El juez deja libre a Oleguer, última ficha del clan Pujol, entre críticas al fiscal
  1. España
audiencia nacional

El juez deja libre a Oleguer, última ficha del clan Pujol, entre críticas al fiscal

La Audiencia Nacional comienza a investigar juntas todas las operaciones de los hermanos tras sumar al último que quedaba, el pequeño de la familia

El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, rechazó ayer la pretensión de la Fiscalía Anticorrupción de encarcelar provisionalmente al pequeño de los Pujol, Oleguer, y se limitó a retirarle el pasaporte, a prohibirle salir del territorio nacional y a ordenarle que comparezca cada 15 días en el juzgado más próximo a su domicilio. De la Mata, que aceptó el pasado diciembre unir al benjamín de la familia a la causa general que instruye contra todo el clan, se negó a aceptar la prisión, al entender, en contra del criterio del ministerio público, que no hay riesgo de que el investigado oculte o destruya pruebas.

Para considerar que el imputado está incurriendo en este último delito, afirmó De la Mata, debe haber "un peligro fundado y concreto y que dicho peligro no se infiera únicamente del ejercicio del derecho de defensa o de la falta de colaboración del investigado". A esto debe sumarse, continuó el juez, que Oleguer debe poder tener acceso a las pruebas. Sin embargo, alegó el instructor, la causa contra el pequeño de la familia Pujol se abrió hace dos años y medio, tras una denuncia de la Fiscalía, y el ministerio público no pidió entonces la prisión provisional, a pesar de que sí pidió el registro de siete domicilios. Tampoco, prosiguió De la Mata, reclamó esta medida cautelar en ningún momento posterior.

Según el juez, la instrucción ha avanzado razonablemente y no han cambiado las circunstancias que concurrían en 2014. "No se aprecian elementos nuevos que permitan afirmar razonablemente que en este momento concurre un peligro nuevo no valorado, fundado y concreto, de destrucción de fuentes de prueba o de capacidad de influencia sobre otros investigados o testigos (...) que exija por esta razón la adopción de una medida excepcional como la solicitada de prisión provisional".

El juez retira el pasaporte a Oleguer Pujol y le impone comparecencias cada 15 días

En relación al riesgo de reiteración delictiva que también adujo la Fiscalía, que afirmó que el investigado sigue blanqueando su patrimonio, el magistrado arguyó que la actitud de Oleguer no ha sido de colaboración, que ha ocultado datos sobre los productos en los que invirtieron sus recursos, pero que esa conducta, aunque resulte incómoda para los investigadores, entra dentro del derecho de defensa legítimo y no puede justificar por sí sola la prisión provisional. "El mero hecho de que desplegaran actividades opacas tampoco puede justificar la prisión provisional que, como se ha indicado, requiera adicionalmente perseguir determinados fines que ya han sido expuestos", señaló el juez de la Audiencia Nacional. Aseguró que la Fiscalía únicamente se basa en "un indicio concreto" para esgrimir que Oleguer está maniobrando en el sentido indicado. En concreto, en una transferencia enviada a una cuenta de Miami en 2015, hace algo más de un año, dinero que según la defensa ya habría sido repatriado.

Argumentó además el magistrado que tampoco "existen elementos en el caso que revelen la existencia de un riesgo concreto de fuga", otra de las causas que motivarían el ingreso en prisión provisional. "La persona investigada tiene arraigo notorio en España, donde cuenta con domicilio fijo, familia, relaciones sociales y profesionales", aseguró el magistrado, quien añadió que nunca ha faltado a las citaciones judiciales "ni existe indicio alguno que haga pensar que lo hará en el futuro".

Las diferencias jurídicas entre Fiscalía y juez se produjeron ayer después de que Oleguer declarara durante cuatro horas por primera vez ante De la Mata después de que el magistrado decidiera el pasado diciembre asumir toda la causa relativa a la familia Pujol Ferrusola. El magistrado aceptó la inhibición del Juzgado número 1, que rastreaba las operaciones de Oleguer Pujol, y sumó este último miembro del clan a la investigación general, que indaga todos los negocios de la familia. Entendió el instructor que existe una conexión entre las operaciones protagonizadas por el benjamín y las del resto.

Argumentó que unificar toda la causa no es algo "ya solo funcional, sino asimismo necesario". La conexión entre ambos procedimientos, explicó, se sustenta en los vínculos familiares entre los investigados, en que todos ellos siguen las mismas pautas de comportamiento al llevar a cabo los negocios supuestamente delictivos, en que existen indicios de que las actividades están coordinadas, en que cada miembro del grupo tiene un rol distinto, en que todos ellos se reparten cantidades millonarias y en que debían rendir cuentas para llevar un control central de los gastos.

Según el juez, todo este 'modus operandi' revela la existencia de "un patrón de comportamiento reiterado durante años que apunta elementos básicos de una organización cuyos perfiles definitivos están aún bajo investigación y pendientes de calificar". Los miembros de la familia, continuó el instructor, "han venido orquestando durante años una estrategia compartida y coordinada para desarrollar distintos negocios económicos, generar réditos, ocultarlos y distribuirlos entre todos de acuerdo con criterios establecidos para conseguir el lavado de los activos conseguidos".

Foto: Oleguer Pujol. (EFE)

Como ejemplo de por qué es necesario fundir todas las causas en una, De la Mata recordó que la investigación "ha podido descubrir que posteriormente a que se produjera un abono sospechoso [por parte del hijo mayor, Jordi Jr, en las cuentas de sus hermanos], inmediatamente Jordi Pujol Ferrusola ordenaba que se realizaran traspasos a sus hermanos a sus cuentas de Andorra; a Oleguer, Oriol, Josep, Pere, Mireia y Marta, todos ellos titulares de cuentas en esa jurisdicción".

El titular del Juzgado Central 5 explicó que la unificación de todas las causas en una ayudará a esclarecer con más rigor cómo se ha movido la fortuna que han ido amasando los Pujol Ferrusola durante los últimos años y las estrategias que han utilizado para blanquear los fondos, así como a descubrir el origen del dinero que la familia tenía en Andorra y distinguirlo del que supuestamente vino de una herencia, como justificó el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol i Soley.

Además de Oleguer, su hermano mayor Jordi y el padre de ambos, en la causa también están siendo investigados la esposa del expresidente de la Generalitat, Marta Ferrusola, los hijos de ambos, Pere, Josep, Marta y Mireia Pujol Ferrusola, la exesposa del hijo mayor de la familia, Mercé Gironés, el representante legal de la constructora Copisa, Ramón Gironés Pages —padre de Mercé—, Ramón Gironés Riera —hermano de Mercé—, el arquitecto Xavier Corominas, los empresarios Carlos Sumarroca Coixet y Carlos Sumarroca Claverol, el representante legal de Life Mataro, Alejandro Guerrero Kandler, el representante de Servitransfer, Gustavo Buesa, o el empresario Luis Delso.

Familia Pujol-Ferrusola Oleguer Pujol Jordi Pujol Audiencia Nacional Fiscalía Anticorrupción
El redactor recomienda