CRISIS DE LOS SOCIALISTAS

Sánchez presume de apoyos y avisa de que no decidirá en función del paso de López y Díaz

El exlíder se dice "impresionado" por la cantidad de mensajes de respaldo que le llegan de toda España y precisa que su calendario no está sometido a lo que hagan los demás candidatos

Foto: Pedro Sánchez, durante su visita a Xirivella, en Valencia, el pasado 26 de noviembre. (EFE)
Pedro Sánchez, durante su visita a Xirivella, en Valencia, el pasado 26 de noviembre. (EFE)

Pedro Sánchez comienza a reponerse del golpe. Acusó con dolor la patada en el estómago del anuncio de la candidatura de Patxi López, pero ahora se siente "con fuerza y con ganas", más animado tras los múltiples mensajes de apoyo. No ha tomado aún una decisión sobre su futuro, pero sí advierte de que no se dejará llevar ni por lo que hagan Patxi López ni Susana Díaz. Su decisión madurará al margen de ellos y de sus calendarios. Será él quien administre los tiempos.

El ex secretario general incluso ha salido de su "encierro" voluntario, según ha constatado su círculo más próximo. Y comienza a trasladar mensajes claros e inequívocos que apuntan, como poco, a que no ha tirado la toalla ni se plegará ante el exlendakari. "Estoy impresionado de la cantidad de 'emails' y mensajes de apoyo que me están llegando de toda España. Pero ni mi calendario ni mi decisión dependerán de lo que haga el resto de candidatos. Y sí, me encuentro con fuerza y con ganas". Esta es la literalidad exacta de lo que Sánchez expresa a su círculo más directo, dejando por tanto todas las puertas abiertas. Palabras trasladadas a El Confidencial.

"Me encuentro con fuerza y con ganas", sostiene el exjefe del PSOE. Ya no cree que deba dar una respuesta "en breve". "Aún es pronto", indica

En los últimos días, el exlíder socialista había recibido la presión de los suyos para que despejara cuanto antes su futuro, para acabar con la incertidumbre. Él incluso les había prometido responder "en breve" a su apremio. Se había llegado a consolidar la impresión de que en cerca de una semana podía descubrir sus cartas. Pero ha cambiado de parecer. Sánchez no quiere ahora dar más detalles de cuándo anunciará su decisión, porque cree que su "obligación" es "administrar" sus tiempos correctamente. "Aún es pronto", avisa.

"Sí dará el paso"

Sus colaboradores más cercanos explican por qué se ha producido ese giro, que les hace albergar la impresión de que "con mucha probabilidad sí dará el paso", o al menos creen que "ahora sí que está más convencido que hace unos días de que debe presentarse". La razón es que su decisión "ya solo depende de cuestiones de oportunidad y de manejo de los tiempos". "Es decir, está en la misma situación que Susana. Ella está estudiando cuándo le conviene más, y él también va a hacer lo mismo, pero no va a salir antes porque haya dicho Patxi que compite", indica un parlamentario afín.

Patxi López, durante la presentación de su candidatura a la secretaría general del PSOE, el pasado domingo en la Fundación Diario Madrid. (EFE)
Patxi López, durante la presentación de su candidatura a la secretaría general del PSOE, el pasado domingo en la Fundación Diario Madrid. (EFE)


Los sanchistas repiten que López se lanzó al ruedo nada más fijarse el calendario del 39º Congreso —17 y 18 de junio— porque "su propósito" no es ser candidato "hasta el final", como él proclama, sino porque "quería cortar el paso a Pedro, forzar su retirada". Siguen creyendo que el fin último del expresidente del Congreso es "no confrontar con Díaz" y sí pactar con ella para conseguir una cuota de poder, y para ellos la prueba palmaria es que ha integrado en su equipo a dirigentes capaces de "interlocutar con los barones, y no combatir contra ellos". "Es una operación que viene de lejos y que está hecha para pastelear, nada más", subrayan.

Así las cosas, Sánchez ha concluido que "las cartas están sobre la mesa": "O sucumbía o bien asumía lo que mucha gente le pide: que se anime y no defraude a la militancia". Su entorno más cercano, desguarnecido de importantes apoyos orgánicos —su principal referente es el secretario provincial valenciano, José Luis Ábalos, pero los barones críticos se han pasado al lado patxista—, sí ha observado que el respaldo de las bases se mantiene intacto, y que el exlíder ha logrado "generar un vínculo emocional" con militantes que incluso no han tenido la oportunidad de conocerle pero que se han quedado seducidos por la épica de su discurso y de su resiliencia.

En su entorno señalan que Sánchez ha cambiado de actitud y se ha "liberado" tras la "traición" del exlendakari y del aparato que le sostenía en Ferraz

Los dirigentes que circundan a Sánchez señalan que, en el fondo, le ha venido bien darse de bruces con la "traición" de López, los secretarios territoriales y el aparato que él tenía en Ferraz, encabezado por el que era su número dos, el riojano César Luena. "Necesitaba liberarse de la influencia de todos ellos. Ahora él está más decidido y anímicamente liberdado. Tiene otra actitud. Ha pasado del encierro a un momento más activo".

Repensar la estrategia

El exlíder tiene que recomponerse y rediseñar las semanas venideras hasta la convocatoria formal del congreso, que llegará hacia finales de marzo o principios de abril. Para empezar, tiene que repensar cómo ocupa este tiempo. Hasta ahora, la estrategia pasaba por mantener perfil muy bajo y no volver a lanzarse a la carretera tras los actos en Valencia y San Martín del Rey Aurelio (Asturias), de finales del año pasado. Pero tras adoptar una nueva "actitud", tiene que plantearse "qué señales emite" y cuándo. Sus colaboradores apuntan que aún no se ha producido ninguna reunión, pero que tendrá que producirse una puesta en común, con el fin de dibujar la estrategia y reordenar los apoyos orgánicos, dotarse de una nueva infraestructura. Sus partidarios destacan que, aunque ya no cuente con el aval de los barones, sí le quedan los avales de cuadros intermedios, "muchos más de los que podrían pensarse".

El exsecretario quiere demostrar que no ha "sucumbido" a los planes de López y que no está "muerto", evidenciar que no tiene "cerradas" puertas

En definitiva, Sánchez no ha tirado la toalla, ni tiene previsión de hacerlo. Con los mensajes que está lanzando y que está haciendo saber a los medios, bien directamente o a través de su entorno, quiere expresar, como subraya una diputada que charla muy frecuentemente con él, que "está ahí, que no se cierra ninguna puerta". "No está engañando a nadie, y al menos responde a los que le daban ya por muerto". El anuncio de López, en consecuencia, lejos de disuadirle y acabar de hundir su candidatura, ha servido para "abrir la puerta a la competición". Ha generado, insiste esta misma fuente, "el efecto contrario". Por ahora, tiene ganas "de dar la batalla". Los defensores del madrileño interpretan —y aquí coinciden con los susanistas— que comenzar la carrera de las primarias con tanta precipitación como ha hecho López, a tantas semanas de la apertura del proceso, puede ser contraproducente, ya que el candidato corre el riesgo de "agotarse" antes de comenzar la guerra de verdad, al no tener a nadie enfrente con quien rivalizar.

Sánchez presume de apoyos y avisa de que no decidirá en función del paso de López y Díaz

Pero queda mucho tiempo hasta la convocatoria del congreso, y nadie descarta que el carrusel de emociones y de sucesos que vayan cruzándose acabe por decantar la balanza hacia uno u otro lado. Sánchez sigue siendo una incógnita, y él se resiste a descubrir la X. Por lo que pueda pasar.

Sánchez presume de apoyos y avisa de que no decidirá en función del paso de López y Díaz

Díaz tiene "muchísimo cariño" a López y Lambán ve capaz de todo a Sánchez

Susana Díaz aún no se ha pronunciado públicamente sobre la candidatura de Patxi López. Ayer martes era la oportunidad, pero en su rueda de prensa posterior a la conclusión de la VI Conferencia de Presidentes rehuyó las preguntas orgánicas, con el argumento de que no era el foro para hablar del PSOE, sino de la cumbre autonómica

Lo único que afirmó es que tiene "muchísimo cariño" al exlendakari. Poco más. "Por mucho que me pregunten en distintos formatos, les voy a defraudar —señaló a los periodistas que seguían su comparecencia en el Senado—. Estoy aquí como presidenta de Andalucía, no como secretaria general del PSOE". Esta última afirmación dio pie a que se le preguntara si había cometido un lapsus, al llamarse a sí misma líder "del PSOE". "No hay lapsus ni desliz, yo soy —defendió— la secretaria general del PSOE andaluz, elegida por un congreso". 

Por su parte, el presidente aragonés, Javier Lambán, apuntó que López tiene "todo el derecho del mundo" de presentarse. "Y también Pedro Sánchez, que puede tener el arrojo de hacer eso y de cualquier otra cosa". Y ahí está, esgrimió, la grandeza de su partido. "Si pecamos de algo es de exceso de democracia interna", subrayó, informa EFE. El hecho de que el diputado vasco defendiera el "no es no" a Mariano Rajoy no le basta para evaluar su identidad. "Los discursos monoverbales nunca han logrado estimularme", sancionó con sorna. 

Por su parte, el presidente manchego, Emiliano García-Page, dio por hecho que "desde luego habrá más de dos candidatos" en la carrera por liderar el PSOE. El dirigente expresó su respeto por los "compañeros que quieran dar el paso". Pero avisó de que "casi sería tan malo para España y para el PSOE que nadie quisiera ser candidato como un exceso de banquillo". La víspera, Page había asegurado que la posibilidad de que Sánchez concurra "no es conveniente para el PSOE". 

Pero este martes también fue noticia el violento incidente que padeció la diputada por Valladolid Soraya Rodríguez. Se hizo viral el vídeo grabado en la tarde anterior y difundido por el digital 'ÚltimoCero', durante una reunión del partido en la ciudad. La parlamentaria, también presidenta del PSOE en Castilla y León, había defendido la labor de la gestora y fue acusada de "traición" por sus compañeros. Rodríguez perdió la paciencia, se levantó de su asiento y pidió "respeto" en reiteradas ocasiones mientras seguían increpándola.

Preguntó al militante que se dirigía si en esa acusación incluía también a Patxi López. La diputada también apremiaba a Javier Izquierdo, secretario provincial y presidente de la mesa, para que no consintiera esos gritos contra ella. Sin éxito. Ayer, el alcalde de la ciudad, el socialista Óscar Puente (contrario a la gestora) pidió "respeto" en el debate del partido, informa Europa Press

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios