tan rápido tengan que reajustarse. Con este análisis se entiende mejor cómo pueden ser las cosas de aquí a unas semanas, pase lo que pase en Vistalegre, aunque sea difícil verlo con la intensidad de este momento.

P. ¿Cómo entiende que debe expresarse la pluralidad tras el congreso? ¿En función de los equilibrios que salgan de los resultados?

R. La pluralidad en Podemos está asegurada ya por el sistema de votación. Será una dirección plural ocurra lo que ocurra, y mal haríamos si saliésemos de Vistalegre convertidos en un partido de familias o de baronías. Por encima de todo, en Podemos estamos debatiendo de política, aunque sea lo que menos titulares ocupa. Es por eso que insisto tanto en que ahora toca contenerse y dar el debate en términos políticos para conseguir una herramienta que sea útil a los sectores populares, que están siendo atacados por un bloque restaurador de las élites que incluye a PP, PSOE y Ciudadanos.

Irene Montero. (Enrique Villarino)
Irene Montero. (Enrique Villarino)

P. ¿Cuáles son las diferencias políticas con el proyecto de Errejón que impidieron el acuerdo previo?

R. Yo creo que se enfatizaron más diferencias de las que existían, aunque hay algunas importantes. Para mí, una de ellas tiene que ver con el análisis. Los compañeros de la corriente de Íñigo y Tania creen que desde el 20-D hemos vivido en el error y hemos tomado decisiones erróneas, por lo que se debe corregir el rumbo. Yo no lo creo, las decisiones que tomaron los inscritos, como la alianza con IU, por un lado, y decir no al Gobierno de Rivera presidido por Sánchez, fueron acertadas. Es verdad que hubo debate en los órganos de dirección y que esos compañeros defendieron otras opciones. Otra cuestión es sobre cómo entendemos las tareas de Podemos, y yo creo que las instituciones no son un fin en sí mismo. El hecho de que hayamos entrado al Parlamento no cambia el hecho de que las tareas fundamentales siguen siendo las de la sociedad civil para tumbar el plan restaurador de las élites.

P. ¿Se arrepienten de no haber cedido más para evitar este choque de trenes?

"Las decisiones que tomaron los inscritos, como la alianza con IU y decir no al Gobierno de Rivera presidido por Sánchez, fueron acertadas"R. “Creo que Pablo ha hecho todo lo que estaba en su mano. Cuando redactó el documento, se esforzó en que fuese el artefacto en torno al cual pivotar la unidad, para que no se construyese por porcentajes, sino por política, y por eso hizo una síntesis de ideas diferentes. Es legítimo que familias o corrientes decidan que Vistalegre II es el momento para fortalecerse o mostrarse, pero por encima de eso tiene que estar la necesidad de que Podemos salga con objetivos políticos claros y una dirección que por encima de todo mire por el interés común. No podemos salir como una suma de corrientes, porque si no nos habremos convertido en el PSOE o en los partidos viejos.

P. Echando la vista atrás a los procesos autonómicos, las dimisiones en cadena en la ejecutiva madrileña y, sobre todo, la operación 'jaque pastor', parece que esa intención de confrontar en Vistalegre II viene de lejos.

R. Voy a ser muy escrupulosa y sobre 'jaque pastor' no voy a decir nada.

P. ¿Pero cree que había voluntad de entendimiento o de medir el peso de cada liderazgo?

R. Hemos vivido debates que han derivado estos días en la presentación de dos proyectos y dos liderazgos sobre los que los inscritos pueden votar hasta el sábado. No tiene sentido entrar en la genealogía de cómo ha sido cada cosa, aunque tenga mi opinión, y lo importante ahora es que elijamos. Desde mi punto de vista, el que más garantías da para que todos tengamos cabida es el proyecto del equipo de Pablo Iglesias.

P. Rita Maestre, por ejemplo, lideró la candidatura errejonista en el proceso autonómico y ahora vuelve a presentarse en puestos de salida.

"Es verdad que la necesidad de algunos compañeros de hacerse parte de una corriente en concreto no es nueva"R. Es verdad que la necesidad de algunos compañeros de hacerse parte de una corriente en concreto no es nueva. Pero ahora mismo no debemos entrar en ello, sino en las propuestas.

P. Una de las principales diferencias políticas de sus documentos tiene que ver en qué tipo de relación se debe mantener con el PSOE. ¿La falta de entendimiento se debe a ello?

R. Más que en la relación con otras fuerzas, este debate se centra en cómo evoluciona la crisis de régimen. El PSOE, también el de Pedro Sánchez, nunca quiso pactar con nosotros. Siempre estuvieron dispuestos a que les diésemos la abstención, sobre todo después de pactar con Ciudadanos, pero no a gobernar juntos, como acabó reconociendo Sánchez. El plan de las élites es evitar que Podemos gobierne a nivel estatal. Es cierto que algunos compañeros plantearon la abstención, pero Iglesias tuvo olfato al entender que eso no lo podíamos elegir solo en el consejo ciudadano, sino que eran los inscritos quienes debían decidir, y acertamos en la decisión, porque meses después el régimen provocó que el PSOE tuviese que entregar el poder al PP.

Irene Montero. (Enrique Villarino)
Irene Montero. (Enrique Villarino)

P. La propuesta de formar un Ejecutivo conjunto con Pedro Sánchez, en la que ponían sobre la mesa un reparto de ministerios, ¿de quién fue iniciativa?

R. Fue una propuesta compartida por la ejecutiva, porque entendíamos que había una oportunidad histórica de sacar a Rajoy y tener un Gobierno progresista.

P. ¿Se arrepiente de ello, como ahora lo hace Errejón?

"Algunos compañeros plantearon la abstención [a Sánchez], pero Iglesias tuvo olfato al entender que eso no lo podíamos elegir solo en el consejo"R. En absoluto. Aunque diferimos en el análisis de los compañeros de la corriente de Íñigo y Tania, la voluntad de hacer un Gobierno paritario con el PSOE era una apuesta que demostraba cómo nos estábamos tomando en serio la tarea para la que nacimos. Por eso en las europeas no estábamos satisfechos con 1,2 millones de votos, porque nuestra voluntad es la de gobernar, y cuando vimos la posibilidad, no dudamos en hacer la propuesta y pedirle al PSOE que la considerase. Luego supimos que en ese momento se puso en marcha la maquinaria del régimen para impedirlo.

P. Iglesias defiende la nacionalización de las eléctricas y de otros sectores estratégicos. Errejón, en cambio, prioriza la iniciativa público-privada en su documento. Parece que es una cuestión que levantó muros para el entendimiento.

R. Si fuese así, lo que no les gustaría a los compañeros es la Constitución, que dice que toda la riqueza del país, sea cual sea su titularidad, debe estar sujeta al interés general. Eso no es una manifestación ideológica, sino que por sentido común está en la Constitución. Una persona no puede estar en su casa sin luz, ni tampoco casas sin gente ni gente sin casas. Hay derechos democráticos que se deben ejercer no solo en el Parlamento, sino en el día a día, y nosotros debemos defender la democracia en ese sentido amplio, en todos los ámbitos en los que tenga cabida. Poner el cuerpo en un desahucio para alguien sin alternativa habitacional también es democracia.

P. Su proyecto recupera un programa más ambicioso, incluso se podría decir rupturista. Que se asemeja más al de las europeas que al del 20-D o al del 26-J. ¿A qué se debe este giro ahora?

"Hay derechos democráticos que se deben ejercer no solo en el Parlamento, sino en el día a día, y nosotros debemos defender la democracia en ese sentido amplio"R. Se debe, primero, a los objetivos con los que nacimos, y que en un proceso congresual se tienen que explicitar. A que la democracia es el ejercicio del poder por parte del pueblo, y que si está siendo secuestrada por una minoría, debemos ser una herramienta para ejercerlo. Hemos vivido tres años en que de todos los ámbitos en los que la democracia se debe desarrollar nos hemos enfocado en lo institucional y lo electoral porque era el ciclo que tocaba y para el que nos organizamos en Vistalegre I. El segundo motivo tiene que ver con cómo están actuando los adversarios, y es que el régimen está imponiendo un estado de normalización, cuando en realidad vivimos en un estado de excepción, con listas de espera en el hospital de meses, paro, precariedad, pobreza infantil, etc., que el Gobierno quiere normalizar. Frente a este intento normalizador, debemos usar todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance.

P. El día después de Vistalegre II, ¿cómo se decidirá la composición del consejo ejecutivo, de manera proporcional a los resultados?

R. Creo que tenemos que hacer una reflexión profunda en el consejo ciudadano y plantear qué personas pueden constituir el mejor equipo para cumplir unos objetivos y, por supuesto, siempre sujetos a que si las cosas no funcionan se cambien, porque nosotros no nos agarramos a los sillones. Sería una mala práctica que los criterios de configuración de los órganos sean el reparto de porcentajes, porque entonces no valdrá la pena ser de Podemos, sino que tendrás que ser de una familia. Hay personas valiosísimas que se sienten de muchas sensibilidades o de ninguna.

Irene Montero. (Enrique Villarino)
Irene Montero. (Enrique Villarino)

P. Luis Alegre, Bescansa, Monedero… son varios los fundadores del partido que han dado un paso atrás. ¿Les gustaría que formasen parte del consejo como invitados permanentes?

R. Podría ser, incluso sin ser invitados permanentes, como en el caso de Juan Carlos Monedero, que es una persona indispensable. Debemos tener una organización porosa, abierta y flexible para participar de la vida cotidiana de Podemos sin formar parte de los órganos.

P. Bescansa no renuncia a seguir teniendo un papel fundamental en las negociaciones 'a posteriori' que se tendrán que dar en el consejo ciudadano. ¿La ve como mediadora?

"Sería una mala práctica que los criterios de configuración de los órganos sean el reparto de porcentajes"R. Carolina es una persona fundamental para Podemos y va a tener tareas de sobra. Sigue siendo diputada y no me cabe duda de que sus tareas serán importantes, independientemente de su posición, también Nacho Álvarez, aunque me hubiese gustado que se presentase en nuestra lista o en todo caso presentarse en otra. Pero una vez tomada esta decisión, encontraremos la forma en que sigan aportando, porque sin ellos Podemos no se entiende.

P. ¿Cree que Errejón debería abandonar la portavocía parlamentaria si no ganan sus documentos políticos?

R. Esa es una decisión que va a tomar el consejo ciudadano. Pablo ha repetido en varias ocasiones que quiere que Íñigo siga siendo portavoz parlamentario, y yo como portavoz adjunta trabajo bien con él, e igual que reconozco diferencias con él, reconozco que me gusta trabajar con él en la portavocía. Pero es una decisión que debe tomar el consejo y es bueno que no tengan que ser una o dos personas quienes la tomen. Independientemente de lo que él decida hacer.

P. ¿Vería como una salida honrosa que se presentase a candidato para la alcaldía de Madrid?

R. Íñigo está capacitado para hacer lo que se proponga.

P. ¿Pero lo ve como el mejor sucesor de Manuela Carmena, que no repetirá en su cargo?

R. Repito, creo que puede hacer todo lo que se proponga.

P: Han criticado que Errejón utilice la imagen de Iglesias en sus mítines, pero que sea el secretario general aun con la propuesta política errejonista no es otra cosa que el “mandar obedeciendo” que defiende, incluso su documento organizativo se titula así.

R. La democracia no puede convertirse en ninguna imposición. Es verdad que un secretario general tiene que ejercer su posición de responsabilidad obedeciendo lo que dicen los inscritos, pero también tienes que tener derecho a que si haces una propuesta que no es respaldada por la mayoría, tú no tengas por qué ser quien se ponga al frente, sino la gente que la defiende, que es quien la mejor la conoce. Por eso decimos que tiene que haber coherencia entre la propuesta y los liderazgos. No hace falta poner un secretario general de cartón, sino que podemos hacer piña con el de carne y hueso, y eso también implica escucharle.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios