Es noticia
Menú
La nieve obliga a cerrar 7 puertos y usar cadenas en una veintena en el norte
  1. España
LA NIEVE OBLIGA A CERRAR PUERTOS DE MONTAÑA

La nieve obliga a cerrar 7 puertos y usar cadenas en una veintena en el norte

Las nevadas, los fuertes vientos y los fenómenos costeros mantienen a dieciocho provincias del norte y Baleares en alerta naranja o amarilla

Foto: La localidad de Reinosa (Cantabria) ya ha sufrido las primeras nevadas esta semana.
La localidad de Reinosa (Cantabria) ya ha sufrido las primeras nevadas esta semana.

La nieve caída en las últimas horas dificulta el tráfico en la zona norte con siete puertos de montaña cortados en La Rioja, Cantabria y el País Vasco, y cerca de una veintena más donde es obligatorio el uso de cadenas y está restringida la circulación a camiones y autobuses.

Según los datos de Dirección General de Tráfico (DGT) disponibles en su página web, había siete puertos de montaña con tramos cortados -tres en la Rioja, otros tres en Cantabria y uno en Álava- y cerca de una veintena más con circulación complicada, en los que está prohibido el paso de camiones y autobuses y es obligatorio el uso de cadenas. Los puertos cortados son el de Peña Hincada (La Rioja) por Ortigosa; el de La Rasa (La Rioja) en Almarza de Cameros; el puerto de Sancho Leza (La Rioja) en Laguna de Cameros; el de Palombera (Cantabria) en Los Tojos; el puerto de Lunada a la altura de La Concha (Cantabria) y el de La Sía (Cantabria) a la altura de Cañedo. También está cerrado el Puerto de Álava en la A-2625 y hay fuertes retenciones en Sierra Nevada (Granada).

Entre los puertos con circulación muy difícil está el de Pajares. Durane la mañana del sábado se cerraba para la circulación de camiones y se requerían cadenas para los turismos. A las 13 horas, había complicaciones en varios de los tramos de la N-630 que comunica Asturias y León: a la altura de Villamanin de la Tercia (León) del kilómetro 100 al kilómetro 87.5 y a la altura de Payares (Asturias) hasta el kilómetro 68.

La situación ha mejorado en la autovía A-67, entre las localidades cántabras de Mataporquera y Pesquera, en el puerto de Pozazal, ya que se ha restaurado el tránsito para camiones y autobuses aunque se recomienda circular con precaución. El levantamiento de esta prohibición ha permitido que los 85 camiones que estaban retenidos en Aguilar de Campo (Palencia) en la A-67, aunque ya han podido comenzar a circular hacia Cantabria.

También son precisas las cadenas en Somiedo o en Penafonte, ambos en Asturias, y en El Portalet, a la altura de Formigal (Huesca), entre otros.

En cuanto a las carreteras, hay tres tramos cortados en la provincia de Burgos -en las localidades de Rioseco y Río Trueba- y otras diez con circulación muy difícil en Burgos, Huesca, Vizcaya, Cantabria y Asturias, donde es obligatorio el uso de cadenas.

Entre los tramos de carretera donde se precisan cadenas para circular debido a la nieve están en la N-232, en Incinillas, en la provincia burgalesa y varios tramos en Cerler, Panticosa y Llanos del Hospital (Huesca).

El temporal de nieve también obliga al uso de cadenas para acceder a los tres pasos fronterizos con Francia ubicados en el Pirineo aragonés.

Las nevadas, los fuertes vientos y los fenómenos costeros mantienen a dieciocho provincias del norte y Baleares en alerta naranja o amarilla, en las que además las temperaturas y la cota de nieve tienden a bajar. Según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la entrada de una masa de aire marítima, fría y húmeda mantiene la alerta naranja desde ayer por nevadas a Asturias, Cantabria, Burgos (Castilla y León) y Álava, Vizcaya y Guipúzcoa (País Vasco). En alerta amarilla por nevadas están también Huesca (Aragón), León y Palencia (Castilla y León), Lleida (Cataluña), La Rioja y Mallorca (Baleares)

La nieve caída en las últimas horas dificulta el tráfico en la zona norte con siete puertos de montaña cortados en La Rioja, Cantabria y el País Vasco, y cerca de una veintena más donde es obligatorio el uso de cadenas y está restringida la circulación a camiones y autobuses.

Agencia Estatal de Meteorología (AEMET)
El redactor recomienda