PARA ELEGIR PRESIDENTE

Nuevo sistema de doble vuelta en el PP: primero urna, luego compromisarios

El 'aparato' del PP busca con ese cambio en los estatutos del partido dan satisfacción a los dirigentes y militantes que quieren primarias al estilo del PSOE

Foto: Mariano Rajoy en un acto del PP. (Efe)
Mariano Rajoy en un acto del PP. (Efe)

La dirección del Partido Popular llevará al próximo Congreso de la formación, convocado para febrero, un nuevo sistema de elección de sus presidentes basado en una fórmula de doble vuelta, como el propio partido lo ha bautizado: primero se pronunciarán sobre los precandidatos todos los afiliados y luego serán los compromisarios elegidos por esos mismos afiliados los que decidan quién de esos aspirantes se pone al frente del partido.

El 'aparato' del PP busca con ese cambio en los estatutos del partido dan satisfacción a los dirigentes y militantes, que quieren primarias al estilo del PSOE sin romper con su modelo tradicional de representación a través de compromisarios, un remedo del sistema parlamentario establecido en la Constitución. Son los diputados los que eligen al jefe del Ejecutivo.

Los nuevos estatutos se someterán a votación en el XVIII Congreso para que pueda aplicarse en las asambleas que le sigan, de ámbito nacional, regional o provincial. Habrá urnas en cada sede para que los militantes que se inscriban para participar en el proceso su pronuncien directamente sobre los precandidatos. Sobre ese censo, bastará con 100 firmas para optar a la presidencia del partido.

El vicesecretario de Organización y Electoral del PP, Fernando Martínez Maillo, durante la presentación de las líneas básicas. (Efe)
El vicesecretario de Organización y Electoral del PP, Fernando Martínez Maillo, durante la presentación de las líneas básicas. (Efe)

Una segunda urna servirá para que la militancia elija, como ahora, a sus representantes en el congreso correspondiente. Todo candidato que pase del 10 por ciento de apoyos en la primera urna será sometido después al criterio de los compromisarios. Si hay más de un candidato para la votación final, se aplicará el principio de mayoría reforzada para garantizar la estabilidad de las direcciones. Con un 50 por ciento de los votos de los delegados y mayoría en la mitad de las "circunscripciones", el vencedor tendrá el control absoluto de la dirección.

En la ponencia de estatutos que se debatirá en el XVIII Congreso de los populares no hay cambio alguno en su posición sobre el momento en que un cargo público debe dejar el cargo en caso de problemas con la Justicia: será en la fase de juicio oral salvo en caso de "delito flagrante". El ejemplo más claro de ese caso es el de la Gürtel con Francisco Granados.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios