también planea usar bombas químicas

La campaña de terror del ISIS que amenaza a España: coches suicidas llenos de explosivos

Los servicios de inteligencia europeos advierten de que el grupo terrorista planea utilizar vehículos cargados de triperóxido de triacetona para atentar en puntos neurálgicos de las ciudades

Foto: El ISIS planea ataques en todo el suelo europeo con camiones bomba conducidos por suicidas. (EC)
El ISIS planea ataques en todo el suelo europeo con camiones bomba conducidos por suicidas. (EC)

El terrorismo yihadista sigue mutando para tratar de aumentar su capacidad destructiva. El último informe de Europol sobre el Estado Islámico advierte de que sus líderes planean ataques en todo el suelo europeo con camiones bomba conducidos por suicidas (SVBIED, en inglés), un método que el grupo ha utilizado masivamente en Siria e Irak para lanzar la toma de ciudades y defenderse del asedio de la coalición internacional. La inteligencia europea ya alertó de estos planes el pasado septiembre pero la entidad que agrupa a todas las policías del Viejo Continente ha confirmado ahora la amenaza incluyéndola en su última prospectiva sobre el riesgo yihadista.

La campaña de terror del ISIS que amenaza a España: coches suicidas llenos de explosivos

El precedente más directo es el ataque de Niza (Francia) del pasado 14 de julio. El autor, Mohamed Lahouaiej Bouhlel, sólo necesitó un camión para matar a 86 personas y herir a más de 300. Cuando fue abatido por la Policía, ya había recorrido dos kilómetros. El camión no llevaba explosivos, pero sus 19 toneladas fueron suficientes para provocar otra masacre en el corazón de Europa. Lahouaiej, un francés de origen tunecino, ni siquiera necesitó dinero para ejecutar sus planes. El vehículo había sido alquilado apenas tres días antes. El ISIS reivindicó el atentado asegurando que su autor se había inspirado en sus llamamientos a los musulmanes de Occidente para que atacaran en sus propios países con los medios que tuvieran a su alcance. Ese vínculo no ha sido acreditado, pero Niza se ha convertido, según Europol, en el banco de pruebas de la nueva oleada de terror que diseña el Estado Islámico.

El documento alerta de que el ISIS ya dispondría de decenas de individuos autorradicalizados en Europa dispuestos a atentar sin salir de sus ciudades

Como publicó El Confidencial, las Fuerzas de Seguridad españolas ya habían recibido informaciones que advertían de que el ISIS quería introducir ese 'modus operandi' en Europa. Lo cierto es que la revista Inspire, un órgano de difusión de Al Qaeda, publicó en 2010 un artículo en el que explicaba como podía convertirse un vehículo de gran tonelaje en un arma de destrucción masiva. “La idea es utilizar la camioneta como si de una segadora se tratase, sólo que no siega césped, sino enemigos de Alá”, apuntaba el texto, que animaba a colocar cuchillas en el guardabarros delantero para incrementar la letalidad de las acciones.

El riesgo se dispara ahora con un ISIS que ha perdido terreno en Siria e Irak y necesita una nueva campaña de ataques para reafirmar su amenaza. El documento de Europol recuerda que las células que ejecutaron los ataques de París (13 de noviembre de 2015) y Bruselas (22 de marzo de 2016) tenían planes para fabricar explosivos y almacenarlos en un vehículo que posteriormente harían detonar, probablemente, en algún punto de Francia. En septiembre, la Policía francesa desarticuló una célula del Estado Islámico integrada únicamente por mujeres que había conseguir aparcar un coche junto a la Catedral de Notre Dame cargado con bombonas, bidones de gasoil y mantas impregnadas de combustible.

El método no es extraño en España. Se trata de una de las fórmulas más utilizadas por ETA durante su medio siglo de historia. El propio documento de Europol reconoce que ese terrorismo es un referente para el Estado Islámico. Pero los miembros de la organización nacida en el País Vasco aparcaban los vehículos y se marchaban. El atentado suicida no forma parte de la historia de ETA. Sus atentados siempre incluían un plan de huida.

El atentado de Niza dejó 84 víctimas. (EFE)
El atentado de Niza dejó 84 víctimas. (EFE)

Las integrantes de la célula de Notre Dame también dejaron el coche y se fueron. El ISIS prefiere radicales dispuestos a morir en los ataques. Con el uso de un SVBIED no sólo multiplicaría la capacidad destructiva de un chaleco, una maleta o cualquier otro artefacto tradicional. También podría alcanzar objetivos muy protegidos o duros sin ser descubiertos (desaparece la necesidad de fugarse) y generar un efecto psicológico devastador en las sociedades del primer mundo. Cualquier vehículo podría provocar una tragedia. Europol subraya que una de las mayores amenaza procede precisamente de lo sencillo y barato que sería planificar un atentado de este tipo.

El propio documento alerta de que el ISIS ya dispondría de decenas de individuos autorradicalizados en el interior de Europa dispuestos a atentar sin salir de sus ciudades. Un artículo publicado hace una semana por la revista del Combating Terrorism Center (CTC) de West Point, la Academia Militar de Estados Unidos, define a estos terroristas como yihadistas milenials. No son profundos creyentes ni todos han recibido entrenamiento en zonas de conflicto. Su proceso de radicalización se ha realizado a través de foros y redes sociales utilizando un móvil o un portátil. Y planean ataques en los que puedan utilizarse las nuevas tecnologías para multiplicar exponencialmente el impacto mediático.

Ethel Bonet. BeirutEthel Bonet. Beirut

El otro elemento que requiere un SVBIED es material explosivo, y el Estado Islámico ya ha demostrado en París y Bruselas de que dispone de infraestructura en Europa para fabricarlo con facilidad. Según Europol, el principal riesgo sigue procediendo del TATP (triperóxido de triacetona), una sustancia que se elabora con agua destilada, desatascador de tuberías y otros productos de venta en supermercados. Las instrucciones para fabricarlo se pueden encontrar en decenas de foros y publicaciones yihadistas.

Los servicios de inteligencia advierten de que el ISIS también estaría estudiando el uso de armas químicas en este tipo de atentados. Este diario publicó en julio que las Fuerzas de Seguridad españolas habían recibido alertas sobre ataques con bombas de cloro, gas mostaza y ácidos corrosivos. Europol confirma la amenaza en su último análisis. “Se sabe que el Estado Islámico ha utilizado gas mostaza en Siria y se cree que estaría en condiciones de poder fabricarlo”, señala el informe, antes de concluir que el grupo “está en condiciones de contar con personas que participaron en el antiguo programa de armamento de Irak” y que puede acceder a almacenes de armas químicas. Según recuerda este organismo europeo, el 18 de febrero de 2016 fue desarticulada una célula en Marruecos que había almacenado productos químicos y biológicos tóxicos que incluían un alto contenido de sulfuro y material para fabricar la bacteria del tétanos. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios