Guante blanco en el Congreso por Barberá, la inexperiencia y la mano tendida del PP
  1. España
PRIMER PLENO DE CONTROL AL EJECUTIVO

Guante blanco en el Congreso por Barberá, la inexperiencia y la mano tendida del PP

El primer pleno de control del nuevo Ejecutivo se ha visto marcado definitivamente por el luctuoso suceso que ha tenido lugar este miércoles

placeholder Foto:

El primer pleno de control al Gobierno que celebra el Congreso desde hace un año se ha convertido en una sesión de guante blanco por la noticia del fallecimiento de Rita Barberá, la mano tendida del Ejecutivo para negociar casi todo y la inexperiencia de los nuevos diputados. Sin Pablo Iglesias en la tribuna por la torpeza o ignorancia de su grupo que no acertó a presentar pregunta, los protagonistas de la sesión fueron el socialista Antonio Hernando al proponer una genérica contrarreforma laboral, Mariano Rajoy al defender los avances en la creación de empleo y María Dolores de Cospedal al proponer al PSOE seguir con el tradicional pacto de Estado en asuntos de Defensa.

La muerte de la senadora y exalcaldesa de Valencia conmocionó a la Cámara. Retrasó el arranque del pleno unos minutos hasta que los portavoces dieron su visto bueno a la propuesta de Ana Pastor de guardar un minuto de silencio. Sólo los diputados de Podemos se desmarcaron de la iniciativa y prefirieron quedarse fuera del hemiciclo hasta que se celebró el acto.

Mariano Rajoy, y aún más María Dolores de Cospedal, se mostraron visiblemente compungidos nada más llegar a la Cámara, igual que los diputados más veteranos del PP sentados en sus escaños, desde los miembros del 'aparato' a las exalcaldesas del partido de la promoción de Barberá como Celia Villalobos y Teófila Martínez.

[Así les hemos contado en directo el pleno]

En el turno de preguntas, Hernando pidió explicaciones a Rajoy sobre sus planes para equiparar indemnizaciones de trabajadores fijos y eventuales, aprovechó para criticar la reforma laboral puesta en marcha por el Ejecutivo, propuso volver al modelo anterior (el de la crisis) y exigió un cambio completo de política económica, con subidas salariales por ley y devolución a los sindicatos de sus facultades de control del mercado de trabajo.

El presidente del Gobierno se limitó a defender los avances en el crecimiento económico y la creación de empleo. Después de comparar todos los datos oficiales en la materia desde la situación en que se encontró al llegar al poder hasta ahora, reconoció que "queda mucho que hacer2, pero que para mantener esas tendencias es imprescindible mantener la misma política económica en vez de volver atrás, a la etapa del PSOE.

Torpeza de los diputados de Podemos

Albert Rivera también preguntó a Rajoy para proponer una reforma general de la legislación laboral. Rajoy le respondió con otro llamamiento al diálogo y el recordatorio de que se va a crear un grupo de trabajo con representantes de los sindicatos y de las organizaciones empresariales para "mejorar" la reforma laboral y que el objetivo de su Gobierno será siendo el mismo: "Crear empleo".

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, se enfrentó a las acusaciones de la diputada del PSOE Isabel Rodríguez sobre una presunta falta de "transparencia" en el gasto del departamento. La dirigente del PP se limitó a recordar que todos los presupuestos y pagos en armamento pasaron en la anterior legislatura por el Congreso en forma de ley. La ministra prefirió aprovechar el trámite para tender la mano a los socialistas para mantener el consenso en seguridad, defensa y los costes que suponen tanto las misiones internacionales como las inversiones en la modernización de armamento.

El mismo tono de oferta de pactos mantuvieron, cada uno desde su departamento Cristóbal Montoro, Fátima Báñez, Juan Ignacio Zoido, Álvaro Nadal o Íñigo de la Serna. Desde la oposición, lo que destacó fue la torpeza de los diputados de Podemos a la hora de administrarse los 3 minutos que tenían para sus preguntas y réplica: casi ninguno logró terminar sus argumentos o frases antes de que se les acabara el tiempo.

La nota demagógica corrió a cuenta del diputado de ERC Gabriel Rufián. Primero preguntó a Cospedal si no iba a reducir el "gasto miltar" dados los datos de desahucios, paro y "pobreza infantil". La ministra respondió a la primera con un escueto 'no', a lo que el parlamentario independentista replicó que la interpelada proponía "que coman balas y duerman tanques". Después, Cospedal recordó frente al "cómodo recurso a la demagogia" de Rufián que para garantizar la seguridad de los ciudadanos y las libertades en occidente es imprescindible invertir en Defensa.

Mariano Rajoy Partido Popular (PP) Muere Rita Barberá Rita Barberá Congreso de los Diputados
El redactor recomienda