Gao Ping, Snake... la Fiscalía rastrea a otras mafias chinas que blanquearon con ICBC
  1. España
international and commercial bank of china

Gao Ping, Snake... la Fiscalía rastrea a otras mafias chinas que blanquearon con ICBC

Anticorrupción revisa los procedimientos penales que tienen que ver con estas tramas para ver si utilizaron el banco chino y unirlos a la causa que sigue el Juzgado 7 de Parla

Foto: El registro de la sede en Madrid del ICBC conllevó la detención de su cúpula directiva. (Reuters)
El registro de la sede en Madrid del ICBC conllevó la detención de su cúpula directiva. (Reuters)

La investigación iniciada por la Fiscalía Anticorrupción contra el International and Commercial Bank of China (ICBC), la mayor entidad del país a nivel global, continúa despacio pero firme. El Ministerio Público está ahora revisando todos los procedimientos judiciales iniciados contra las mafias chinas en distintos puntos geográficos del país y diferentes momentos con el fin de determinar si los protagonistas de estas tramas utilizaron el banco para sacar dinero y blanquear capitales procedentes de origen ilícito.

La gran variedad de procedencias detectadas por Anticorrupción en las cuentas de la entidad ha provocado que los investigadores tengan que ir rastreando en el mencionado sentido para tratar de ir construyendo la estructura de la red, que podría revelar el funcionamiento de la organización y una utilización masiva del ICBC en España por parte de estos grupos organizados.

Entre las causas que ya ha localizado la Fiscalía se encuentra el caso Emperador, que investiga un entramado de empresas y contactos dirigidos por Gao Ping con el fin de eludir los controles fiscales y cuya pieza separada sobre los policías vinculados supuestamente con la organización acaba de ser enjuiciada en la Audiencia Nacional. En concreto, Anticorrupción pretende aportar a la investigación del caso ICBC el informe elaborado por la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) de la Policía Nacional en relación con Emperador, que apunta entre otras cuestiones que algunos miembros de la trama utilizaron el banco chino.

El objetivo del Ministerio Público es detectar las causas que tengan que ver con ICBC para ir incorporándolas, como Emperador, a la causa que instruye el Juzgado número 7 de Parla, que derivó el pasado 17 de febrero en el registro efectuado por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en la sede central de la entidad asiática en Madrid y las consiguientes detenciones de los miembros de la cúpula del banco.

Durante los últimos años no han sido pocas las investigaciones emprendidas por la Policía Nacional y la Guardia Civil, casi siempre bajo la dirección de la Fiscalía Anticorrupción, contra mafias chinas dedicadas a introducir en España mercancía sin declarar y sacar posteriormente fondos también al margen del control de las autoridades, lo que las hace sospechosas de incurrir en los delitos de blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública como mínimo, ya que en ocasiones también han sido imputados sus dirigentes por pertenencia a organización criminal y otros ilícitos penales.

La organización funcionaba como una agencia de trabajo temporal, "un sistema dinámico de incorporación de personal al organigrama delictivo"

La detención de los delegados en España del ICBC destapó un complejo entramado de traspaso presuntamente ilegal de fondos encabezado por ciudadanos de origen asiático. Tras el análisis de los documentos incautados, la UCO concluyó que la red de contactos que operaba en torno a la entidad financiera conformaba una organización criminal que había incurrido presuntamente en delitos contra la Hacienda Pública, contra la propiedad industrial, de contrabando, falsedad documental, contra los derechos de los trabajadores y de blanqueo de capitales.

Agencia de trabajo temporal para chinos

El informe elaborado por la UCO justo antes de la entrada y registro de la sede en España del ICBC explica que los miembros de la trama construyeron un conjunto de "estructuras" empresariales que "se articulaban y relacionaban entre sí" para "potenciar el fin defraudador" estableciendo "canales de desarrollo de la actividad ilícita". "Estos nodos estaban conformados por distintos grupos que actuaban coordinados por la organización criminal" y que utilizaban el conglomerado societario para "instrumentalizar" operaciones comerciales, abrir cuentas en diferentes bancos con el fin de blanquear fondos, "dotar de aparente actividad a las empresas del entramado", "elaborar facturación ficticia", "ocultar el origen real del dinero y la identidad de sus propietarios" y "justificar el empleo de personas que se integraban en el organigrama" de la red criminal.

Según el mismo informe, la organización funcionaba como una auténtica agencia de 'trabajo' temporal de ciudadanos chinos, algo que la Guardia Civil define como "un sistema dinámico de incorporación de personal al organigrama delictivo". Ciudadanos en su mayoría de origen asiático aceptaban formar parte de la red delictiva "permitiendo el uso de su identidad y el control de su actividad económica de modo instrumental a demanda de los coordinadores" de la trama. Los 'empleados de paja', como se denominan en el argot policial, constituían sociedades, ponían su nombre para firmas de contratos, se presentaban en los notarios, abrían cuentas corrientes y ponían su rostro y sus datos personales a disposición de todo aquello que necesitaban los líderes de la organización.

Fiscalía Anticorrupción Noticias de China Guardia Civil UCO Operación Emperador Gao Ping Bank of China
El redactor recomienda