bartomeu queda fuera de la acusación fiscal

La Fiscalía pide dos años de cárcel para Neymar y una multa de diez millones

El ministerio público reclama 8,4 millones al Fútbol Club Barcelona por haber incurrido en los delitos de estafa y corrupción en los negocios durante el fichaje del futbolista

Foto: Neymar Jr. (Reuters)
Neymar Jr. (Reuters)

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido dos años de prisión y 10 millones de euros de multa para el futbolista del Fútbol Club Barcelona Neymar da Silva Santos Jr por el delito de corrupción en los negocios. Así se lo ha comunicado el ministerio público al Juzgado Central número 5, que instruye la investigación del polémico fichaje del jugador por parte del club blaugrana, en el escrito de acusación presentado por el fiscal José Perals, que reclama la misma pena para el padre y representante de Neymar.

La Fiscalía pide dos años de cárcel para Neymar y una multa de diez millones

El departamento dirigido por Javier Zaragoza solicita también que el Barcelona pague 8,4 millones de euros de multa por los delitos de estafa y corrupción en los negocios durante el fichaje del jugador, que fue realizado en dos tiempos. En 2011, el club se comprometió a abonar a Neymar 40 millones de euros para que jugara en el primer equipo a partir de 2014. Tres años después, cerró un acuerdo con el Santos -equipo al que pertenecía el futbolista- para adelantar un año el compromiso anterior y fichar al deportista ese mismo 2013, que fue cuando de hecho se produjo el traslado a España.

La Fiscalía también reclama al Santos Futebol Clube siete millones de euros de multa por un delito de estafa y a la mercantil N&N Consultoria Esportiva e Empresarial -administrada por el jugador y sus padres-, 1,4 millones por corrupción en los negocios. Por la vía de la responsabilidad civil, además, el ministerio público pide que el entonces presidente del Barça Sandro Rosell, el directivo del Santos Odilio Rodrigues y ambos clubes indemnicen a la entidad denunciante DIS Esportes e Organizaçao de Eventos, que poseía el 40% de los derechos del jugador, con 3,2 millones de euros, por negociar sin su conocimiento.

El fiscal reclama dejar fuera de la causa a Bartomeu. (EFE)
El fiscal reclama dejar fuera de la causa a Bartomeu. (EFE)

El escrito de la Fiscalía solicita dejar fuera de la acusación al actual presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, vicepresidente en aquel momento, al entender que no incurrió en los delitos de corrupción y estafa. Argumenta, por un lado -y respecto a la corrupción-, que "no existe prueba en la causa" de que éste "supiera que la negociación se estaba realizando a espaldas del Santos, que no se informaba a DIS de dicha negociación y que se estaba realizando al margen de lo establecido en el Reglamento FIFA".

Por otro lado, arguye que la estafa se produjo porque se concertaron Rosell y Rodrigues para "que el Barcelona abonara al Santos mediante contratos simulados una cantidad superior a la que se plasmó en el contrato de transferencia de los derechos federativos, todo ello a espaldas de DIS" y sin la intervención de Bartomeu. El ministerio público justifica que "los contratos se firmaron por dos directivos porque era la costumbre del club para respaldarlos institucionalmente". "La mera condición de Bartomeu de vicepresidente del club en la fecha de los hechos motivó que firmara algunos de los contratos objeto del presente procedimiento, pero no se ha acreditado su participación activa en la negociación y elaboración de los mismos", explica para pedir el sobreseimiento de la causa respecto al actual presidente de la entidad.

El criterio de la denunciante DIS dista, sin embargo, del planteado por la Fiscalía. La mercantil ha pedido en su correspondiente escrito de acusación ocho años de prisión para Bartomeu y Rosell por los delitos de corrupción y estafa y cinco para Neymar y su padre por corrupción en las negociaciones. La denunciante ha reclamado también inhabilitar a los dos directivos del Barcelona para ejercer su función durante seis años y ha pedido que el club catalán indemnice a DIS con hasta 195 millones de euros.

Rosell lideró la negociación

El ministerio público -que pone el foco en Rosell, el Santos y la familia Neymar- considera que el entonces presidente del Barça "inició y lideró en 2011 las negociaciones con el jugador", que por aquel entonces tenía un contrato con el Santos que renovó el 7 de noviembre de 2011 hasta el 13 de julio de 2014 con una cláusula de rescisión de 65 millones de euros, pero que también tenía permiso de su club para hablar con otros equipos interesados. Las negociaciones entre el padre y agente de Neymar y Rosell acabaron en un acuerdo: el Barcelona abonaría 40 millones al jugador para asegurar su fichaje en 2014, cuando éste quedara libre, de los cuales 10 millones serían desembolsados ese mismo 2011 a modo de anticipo. 

De este modo, según el relato del ministerio público, la entidad blaugrana ataba a Neymar e "impedía que otros clubes participaran libremente en el mercado para la adquisición de los derechos federativos del jugador". El acuerdo fue materializado en dos contratos, uno firmado por ambas partes el 15 de noviembre de 2011 en Sao Paulo (Brasil) y otro el 6 de diciembre del mismo año. El primero reflejaba que N&N (la mercantil de Neymar y su padre), que "se autoproclamaba titular de los derechos" del jugador cuando éste abandonara el Santos, pactaba ceder esos derechos al Barcelona en 2014 por 40 millones de euros y el compromiso de pagar al futbolista 36 millones de euros de sueldo en cinco años.

Neymar y su padre. (EFE)
Neymar y su padre. (EFE)

El segundo -calificado por las partes como "de préstamo", "aunque no tenía tal naturaleza", según la Fiscalía- mostraba que el Barça entregaba a N&N 10 millones de euros. Este último, "en realidad formalizaba" un pago "en concepto de remuneración anticipada" con el fin de "garantizar el fichaje" en 2014. N&N se constituyó tres días después de la firma del primer acuerdo y el club español ingresó los 10 millones el 9 de diciembre. "Posteriormente se abonaron los restantes 30 millones de euros: 25 el 16 de septiembre de 2013 y cinco el 30 de enero de 2014", relata el ministerio público.

Al aceptar los mencionados términos del contrato, según la Fiscalía, ambas partes "alteraron el libre mercado de fichajes de futbolistas y perjudicaron también al fondo DIS, que tenía un porcentaje de los derechos económicos" del jugador. DIS -titular del 40% de los derechos del deportista-, continúa, "se vio privado de la posibilidad de que Neymar entrase en el mercado conforme a las reglas de la libre competencia y pudiera obtener una mayor cantidad económica por el traspaso". Cuando el fondo tuvo conocimiento del pago de los primeros 10 millones, pidió explicaciones al Barcelona y la entidad le respondió que ni estaba en negociaciones con el Santos "ni tenía suscrito ningún contrato o preacuerdo para el traspaso o cesión del jugador" con el mencionado club.

En 2013, Rosell y Bartomeu acordaron anticipar el fichaje de Neymar "sin contar con la autorización de la junta directiva del club", para lo cual necesitaban rescindir el contrato que el jugador tenía con el Santos, que conllevaba hacerse con sus derechos federativos. Rosell decidió entonces tirar de chequera y poner más dinero sobre la mesa para pagar tanto a Neymar -ya que su padre había reclamado una prima mayor para que su hijo se incorporara al Barça antes de tiempo- como al Santos. "Para llevar a cabo este plan y con la intención de ocultar el coste real del jugador, Rosell se concertó con Odilio Rodrigues y con Neymar padre e idearon fragmentar el pago del fichaje del jugador en diversas partidas, para lo que formalizaron una serie de contratos (...) con diversos objetos y denominaciones que, sin embargo, tenían una misma causa, el fichaje, y un único fin, abonar al Santos los derechos económicos derivados de los federativos y al jugador el precio del fichaje".

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios