multiplicará su presencia en la comunidad

Santamaría tendrá despacho en Barcelona para impulsar el diálogo con Cataluña

Estará justo al lado del que tiene el nuevo delegado del Gobierno en Cataluña, Eric Millo, que este lunes tomaba posesión de su cargo. Multiplicará sus visitas y tenderá puentes con el Govern

Foto: La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, conversa con el conseller de Exteriores de la Generalitat, Raül Romeva. (Efe)
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, conversa con el conseller de Exteriores de la Generalitat, Raül Romeva. (Efe)

Abrir una nueva etapa de diálago entre el Gobierno y Cataluña. Ese es uno de los principales objetivos de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, que contará con un despacho propio en la Delegación del Gobierno catalán, justo al lado del que tiene el nuevo delegado, Enric Millo, que este lunes tomaba posesión de su cargo. De esta manera, pretende gestionar la cuestión catalana multiplicando su presencia en la comunidad según informa 'El Nacional'.

Apelando al entendimiento, Santamaría buscará tender puentes y reconstruir la relación entre el Gobierno y la Generalitat desde su papel como ministra de Administraciones Territoriales asumiendo uno de los principales retos de Mariano Rajoy, el desafío soberanista. Y se ha puesto manos a la obra. Desde que tomara posesión de su cargo, Santamaría tiene como prioridad Cataluña, y así lo ha hecho ver en su agenda.

En solo una semana ha viajado en dos ocasiones a Barcelona: la primera el pasado jueves para acudir a los premios de Foment, donde mantuvo una conversación después de la cena y en una sala apartada con el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, al que trasladó la intención de Mariano Rajoy de reunirse con él próximamente para abordar la ya conocida como agenda catalana. El segundo viaje fue este lunes, para asistir a la toma de posesión de Enric Millo, la "pieza clave" de Santamaría para impulsar el diálogo con los soberanistas.

Junqueras pide una reunión a Soraya

Sáenz de Santamaría y Oriol Junqueras. (Efe)
Ampliar
Sáenz de Santamaría y Oriol Junqueras. (Efe)

Precisamente en este acto se encontraba el conseller de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparecia del Govern, Raül Romeva, que no aplaudió en ningún momento el discurso de Sáenz de Santamaría, en el que ofreció "consenso", "acercamiento" y "búsqueda permanente del entendimiento" siempre dentro de la "lealtad institucional" y del marco constitucional.

Una vez terminó la toma de posesión de Millo, la vicepresidenta mantuvo una breve charla con Römeva. Horas después, y a través de una carta, el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, solicitaba a Santamaría un encuentro formal en Barcelona. Sin fecha concreta, solicita "retomar el diálogo" más allá de las discrepancias sobre el referénfum de independencia previsto para septiembre de 2017. "Nuestra mano sigue tendida", dice la misiva, en la que advierte de que el compromiso del Govern con el resultado del plebiscito "va a ser firme" aunque apelando a la necesidad de llegar a acuerdos basados "en la confianza y el respeto mutuo".

Para limar las asperezas, Santamaría se ha rodeado de un equipo fuerte. Además de Enric Millo, al que considera "crucial en el tiempo que se abre", también está Roberto Bermúdez de Castro, nuevo secretario de Estado de Administraciones Territoriales y muy cercano a ella. Será el responsable del día a día de las relaciones con las comunidades autónomas, un área que en el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy ha puesto especial énfasis en esta legislatura. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios