el pp empieza la renovación de sus barones

Sectores del PP promueven a Pablo Casado para suceder a Herrera en Castilla y León

Los clanes provinciales que postulan la renovación total del partido en la región, con el portavoz al frente, dan por hecho el aval de Génova frente a cualquier delfín de Herrera

Foto: Rueda de prensa de Pablo Casado. (EFE)
Rueda de prensa de Pablo Casado. (EFE)

La verdadera renovación del Partido Popular empezará después del XVIII congreso nacional de este mes, cuando se celebren entre marzo y abril las asambleas regionales con los relevos de los barones autonómicos más veteranos. Y para suceder al primero ellos, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, en sectores del PP regional han empezado a promover la candidatura de Pablo Casado, actual vicesecretario del 'aparato' de la sede central en Génova y diputado por Ávila. Los clanes provinciales que postulan la alternativa del portavoz dan por hecho que tendrán el aval de la dirección nacional frente a cualquier 'delfín' de última hora que plantee Herrera.

Los populares asumen que los cambios en la dirección nacional quedan para el siguiente congreso, al final de la legislatura y si es larga, pero parten de la premisa de que en las asambleas regionales y provinciales de la primavera deben poner las bases del PP para los próximos 10 o 15 años. La hora de la renovación llega a más de la mitad de las directivas autonómicas y en la nacional preocupan sobre todo las de los feudos electorales como Madrid, la Comunidad Valenciana o Castilla y León.

Juan Vicente Herrera hace casi tres años que amaga con retirarse; primero no le dejó Mariano Rajoy porque no quería cambios para las elecciones autonómicas de 2015

Juan Vicente Herrera lleva 16 años al frente de la Junta de Castilla y León y otros tantos como presidente del PP en la región. Hace casi tres años que amaga con retirarse; primero no le dejó Mariano Rajoy porque no quería cambios para las elecciones autonómicas de 2015, cuando perdió después la mayoría absoluta se resistió a presentarse a la reelección como presidente de la Junta y en el partido ahora dan por hecho, al menos en la sede de Génova, que sí empezará la retirada.

En la dirección nacional niegan cualquier interferencia en el territorio de 'Juanvi', pero le reprochan cierto "desorden" en Castilla y León a la hora de encauzar la sucesión. Su apuesta más clara desde los comicios autonómicos era Rosa Valdeón, vicepresidenta de la Junta hasta que en septiembre pasado tuvo un accidente de tráfico y se le detectó una alta tasa de alcoholemia. Tuvo que dejar el cargo y Herrera se quedó sin mano derecha y portavoz.

Los delfines que no gustan en Génova

Los otros dos aspirantes que puede ahora promover el presidente de la Junta son el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y el de León, Antonio Silván. Además de no convencer a la mayoría de los clanes provinciales del PP regional, ninguno gusta en la dirección nacional.

De Herrera dicen que es indeciso por naturaleza. "Lleva años en la incertidumbre y ahora tampoco ha dicho abiertamente que vaya a dejar la presidencia del partido", recuerdan en fuentes de Génova. También reconocen la existencia de "movimientos en provincias" para que Pablo Casado se presente como sucesor y alternativa a cualquier heredero del actual jefe del ejecutivo de la Junta que signifique continuismo.

Pablo Casado y Alberto Núñez Feijóo. (EFE)
Pablo Casado y Alberto Núñez Feijóo. (EFE)

El núcleo duro del marianismo tiene apuntado el amago de oposición a su jefe que ensayó Herrera en la etapa más dura del bloqueo político, cuando se temieron ir camino de la oposición después de las generales de diciembre de 2015. Fue el único dirigente de peso que cuestionó la continuidad de Rajoy. Y también ha molestado en el Gobierno que la Junta de Castilla y León se sume a la pretensión de los socialistas de rebajar la jornada laboral de los funcionarios a 35 horas. Además, Alberto Núñez Feijóo se ha significado en la crítica a esa medida de aumento de gasto y plantillas que considera inasumible en términos económicos y de imagen ante los contribuyentes que dependen del sector privado.

En fuentes del PP regional presentan a Casado como el relevo ideal para Herrera y para dar un nuevo empuje al partido en la región con la vista puesta ya en los comicios autonómicos de mayo de 2019. Rompe con la dinámica provincialista y de camarillas porque no ha hecho carrera en la política autonómica. Nacido en Palencia, criado en Madrid, con estudios en universidades de Estados Unidos y diputado por Ávila desde 2011, el portavoz nacional de los populares encarna una nueva generación de dirigentes mucho más jóvenes que los salientes: 36 años frente a los 61 de Herrera o sus posibles delfines cincuentañeros.

Carrera de Aznar: diputado por Ávila y Junta

Fernando Martínez-Maillo, llamado por Rajoy para que se hiciera cargo de la vicesecretaría de organización en Génova después del fiasco de los últimos comicios autonómicos, se ha descartado de la carrera para suceder a Herrera. "Ni él quiere ni está aquí de paso, todo lo contrario", comentan en medios de la dirección donde dan por hecho que será "número tres" del comité ejecutivo que salga del congreso nacional, con el título de coordinador general o sin él, pero encargado del día a día en el control de todo el partido.

Los dirigentes provinciales, diputados y senadores partidarios de la alternativa de Casado apuntan a la tradición del PP en el trasvase de responsabilidades políticas entre nacionales y autonómicas para la formación de sus dirigentes. Es el caso del propio Rajoy, María Dolores de Cospedal o Feijóo. Al joven portavoz de Génova le supondría seguir los mismos primeros pasos de la carrera de su primer jefe, José María Aznar: primero fue diputado por Ávila y luego presidente de la Junta de Castilla y León.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios