Cae el primer díscolo: José Zaragoza, del PSC, pierde la presidencia de una comisión
  1. España
CRISIS EN LA CASA SOCIALISTA

Cae el primer díscolo: José Zaragoza, del PSC, pierde la presidencia de una comisión

El diputado catalán era el elegido por la dirección de Pedro Sánchez para dirigir la Comisión Mixta de la UE. Votó no, con sus seis compañeros del PSC. Es relevado por la vallisoletana Soraya Rodríguez

Foto: Cae el primer díscolo: José Zaragoza, del PSC, pierde la presidencia de una comisión
Cae el primer díscolo: José Zaragoza, del PSC, pierde la presidencia de una comisión

La reorganización del Grupo Parlamentario Socialista se decidirá este jueves. Pero un día antes se comprobará la primera consecuencia práctica de la desobediencia de 15 diputados en la investidura de Mariano Rajoy. José Zaragoza, parlamentario por Barcelona y miembro del PSC, no presidirá la Comisión Mixta para la Unión Europea, tal y como estaba previsto. El cargo recaerá en la vallisoletana Soraya Rodríguez, portavoz en el Congreso con Alfredo Pérez Rubalcaba y uno de los rostros que la gestora ha promocionado desde su aterrizaje en Ferraz.

La 'caída' del primer díscolo, que confirmaron fuentes socialistas a este periódico,viene obligada por la constitución, este miércoles, de seis comisiones mixtas, órganos parlamentarios no legislativos que reúnen a diputados y senadores. En concreto, la de la Unión Europea echa a andar a las 9 de la mañana. En el reparto de comisiones que acordaron los grupos en septiembre, al PSOE le correspondió la presidencia de la montada específicamente para debatir sobre cuestiones comunitarias. La dirección de Pedro Sánchez había programado que ese puesto fuera ocupado por Zaragoza, exsecretario de Organización del PSC,número cuatro de la lista por Barcelona en las generales del 26-J y uno de los fieles escuderos de la exministra Carme Chacón.

El 'castigo' se ha adelantado, porque este miércoles se constituye el órgano a las 9 de la mañana. Rodríguez fue informada del relevo este martes por la noche

Pero Zaragoza no se abstuvo en la segunda votación de investidura de Mariano Rajoy, como hicieron los otros seis diputados catalanes, por orden del consell nacional, que decidió así saltarse la orden del comité federal del PSOE del 23 de octubre. Así que él quedaba señalado. Y eso que intentó mediar antes de que se produjera el choque de trenes y presionó para que los 20 delegados del PSC en el comité participasen en la deliberación pero no votasen para no tener que pasar el trago de no acatar una directriz emitida por el máximo órgano de dirección de los socialistas. Su posición, sin embargo, fue minoritaria, así que el PSC votó en el comité y luego se refugió en su 'consell' para mantener el no a Mariano Rajoy.

Cita media hora antes

Este martes la cuestión de la presidencia de la Comisión Mixta de la UE estuvo circulando por los mentideros socialistas desde primera hora. De hecho, se le preguntó al portavoz, Antonio Hernando, en rueda de prensa y él despachó el asunto afirmando que tenía una conversación pendiente con la gestora, y que probablemene le trasladaría la decisión durante el día. Antes de que concluyera el pleno, se le volvió a inquirir y pidió esperar hasta este miércoles. Poco después, comunicó la designación a la diputada por Valladolid y citó a Zaragoza a las 8:30 de este miércoles, media hora antes de la constitución del órgano, tal y como avanzaron a El Confidencial fuentes próximas a ambos parlamentarios.


La sustitución de Zaragoza por Rodríguez ya se podía intuir en las últimas horas, porque la dirección del grupo la incluyó en su listado de nueve miembros para la Comisión Mixta. Y también porque el propio diputado sospechaba que le relevarían por haber desobedecido el mandato del comité federal. Rodríguez dispone del perfil idóneo para la cúpula interina del PSOE, puesto que fue eurodiputada, portavoz de la misma comisión entre 2004 y 2008, secretaria de Estado de Cooperación al Desarrollo (2008-2011) y ahora es miembro de la delegación española en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa. Es una de las dirigentes más cercanas a Javier Fernández, y también a Elena Valenciano, vicesecretaria general del PSOE con Rubalcaba y actual parlamentaria en Bruselas.

"Preferíamos que siguiera Zaragoza, porque hace muy bien su trabajo, pero no vamos a hacer 'casus belli", sostienen fuentes próximas a Miquel Iceta

La cúpula del PSC se esperaba la sustitución. "Preferíamos que siguiera presidiendo Zaragoza, porque hace muy bien su trabajo, pero no vamos a hacer de ello 'casus belli", apuntaba un máximo responsable del partido. La ejecutiva de Miquel Iceta quiere reconducir sus relaciones con el PSOE, y de hecho el primer secretario salió satisfecho ayer lunes de su entrevista con el presidente de la gestora, Javier Fernández, porque ambos derivaron la búsqueda de una solución al conflicto a una comisión de los dos partidos, con el objetivo de que en un plazo de dos meses estudie las cuestiones políticas y orgánicas.

Foto: PSOE y PSC crean una comisión para enfriar el conflicto pero mantienen sus diferencias

La gestora se reunirá este jueves a las cinco de la tarde para decidir los siguientes cambios dentro del grupo. Por eso esta tarde en el Congreso los diputados socialistas esperaban la cita con ansiedad y expectación, porque el alcance de la remodelación dirá mucho de las intenciones de la cúpula temporal. Los sanchistas ya advierten de que cualquier relevo no justificado será visto como una "purga" contra ellos, para intentar arrinconar más a los fieles del ex secretario general.

Por su exposición mediática

En el punto de mira, y cada vez más,está Margarita Robles, presidenta de la Comisión de Justicia. La gestora y parte de grupo no perdonan a quien fuera la número dos de las listas por Madrid el 26-J que, no siendo militante, dé "lecciones" a los socialistas y "esté constantemente en los medios" criticando las decisiones del partido. Se le afea igualmente su estrecha relación con Sánchez, y que incluso le aconsejara saltarse el mandato del comité. La exmagistrada, además, ya ha trasladado que no piensa dimitir de su cargo, por lo que la solución que baraja Ferraz es que el grupo la elimine de su listado de nueve miembros dentro deJusticia, con lo que de inmediato perdería el puesto. Robles y Zaragoza eran los únicos dos diputados con presidencia de comisión asignada por la dirección de Sánchez que votaron no en la investidura de Rajoy. Los otros cinco jefes de comisión se abstuvieron y podrán seguir así en sus cargos: Antonio Pradas (Hacienda y Administraciones Públicas), José María Barreda (Defensa), Pilar Cancela (Igualdad), Patxi López (Sanidad y Servicios Sociales) y José Juan Díaz Trillo (Cambio Climático).


También en el grupo anida la casi total certeza de que de la dirección del grupo saldrán la catalana Meritxell Batet y la balear Sofía Hernanz. Ambas votaron no a Rajoy en la investidura. Ferraz y buena parte de sus compañeros entienden que no es sostenible su posición después de no acatar el mandato del comité, puesto que la labor de la cúpula parlamentaria es hacer que sus decisiones se cumplan por todos sus compañeros. Ambas también dan por descontado que la gestora procederá a su relevo. En el PSC se asume asimismo que Batet quedará fuera de la dirección. "Su caso es distinto al de Pepe Zaragoza. De cualquier modo, ellacoordina a nuestros diputados en Madrid y la cúpula del grupo parlamentario deberácoordinarse con ella para prevenir, evitar y solucionar problemas", apuntan desde el círculo de Iceta. Él mismo dijo ayer en la sede federal que pasara lo que pasara, estarían bien engrasadas las relaciones en el Congreso para impedir las "disfunciones".

Es casi segura la salida de Margarita Robles como presidenta de la Comisión de Justicia, y de Meritxell Batet y Sofía Hernanz de la dirección del grupo

La previsible salida de Batet y Hernanz crearía dos huecos en la dirección. La plaza dejada por la representante del PSC podría cubrirse o bien quedarse vacante. Esto último fue lo que ocurrió en febrero de 2013: entonces, los diputados catalanes apoyaron una moción a favor del derecho a decidir, lo que forzó la dimisión de (precisamente) José Zaragoza, entonces en la cúpula parlamentaria. Rubalcaba decidió no sustituirle a la espera de que se destensase el conflicto con el PSC. Cuando la relación se reanimó, el partido hermano designó a otro diputado para la jefatura del grupo, Francesc Vallès. En el entorno de Iceta reconocen que sería "un buen gesto" que ahora la gestora dejara libre el hueco de Batet hasta que la comisión de los dos partidos resolviese.

Foto: El PSOE pone en su punto de mira a Sumelzo y Robles tras su 'campaña' por Sánchez

Está por ver lo que ocurra con los portavoces de comisión. De todos los designados en tiempos de Sánchez, cinco votaron no: la zaragozanaSusana Sumelzo (la voz en Cooperación al Desarrollo); los catalanesManuel Cruz (Educación), Mercè Perea (Pacto de Toledo) y Joan Ruiz (Políticas Integrales para la Discapacidad) y el balear Pere Joan Pons (Mixta para la Unión Europea). Todos ellos ya ejercen sus cargos, a excepción de este último, pues la comisión se constituye este miércoles pero los portavoces no son nombrados formalmente hasta días después. Sumelzo está bastante señalada, porque también se ha expuesto bastante a los medios y mantiene un estrecho contacto con Sánchez, en cuya ejecutiva fue responsable de Administraciones Públicas. Pero sus otros cuatro compañeros han sido muy discretos en estas semanas. El filósofo Manuel Cruz, por ejemplo, es muy valorado por la cúpula, por su currículum y su valía, y de hecho este martes defendió en la tribuna la suspensión del calendario de implantación de la Lomce, primera victoria parlamentaria clara de los socialistas en esta XII Legislatura. Por eso el relevo de estos cinco portavoces no es del todo seguro.

Está asimismo pendiente la imposición de la multa económica a los 15 parlamentarios díscolos, que en teoría se conocerá este mismo jueves. Ahí no hay muchas sorpresas: se espera que deban pagar 600 euros de sanción, la penalización máxima.

¿Cambio más profundo?

En los últimos días varios dirigentes han trasladado a la gestora que tal vez sería una buena solución desdoblar el cargo de presidente-portavoz del grupo, que desde la llegada de la gestora a Ferraz desempeña Antonio Hernando. Según este planteamiento, este se quedaría con la presidencia y asumiría los careos con Rajoy en las sesiones de control y tendría el papel protagonista en los grandes debates, y otra persona asumiría la portavocía. La mejor situada para ocupar este puesto sería la manchega Isabel Rodríguez, ahora portavoz adjunta.


La diputada se ha fogueado en los últimos años en el Congreso y antes, entre 2008 y 2011, como portavoz del Gobierno regional, presidido por José María Barreda. El equipo de Sánchez le dio cancha y la expuso bastante ante los medios y la gestora también ha tirado de ella. Ahora, compañeros suyos consideran que tiene el perfil idóneo: mujer joven (tiene 35 años), con dotes de comunicación, rápida y con resortes suficientes para darle la réplica todos los miércoles a la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría. Otros parlamentarios consideran que ese desdoble no sería justo para Hernando, que ha tenido que asumir un giro dificilísimo en muy poco tiempo, así que lo mejor sería que se batiesen en duelo contra Santamaría distintos portavoces adjuntos, según el área. El 'ascenso' de Rodríguez tendría como contrapartida que pasaría a ser el número tres del grupo el andaluz Miguel Ángel Heredia. Una cesión por parte de Andalucía que algunos creen que Susana Díaz no consentirá.

Algunos dirigentes sí creen que sería positivo desdoblar las funciones de presidente y portavoz del grupo, que desde octubre desempeña Hernando

Al final, todo dependerá del alcance de los cambios que quiera liderar la cúpula provisional. Por ejemplo, sigue siendo duda si prescindirá de José Luis Ábalos en la dirección del grupo. Él es secretario provincial de Valencia y sanchista hasta la médula, y muy enfrentado al 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, y a su número dos, Alfred Boix. Pero la cúpula autonómica es consciente de que dar el visto bueno a la destitución de Ábalos sería vista como una "purga", porque su relevo no podría justificarse tan fácilmente, puesto que votó abstención en la investidura de Rajoy. Si la remodelación es amplia, Ferraz podría 'disfrazar' mejor su caída, pero si se limita a los díscolos, tendría que armarse de más argumentos.


Hernando, según él mismo confesó este martes, asiste como espectador casi a estos cambios. El portavoz subrayó en rueda de prensa que el grupo "no tiene autonomía" para decidir los relevos. "Ni la tenía antes ni la tiene ahora", apuntó, y subrayó que confía "plenamente" en el presidente de la gestora, Javier Fernández, y en el trabajo de la ejecutiva interina.

Sí es cierto que el clima dentro del Grupo Socialista, aun con la fractura viva, se ha destensado. En la reunión de todos los diputados de este martes, el único que sacó a colación la cuestión interna fue el expresidente manchego José María Barreda, que insistió en que hay que ser "frío e inteligente y no romper ninguno de los hilos que unen al PSC y al PSC", gesto que fue agradecido por sus compañeros catalanes. Hernando le garantizó que así obrará la gestora, con prudencia y con consenso con el partido hermano.

El diputado aragonés Ignacio Urquizu entra en las quinielas para la dirección del grupo

Una de las voces al alza en esta nueva etapa del PSOE es la del diputado por Teruel Ignacio Urquizu. Es uno de los parlamentarios a los que la gestora ha promocionado, y del que aprecia su facilidad de palabra y su trayectoria y contribución ideológica al partido, pues es profesor de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid y experto en encuestas. 

Urquizu ha ganado presencia mediática en estas semanas, ha sido reclutado por Ferraz para formar parte del equipo que preparará la ponencia política del congreso y ahora podría entrar en la dirección del grupo, aprovechando las vacantes que dejarían Meritxell Batet y Sofía Hernanz. Así lo confirman diversos diputados. Su nombre ha sonado fuerte y a nadie sorprendería, puesto que además goza del apoyo total del presidente de Aragón, Javier Lambán. Él mismo trasladó a Ferraz su deseo de que se contara con el diputado para un puesto de responsabilidad, como confirmaron a El Confidencial fuentes muy próximas. Además, al situar a Óscar Galeano como jefe de los parlamentarios aragoneses en Madrid en sustitución de Susana Sumelzo, y no elegir a Urquizu, estaba mandando la señal de que lo quiere para un cargo de mayor relieve. 

Este jueves se comprobará si la cúpula provisional le aúpa a la cúpula parlamentaria o si prefiere mantenerle en su puesto actual, el de portavoz de Universidades, además de rostro del partido en los platós de televisión y como uno de los 'pensadores' de la reconstrucción del PSOE. 

Crisis PSOE PSC Susana Díaz LOMCE Elena Valenciano José María Barreda Meritxell Batet Margarita Robles Miquel Iceta Unión Europea Valladolid Alfredo Pérez Rubalcaba Ignacio Urquizu Mariano Rajoy Soraya Rodríguez Javier Fernández Pedro Sánchez Antonio Hernando Barones del PSOE Congresos PSOE Primarias PSOE Gestora PSOE PSOE Soraya Sáenz de Santamaría
El redactor recomienda