este miércoles, sesión de control en el congreso

Comienza el 'martirio' del Gobierno: rinde cuentas en el Congreso tras 400 días

Rajoy y sus ministros llevan más de un año sin ser controlados en la Cámara Baja. En el Senado, la cifra asciende a 517 días. Sin 'cara a cara' Rajoy-Iglesias por un 'error' de Podemos

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso de los Diputados. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso de los Diputados. (EFE)

El control de la oposición al Gobierno regresa al Congreso de los Diputados. Mariano Rajoy y sus ministros se someterán este miércoles a las preguntas de todos los partidos políticos, incluido el suyo, casi 400 días después de la última sesión de control que se celebró en la Cámara Baja, que tuvo lugar el 21 de octubre de 2015. Desde entonces, el Gobierno ha rechazado en varias ocasiones comparecer, alegando estar en funciones. Ahora, la oposición exigirá al Ejecutivo rendir cuentas y será el PSOE el que lanzará las preguntas más 'comprometidas': pobreza energética, precariedad laboral y pensiones. Además, interpelará no solo a Rajoy sino a cinco de sus ministros, algunos de los cuales se estrenan en esta 'batalla' dialéctica.

Los temas económicos y laborables centrarán el debate, siendo la ministra de Empleo, Fátima Báñez, la que acaparará el mayor protagonismo. Sin embargo, no habrá un 'cara a cara' entre Mariano Rajoy y Pablo Iglesias, que no ha registrado ninguna pregunta al presidente del Gobierno, al haber planteado una interpelación urgente, que nunca es respondida por este. Error o no del líder de la formación morada, la interpelación en cuestión, que versa sobre "la situación de pobreza energética en la que viven más de cinco millones de personas", será respondida por cualquiera de los ministros, aunque se prevé que sea el de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal. Según el reglamento del Congreso, el presidente del Gobierno responde a tres preguntas en cada sesión de control. En esta ocasión, será una para el PSOE y las otras dos para el resto de partidos, por orden de mayor a menor, por lo que este miércoles sería el turno de Albert Rivera y Pablo Iglesias, que ha perdido la ocasión de pedir explicaciones a Mariano Rajoy después de meses pidiendo que se sometiera a una sesión de control.

El último control, con Pedro Sánchez y Rosa Díez

Aquel 21 de octubre de 2015 ocupaban sus escaños diputados como Pedro Sánchez, por aquel entonces secretario general del PSOE, y hasta Rosa Díez, que se despedía del Congreso lanzando un último órdago a Mariano Rajoy, al llamarle mentiroso al menos una decena de veces y acusarle de dejar un legado con "más pobreza, más corrupción y más mentiras".

Un total de 399 días después, se estrenan en esta sesión de control dos formaciones: Ciudadanos y Unidos Podemos, que desde que irrumpieran en el Congreso tras las elecciones del 20 de diciembre han exigido la comparecencia de Rajoy y sus ministros sin éxito alguno. No estarán, sin embargo, Pedro Sánchez ni tampoco la exlíder de UPYD, grupo este último al que los resultados en los comicios de 2015 dejaron fuera de ambas Cámaras tras perder casi un millón de votos en cuatro años. 

Rosa Díez y Pedro Sánchez, en el Congreso de los Diputados. (EFE)
Rosa Díez y Pedro Sánchez, en el Congreso de los Diputados. (EFE)


El PSOE dará la batalla

De las 27 preguntas que se harán, siete serán del Partido Popular —que preguntará sobre cuestiones como la Cumbre del Clima de Marrakech o las últimas estadísticas sobre recaudación de impuestos— y seis del Grupo Parlamentario Socialista. Ante la ausencia de Pedro Sánchez, será el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, el que tomará las riendas y pedirá a Mariano Rajoy que haga una valoración de los efectos de la política de empleo en precariedad y devaluación salarial del Gobierno del PP.

Después, serán cinco diputados socialistas los que se dirigirán a cinco ministros diferentes —Cristóbal Montoro, María Dolores de Cospedal, Fátima Báñez, Álvaro Nadal y Luis de Guindos—, a los que formularán preguntas relacionadas con la "opacidad presupuestaria" del Ministerio de Defensa, el déficit de la Seguridad Social y la pobreza energética, cuestión en boga después de la muerte de una anciana de Reus, a la que se había cortado la luz al no poder pagar la factura, tras un incendio provocado por una vela que utilizaba para alumbrarse. Unidos Podemos también apelará a esta cuestión después de que este sábado varios de sus diputados y concejales protestaran en las sedes de Gas Natural al grito de "Nadie sin luz".

Iglesias no preguntará a Rajoy por 'error'

De las cuatro preguntas asignadas a Unidos Podemos, tres de ellas serán formuladas por tres diputados de Izquierda Unida, entre ellos Alberto Garzón. La primera la hará el portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón, que se dirigirá al ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, para pedirle que explique cómo va a reducir el techo de gasto "en aproximadamente 3.000 millones de euros". Las cuestiones restantes versarán sobre precariedad laboral, "el caos ferroviario que afecta a Cataluña" y la brecha salarial entre hombres y mujeres. 

A Ciudadanos le corresponden dos preguntas, una que hará su líder, Albert Rivera, sobre la situación del mercado laboral, y otra de la diputada Melisa Rodríguez, que también interpelará sobre la pobreza energética. Con esta son dos las preguntas que se referirán a esta cuestión y que serán respondidas por el ministro Álvaro Nadal, que se estrena en el Congreso.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y Mariano Rajoy, en una imagen de archivo. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y Mariano Rajoy, en una imagen de archivo. (EFE)

Rufián pedirá a Cospedal recortar el gasto militar

Aunque no habrá un 'cara a cara' entre Rajoy e Iglesias, el diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián centrará parte de la sesión después de su último rifirrafe con la bancada socialista. Preguntará a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, si tiene previsto recortar el gasto militar. Esta cuestión no es nueva, ya que el pasado mes de marzo ERC presentó una proposición no de ley en la que solicitaba reducir el presupuesto de este ministerio un 40% y destinar esa cuantía a la Ley de Dependencia, a sanidad, educación y pensiones. 

Otra polémica cuestión que llegará al Congreso será el tema de los centros de internamiento de extranjeros. Después de varios motines en Madrid, Barcelona y Murcia, será el PNV el que se referirá a esta cuestión. Sin Jorge Fernández Díaz al frente del Ministerio del Interior, será ahora el turno de su sucesor, Juan Ignacio Zoido, que hereda uno de los muchos frentes que le ha dejado el ya exministro, que finalmente no comparecerá en el Congreso a petición de Unidos Podemos, ERC y el Grupo Mixto para explicar las condiciones en estos centros gracias a la abstención de PSOE y Ciudadanos. 

Al Constitucional por no someterse al control

El pasado 6 de abril, el pleno del Congreso aprobó por 218 votos a favor, 113 en contra y cuatro abstenciones presentar ante el Tribunal Constitucional un conflicto de atribuciones contra el Gobierno en funciones por su negativa a someterse al control parlamentario. 

La iniciativa, presentada de forma conjunta por todos los grupos salvo el PP, se produjo después de que dos ministros no acudieran a sendas comparecencias en comisión a las que estaban convocados, al entender que no tenían la obligación de rendir cuentas ante una Cámara que no les había dado su confianza. Poco después, más ministros se sumaron a esta negativa. Finalmente, el 24 de septiembre, el Constitucional permitió que el Gobierno en funciones de Mariano Rajoy eludiera el control de la oposición alegando que no habría resolución hasta el estudio de la documentación presentada, pudiéndose retrasar varios meses. 

517 días sin pisar el Senado

Si la ausencia de una sesión de control se ha alargado más de un año, la presencia de Mariano Rajoy en el Senado es aún mayor: 517 días. El presidente del Gobierno acudirá este martes a la Cámara Alta por primera vez desde el 23 de junio de 2015, lo que ha provocado la protesta de varios partidos de la oposición, que han reprochado al Gobierno popular su indiferencia por esta institución. 

Para paliar esta situación, Rajoy ha decidido mantener la costumbre que inició el socialista José Luis Rodríguez Zapatero de acudir una vez al mes al Senado para dar las explicaciones exigidas por la oposición. Así pues, estará presente en un pleno de los dos que están previstos al mes, y contestará a tres preguntas parlamentarias.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios