el ministerio público se planta

La Fiscalía amenaza al juez del caso Nicolás con la nulidad de todas las actuaciones

Advierte de que debe resolver ya sobre la destitución de los policías investigadores planteada y la cuestionada intervención de las comunicaciones si no quiere que se invalide todo el proceso

Foto: Los abogados de Francisco Nicolás Gómez Iglesias cuestionaron la parcialidad de los policías que le investigan y el fiscal exige al juez que se posicione sobre esta cuestión. (EFE)
Los abogados de Francisco Nicolás Gómez Iglesias cuestionaron la parcialidad de los policías que le investigan y el fiscal exige al juez que se posicione sobre esta cuestión. (EFE)

Tras su negativa a emitir un informe de acusación en la pieza separada del caso Nicolás que investiga el viaje a Ribadeo, el fiscal Alfonso San Román ha vuelto a arremeter contra la instrucción que dirige el titular del Juzgado número 2 de Madrid, Arturo Zamarriego, en el marco del procedimiento contra el joven Francisco Nicolás Gómez Iglesias. El representante del Ministerio Público ha amenazado al juez, en un escrito presentado el pasado 24 de octubre, con que la causa incurrirá necesariamente en la "nulidad de las actuaciones" si el magistrado continúa sin resolver a los múltiples escritos presentados por la acusación y las defensas.

En concreto, el fiscal se refiere a los tres escritos en los que reclamó los pasados 4, 8 de julio y 8 de septiembre apartar de la investigación a los policías que se han encargado de ella desde el principio. Según dijo entonces el representante del Ministerio Público, era necesario disolver la comisión judicial que amparó a los funcionarios por orden del propio juez, debido a que estos actuaban "sin apariencia razonable de imparcialidad" y porque los dos funcionarios que la conforman fueron "perjudicados por el mismo delito que investigan".

San Roman aludía con estos razonamientos tanto al polémico episodio que protagonizó el 26 de febrero uno de los policías en los pasillos de los juzgados de plaza de Castilla, cuando intercambió unas palabras con el acusado Gómez Iglesias, como al hecho de que una de las piezas que conforman la causa indaga la filtración de una conversación entre los dos agentes y miembros del Centro Nacional de Inteligencia, por lo que efectivamente ambos funcionarios serían "perjudicados".

Francisco Nicolás Gómez Iglesias. (EFE)
Francisco Nicolás Gómez Iglesias. (EFE)

A pesar de las reiteradas solicitudes del fiscal para que Zamarriego resuelva sobre este extremo y aparte a los policías de la investigación, lo cierto es que el magistrado no ha respondido, como subraya el propio San Román en su último escrito. Ninguna de las tres reclamaciones "ha obtenido respuesta en forma de resolución del juez", se queja el representante del Ministerio Público, quien añade que las últimas declaraciones prestadas por los testigos que presenciaron el intercambio de palabras entre el inspector y el acusado en los pasillos de plaza de Castilla "refuerzan la idea de la imparcialidad del funcionario".

El fiscal aprovecha para protestar también por el caso omiso que está haciendo el instructor a los escritos presentados por los imputados en este mismo sentido. Por un lado, la petición de nulidad formulada por la defensa de Gómez Iglesias en relación al episodio del pasillo, que al igual que los tres escritos del Ministerio Público tampoco ha sido respondida. Por otro, tres solicitudes de nulidad de las actuaciones demandadas por el comisario José Villarejo —imputado en la causa que investiga la mencionada filtración—, quien se quejó de que la instrucción está haciendo una "investigación prospectiva" sobre su persona, que los funcionarios actúan de modo "parcial", que se ha quebrado la cadena de custodia y que se han vulnerado los derechos fundamentales de los acusados cuando se autorizó la intervención de sus comunicaciones.

Debe resolver ya

"Los referidos escritos ni siquiera se han proveído", protesta el fiscal, quien subraya que estas cuestiones planteadas "condicionan el devenir procesal y la eficacia de lo actuado", por lo que deben resolverse "en este momento procesal" o, de lo contrario, derivarían en la "posible nulidad de las actuaciones", ya que la investigación ha avanzado "apoyándose en los elementos de prueba obtenidos mediante estas resoluciones de las que ahora se pide la nulidad".

Para San Román, las defensas están poniendo en duda "razonadamente" tanto "la imparcialidad de los investigadores" como "la validez de las fuentes de prueba", y todo ello "con una argumentación detallada". "Avanzar en la instrucción sin resolver sobre la tacha de parcialidad de los investigadores y sin consolidar la validez de las pruebas, que son la base que sustenta las nuevas diligencias, es contrario al principio de seguridad jurídica", insiste el fiscal, quien destaca que la cuestión de los derechos fundamentales que se ha planteado "es de gran importancia" tanto "para la adecuada instrucción de la causa como para el respeto a estos derechos en juego, muy especialmente desde la perspectiva de la proporcionalidad".

Mientras se producen las protestas del fiscal en este sentido y en el que observó el pasado mes en relación con la instrucción de la pieza del caso Ribadeo, cuando se quejó de que no se encontraban en el procedimiento las pruebas necesarias para acusar, el juez Zamarriego continúa su investigación como si no fuera con él. El pasado 18 de octubre, a través de un auto, el magistrado citó a declarar en calidad de imputado al directivo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores Juan Munguira, por una supuesta filtración al joven Gómez Iglesias apuntada por los policías de la comisión judicial cuya parcialidad San Román pone en duda.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios