La Audiencia mantiene en prisión al padre de Nadia por estafar a cientos de donantes
  1. España
caso nadia

La Audiencia mantiene en prisión al padre de Nadia por estafar a cientos de donantes

Un auto de la Audiencia Provincial de Lleida confirma la prisión provisional para el padre de la pequeña y argumenta que "existen suficientes indicios" para sustentar la imputación

Foto: La pequeña Nadia Nerea, junto a sus padres Fernando Blanco y Margarita Grau.
La pequeña Nadia Nerea, junto a sus padres Fernando Blanco y Margarita Grau.

Los padres de Nadia hicieron de "la beneficiencia su medio de vida". Así lo entiende la Audiencia Provincial de Lleida en un auto que confirma la prisión provisional para el padre de la menor, Fernando Blanco. "Existen suficientes indicios", relata el tribunal, que acreditan que ambos progenitores utilizaron a su hija para conseguir dinero. En concreto, relata, "inducían a engaño" a los donantes, que aportaban fondos creyendo que éstos iban a ser destinados a tratar la enfermedad de la menor cuando en realidad no tenían ese destino, según parece apuntar el hecho de que Blanco no ha sabido especificar hasta el momento en qué consistieron esos tratamientos.

"Los fondos no se destinaron al fin para el que se habían obtenido, sino que por el contrario aparentemente se utilizaron para el propio y exclusivo beneficio de los investigados, defraudando presuntamente con ello la confianza de centenares de personas o de instituciones que desinteresadamente habían efectuado aquellas entregas y donaciones con el único propósito de colaborar con el tratamiento médico de su hija menor", relata el escrito judicial, que añade que el imputado, sin embargo, "sostiene que todos los recursos obtenidos se destinaron" a intentar curar a la niña. "No llega a decir, sin embargo, en qué consistieron (los tratamientos) ni a indicar los centros médicos en los que supuestamente se llevaron a cabo", añade la sala.

Foto: La pequeña Nadia Nerea, junto a sus padres Fernando Blanco y Margarita Grau.

El tribunal entiende que los imputados pudieron incurrir en un delito de estafa agravada tipificado en el artículo 250.5 del Código Penal, que contempla penas de más de dos años de cárcel. Rechaza el recurso de Blanco, que reclamaba salir en libertad, porque arguye que el razonamiento utilizado por el padre para pedir abandonar la prisión -el arraigo familiar- no es suficiente argumento para atender a la petición. "Las actuales circunstancias personales del imputado no evidencian un arraigo fuerte", asegura el auto.

"No puede descartarse el riesgo de fuga desde el momento en que en el curso de la investigación pudo constatarse la existencia de cierto conato de huida o cuando menos de un intento de ocultación cuando tuvo conocimiento del inicio de las investigaciones policiales", recuerda el tribunal, que añade que "este riesgo puede incrementarse con la gravedad de las penas con la que se sanciona el delito que se le imputa y, además, tampoco puede descartarse que el ahora investigado cuente con una eventual capacidad económica que le permita huir, ya que solo ha podido inmovilizarse una tercera parte de los recursos económicos supuestamente obtenidos por el investigado a lo largo de los últimos años".

Pornografía infantil

La confirmación de la prisión para el padre de Nadia se conoce después de que los Mossos d'Esquadra encontraran "imágenes de carácter sexual" de la pequeña en los equipos informáticos de los padres de Nadia. Así lo confirmaron a El Confidencial desde la propia Policía autonómica, que ha analizado los dispositivos que utilizaban los progenitores de la niña y se han topado con estas fotografías de la menor. Todo el material fue remitido inmediatamente por los responsables de las pesquisas al Juzgado de Instrucción número 1 de La Seu d'Urgell (Lleida), que instruye la causa.

Foto: La pequeña Nadia Nerea, junto a sus padres, Fernando Blanco y Marga Grau.

El hallazgo provocó que el titular del juzgado inmediatamente ordenara citar a declarar a los padres -Blanco y Margarita Garau- el próximo viernes con el fin de interrogarles sobre este material gráfico y sobre el que presumiblemente encuentren los agentes en la veintena de dispositivos electrónicos que encontraron en el registro de la casa familiar el pasado 7 de diciembre. Los Mossos investigan ya 13 pendrives, siete tarjetas de memoria, tres discos duros y otros terminales informáticos como tabletas o teléfonos móviles de última generación que pertenecían a los padres.

Tras conocer las primeras imágenes, el Juzgado de La Seu, determinó que las mismas abren un nuevo frente para los padres y vienen a constatar su "participación en la comisión de los delitos de provocación y explotación sexual", que se sumarían al de estafa ya mencionado. El concreto, el juez les atribuye la "elaboración y tenencia de pornografía infantil así como de exhibicionismo y provocación sexual".

Caso Nadia
El redactor recomienda