presunto maltrato policial

El juez Moreno admite a trámite una querella de Vox contra Picardo por supuestas torturas

El instructor pregunta a Exteriores si el ministro principal de Gibraltar tiene inmunidad. Dos militantes aseguran que recibieron malos tratos tras colocar una bandera de España en el Peñón

Foto: Concentración frente al Ministerio de Asuntos Exteriores para pedir la liberación del presidente de Vox en Madrid, Nacho Mínguez. (EFE)
Concentración frente al Ministerio de Asuntos Exteriores para pedir la liberación del presidente de Vox en Madrid, Nacho Mínguez. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura3 min

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha abierto una investigación contra el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, por supuestas torturas a un militante del partido político extraparlamentario Vox y de su abogado tras ser detenido el primero por colocar una bandera de España a las faldas del Peñón. El instructor ordena a la Policía que le informe de si el jefe del Gobierno gibraltareño tiene residencia en España y a Exteriores de si goza de inmunidad diplomática. Moreno también se dirige a las autoridades británicas mediante comisión rogatoria para solicitar toda la documentación sobre el arresto.

Los hechos fueron protagonizados por el presidente de Vox en Madrid, Juan Ignacio Mínguez, que el pasado 20 de junio, según la querella, fue detenido tras colocar la bandera española en territorio de la colonia británica. Los funcionarios que procedieron a su arresto, según la denuncia, actuaron de una manera desproporcionada en su cacheo en dependencias policiales durante más de siete horas. Durante ese espacio de tiempo, según los denunciantes, se le negó el ejercicio de sus derechos a comunicar su detención y el lugar en el que se encontraba, así como el de contactar con un abogado. El miembro de Vox asegura que no se le alimentó y que sus condiciones de aseo fueron "indignas".

Fotograma del vídeo donde se ve cómo despliegan la bandera.
Fotograma del vídeo donde se ve cómo despliegan la bandera.

Dos días después, el abogado del partido, Pedro Fernández Hernández, se desplazó hasta el Peñón para interesarse por la situación de su compañero. Fernández se presentó en los juzgados de Gibraltar y, según la denuncia, constató el supuesto "trato discriminatorio" al que estaba siendo sometido Mínguez, que fue conducido a la sala esposado, introducido en una cámara acristalada y todo ello sin haber podido entrevistarse previamente y de manera reservada con el abogado de oficio que le habían asignado, siempre según los denunciantes.

Durante el proceso, el alguacil del juzgado se dirigió a Fernández, el abogado, para reclamarle su teléfono móvil. Acto seguido, también fue detenido por dos agentes, acusado de haber realizado fotografías durante el juicio. El letrado, según la denuncia, recibió el mismo trato que Mínguez y estuvo retenido durante nueve horas en las que fue objeto de cacheos y permaneció "absolutamente incomunicado y bajo la amenaza de dos agentes policiales de que, si no reconocía los hechos, se prolongaría su privación de libertad" durante seis días más. Los agentes, según Fernández, le aseguraron que el trato que estaba recibiendo "obedecía a razones políticas" por orden directa del ministro principal, Picardo.

El fiscal considera que esos hechos podrían ser constitutivos de sendos delitos de torturas o contra la integridad moral cometidos por los funcionarios policiales y judiciales que intervinieron en la detención, custodia y enjuiciamiento de los dos miembros de Vox, y apoya su admisión a trámite. El escrito no detalla la participación de Picardo en los hechos, pero apoya las pruebas solicitadas en la querella para que se averigüe si tiene residencia en España y si goza de inmunidad.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios