Tania Sánchez: "No tengo dudas de Espinar y el proceso de primarias ha sido ejemplar"
  1. España
ENTREVISTA CON LA NÚMERO TRES DE RITA MAESTRE

Tania Sánchez: "No tengo dudas de Espinar y el proceso de primarias ha sido ejemplar"

La diputada de Podemos se presenta en el proceso de primarias del partido en Madrid como número tres de la candidatura que encabeza Rita Maestre. Su objetivo: "Ganar a Cifuentes en 2019"

Foto: La diputada de Podemos y candidata en las primarias del partido en Madrid Tania Sánchez. (Carmen Castellón)
La diputada de Podemos y candidata en las primarias del partido en Madrid Tania Sánchez. (Carmen Castellón)

Tania Sánchez (Madrid, 1979) ha dado un paso al frente junto a Rita Maestre y el denominado sector errejonista, bajo el nombre de Adelante Podemos, para liderar la ejecutiva de Podemos en la Comunidad de Madrid que saldrá del proceso de primarias autonómico. En frente, en la otra candidatura que aúna a pablistas y anticapitalistas, se encuentra Ramón Espinar, el cabeza de lista de Juntas Podemos para ocupar la secretaría general del partido en Madrid. Las informaciones que implican a este último por supuesta especulación en la compraventa de una vivienda de protección pública (VPP) se han colado en un proceso interno que Tania Sánchez califica de "ejemplar", a pesar de la intensidad de los debates y la confrontación de los dos modelos de Podemos en disputa.

Diputada en el Congreso, la número tres de Rita Maestre en el proceso de primarias siente especial debilidad por la política autonómica madrileña, tras pasar por la Asamblea de Madrid (como diputada regional con Izquierda Unida) y haber sido la artífice de varias de las candidaturas de unidad popular que se presentaron a las pasadas elecciones municipales. Sin embargo, su futuro político, asegura, todavía no está escrito y lo redactarán las bases del partido: "Cuando llegue 2019, habrá que decidir qué candidatos y candidatas son mejores para ganar a Cristina Cifuentes, y si yo no soy una de ellas no pasará nada, colaboraré en lo que pueda".

PREGUNTA. ¿Cómo ha recibido las acusaciones contra Ramón Espinar por supuesta especulación con una vivienda protegida? ¿Cree que ha actuado bien?

RESPUESTA. En Podemos estamos bastante acostumbrados a titulares escandalosos y luego todos quedan en nada. A diferencia de otros partidos, nunca ha habido problemas en salir a dar las explicaciones que hay que dar cuando intentan enfangarnos. No tengo dudas sobre Ramón en ningún caso. Estamos teniendo un proceso ejemplar y no vamos a permitir que nadie intente que nos enfrentemos entre nosotros.

P. ¿Cree entonces que se trata de una injerencia de un grupo mediático en concreto?

R. Hay que empezar a hacer preguntas a los grupos mediáticos concretos y no a quienes se les hacen acusaciones que luego quedan en nada.

P. ¿Ha podido hablar con él personalmente? ¿Confía en su honorabilidad?

R. Entiendo que sale a dar explicaciones, como no puede ser de otra manera en Podemos. Eso nos diferencia y nos ha diferenciado siempre.

P. ¿Debería abrirse algún tipo de investigación interna?

R. No lo creo.

P. Su candidatura se ha impuesto en la primera fase del proceso de primarias, a pesar de la alianza de las otras dos grandes candidaturas. ¿Qué lectura hace de estos resultados, sorprendentes para muchos? ¿Parten con ventaje de cara a las votaciones para la nueva ejecutiva?

"Estamos teniendo un proceso ejemplar y no vamos a permitir que nadie intente que nos enfrentemos entre nosotros"

R. Podemos no es una organización clásica que se estructura en familias inamovibles, en las que cada uno representa a un bloque cerradísimo, sino que es una organización viva y tiene un debate muy interesante que irá más allá de Madrid. Siempre hemos dicho que este iba a ser un proceso madrileño que decidirían los inscritos, sin apriorismos de bloques establecidos. Nos parece natural que el resultado final refleje lo que ha sido fruto de los debates. Quienes hemos sido capaces de escuchar a los círculos y adoptar sus propuestas e inquietudes a nuestros documentos hemos obtenido respaldo a ese respecto. Esto tiene que marcar el futuro del partido, una estructura que deja de ser una maquinaria electoral y se convierte en una organización donde la gente debate, y mutamos nuestra cultura política dejando de tener decisiones de 'todo o nada' o de 'tú o yo', sino que vamos a un modelo donde el acuerdo y la construcción colectiva son lo que nos hará fuertes.

P. El único documento que ganó su candidatura rival es el político-estratégico. Desde Juntas Podemos, lo valoran como el más importante para marcar la hoja de ruta del partido. ¿La podrán asumir desde Adelante Podemos si se imponen en las primarias?

R. Hay dos bloques en el debate, el organizativo y el político. Del segundo bloque, digamos que si fuese una ley del gobierno el primer documento, el llamado de política-estratégica sería el preámbulo y el resto de documentos serían el desarrollo de la ley. Esto es lo mismo, es un documento que marca las líneas generales y los otros la aterrizan, como los que tienen que ver con qué haremos en los municipios del cambio, cómo relacionarnos con otros partidos y cómo trabajar en las instituciones. Todo ello compone el aterrizaje de una definición de líneas generales, y en el aterrizaje hemos ganado en todos los documentos, por lo que no tenemos ninguna incompatibilidad. Además, hemos incorporado muchas propuestas e ideas de los compañeros de Reinicia que forman parte de la candidatura de Juntas Podemos. No hay diferencias insalvables y no tenemos incomodidad en trabajar con ellos, ya que además nuestra voluntad es que la dirección futura de Podemos Madrid incorpore a todo el mundo y sea capaz de construir consensos con las diferentes visiones.

P. Yendo a lo concreto. Una de las cuestiones que remarca ese 'epílogo' es que Podemos Madrid no formará ejecutivos mixtos con el PSOE en caso de ser fuerza subsidiaria. ¿También lo comparten?

R. Somos más del principio fundacional de Podemos, de que los inscritos afectados tomen las decisiones. Nos hemos planteado que en ningún caso vamos a ser fuerza subsidiaria del PSOE, y la mejor forma de no tener subalternidad política con otro partido es no definirnos en función de ellos. Hay un campo amplio para que seamos mayoría social y política en 2019, y ese es nuestro objetivo. Luego, una vez que cierras urnas, tienes que tomar decisiones que son de geometría variable y siempre estarán sujetas a las decisiones de las bases. Definir desde el minuto uno lo que se va a hacer en el futuro en este sentido quita protagonismo a los inscritos.

P. El sistema de elección mediante el método Borda sería lo más idóneo para ello, pero lo ha tumbado la comisión de garantías del partido.

"Quienes hemos sido capaces de escuchar a los círculos y adoptar sus propuestas e inquietudes a nuestros documentos hemos obtenido respaldo"

R. Lo que escuchamos de los inscritos fue que el sistema de lista plancha mayoritario no facilita una cultura política del trabajo compartido, y eso había que transformarlo y en eso coincidimos con Reinicia. Para ello, el sistema Borda era el más acertado y el que la gente entendía que mejoraba la pluralidad, y nosotros lo asumimos. Lo segundo que nos dijeron los inscritos es que garantías no ha funcionado bien. No se han resultado los problemas a tiempo ni se ha intervenido con la mano izquierda que se necesitaba para evitar que los conflictos se enquistasen. Es por ello que es una mala noticia que quienes ya tenían sensación de que esta estructura no estaba funcionando bien ahora piensen que su voto no ha servido para nada, pero es la decisión que han tomado y tienen potestad para imponerla. Nuestra voluntad era que tendríamos una mejor cultura política y una mejor dirección si fuese proporcional. No es algo que nos interese a nosotros, sino a Podemos, y eso lo definen quienes participan de Podemos.

P. Han acusado a garantías de falta de independencia.

R. Vamos a ser capaces de elegir de una manera distinta la comisión de garantías, a pesar de que está recogido de una manera diferente en el reglamento estatal y eso sí se acepta. Creo que hay arbitrariedad en por qué con garantías sí podemos aceptar lo que han dicho los inscritos y con el sistema de elección no. Alguien tendrá que explicarlo, creo que es un error, pero tendremos que asumir las reglas.


P. Ramón Espinar les ha reprochado que con esta actitud estaban “montando líos” que no necesita la organización en estos momentos.

R. No se puede llamar “montar lío” a defender las decisiones que democráticamente se han impuesto. Es legítimo que quienes hemos trabajado en esa línea y hemos obtenido el respaldo de los inscritos defendamos que es un error. A defender la democracia frente a los procesos burocratizados no se le pude llamar “montar lío”.

P. Desde el equipo de Reinicia han hecho un llamamiento para que las candidaturas no presenten lista al consejo de garantías. ¿Van a asumirlo?

"Nuestra voluntad es que la dirección futura de Podemos incorpore a todo el mundo y sea capaz de construir consensos con las diferentes visiones"

R. Obviamente no vamos a presentar lista a garantías. Ya consensuamos un documento donde se incluye que hay que separar a los candidatos de garantías de las candidaturas a consejo autonómico. Por tanto, si lo hemos defendido, ¿cómo vamos ahora a presentar listas en bloque? No he entendido ese llamamiento porque ya se entendía que nadie lo iba a hacer. La duda es por qué eso que cambia con respecto al modelo general de garantías sí se aplica de manera inmediata y el sistema Borda no. Es una duda que creo que es razonable tener.

P. ¿Qué perfiles cree que deben desempeñar esas funciones?

R. Cuando planteamos la propuesta de llegar a un acuerdo, decíamos que tenía que ser una comisión independiente, sin estar ligada a ningún órgano de dirección, que tuviese un sistema de funcionamiento que garantizase el cumplimiento de los plazos, porque ahora pasan meses sin respuesta, y la tercera era el establecimiento de un sistema de mediación. Muchos de los conflictos que acaban en garantías tienen que ver con discrepancias políticas que no se tiene la suficiente habilidad para gestionarlas entre la gente que tiene ese conflicto. De ahí que fuese interesante que hubiese un grupo de personas dedicadas a mediar. Lo que pasará ahora es que se presentará gente de manera independiente, que los inscritos valorarán sus currículos y trayectorias, y por tanto tendremos una comisión de garantías centrada en cumplir su función y trabajar para reducir el nivel de conflictividad en Podemos y que la resolución de los conflictos que no se puedan solucionar en primera instancia merezca una suerte de tribunal interno.

P. Ese 'atasco' de casos en la comisión de garantías tiene mucho que ver con las candidaturas de unidad popular. Como una de sus impulsoras desde Convocatoria por Madrid, ¿se ha consumado la advertencia que se lanzó en Vistalegre sobre el riesgo de los paracaidistas para Podemos?

R. La premisa es entender algo que todos los partidos se olvidaron en el 85, y es que la parte más importante de la política, si se piensa como cercanía al pueblo, es la local. El lema de los noventa utilizado por los movimientos antiglobalización que decía 'pensar globamente, actuar localmente', es muy acertado. La política local es crucial y la red de ayuntamientos por el cambio también, para cambiar la vida de la gente, y de ahí que Montoro lo sepa y pretenda con su ley que los ayuntamientos sean meros gestores sometidos a intereses privados. Yo defendí que Podemos fuese a las elecciones sin marca propia. Primero, porque es verdad que era una organización muy nueva y era difícil conseguir una representación a la altura del proyecto, y segundo, porque en muchos municipios ya se llevaba mucho tiempo trabajando para que hubiese candidaturas en defensa de las mayorías. Por tanto, fue un acierto que Podemos se incorporara a esos procesos y sumase a mucha gente. El ejemplo de Ahora Madrid o Barcelona en Comú es muy importante y positivo, aunque es verdad que cada realidad es distinta y existen sitios donde se debe mejorar o donde ha habido demasiada conflictividad.

P. ¿Por su papel en el impulso de varias CUP y su perfil, ¿cree que su papel, de ser elegida en la ejecutiva saliente, sería la de secretaria de Organización?

"Ha habido arbitrariedad porque con las votaciones de las comisión de garantías sí podemos aceptar lo que han dicho los inscritos y con el sistema de elección no"

R. No. Hay que seguir trabajando y todo dependerá de lo que digan los inscritos, quien sea secretario o secretaria general tendrá que tomar sus decisiones. Yo siempre he estado disponible para lo que se entienda que podría aportar mejor según mis conocimientos y perfil.

P. ¿Y de cara a futuro? Nunca ha escondido sus preferencias por la política autonómica. ¿Se ve dando un paso al frente para encabezar la candidatura de Podemos Madrid en las autonómicas de 2019?

R. Queda mucho para eso, y al ritmo que va este país en términos políticos, pueden pasar muchas cosas. Anticipar movimientos es un error. Yo participo de la candidatura de Adelante Podemos porque entiende una cosa crucial. Entender la Comunidad de Madrid como una región cohesionada, en la que colaboren los municipios entre sí y que contribuyan a ser la cabeza de lanza de un cambio de modelo productivo, porque Madrid tiene los mimbres para hacerlo. Se ha evitado, entre otras cosas, haciendo competir a los municipios entre sí. En ese marco, quiero contribuir a esa construcción porque Madrid tiene el gran reto de articular una realidad plurinacional y asumir que se nos han quedado pequeñas las costuras del modelo autonómico. Se debe revisar el modelo de financiación entre autonomías, recuperar una cierta fraternidad entre los pueblos y no utilizar a Madrid y a su gente, que no somos más que la suma de gente de otros territorios de España, como un ariete contra quienes se sienten en una identidad distinta. Es una locura, porque en Madrid hay muy poca gente propia de aquí, que se utilice como ataque contra territorios de gente que vive aquí. Hay que darle la vuelta y yo estaré en lo que sea mejor para Madrid. Cuando llegue 2019, habrá que decidir qué candidatos y candidatas son mejores para ganar a Cristina Cifuentes, y si yo no soy una de ellas no pasará nada, colaboraré en lo que pueda.


P. ¿No cree que todo puede precipitarse antes? Ha habido conversaciones informales entre los partidos de la oposición para plantear una moción de censura al Gobierno de Cifuentes.

R. No creo que Ciudadanos deje de ser la muleta del PP. ¿Cuánta gente ha tenido que salir del Gobierno de Cifuentes? ¿Cómo se puede decir que es la regeneradora del PP cuando ha sido pieza fundamental en todo este tiempo? Ciudadanos ha venido entre otras cosas a la política española a ser muleta del PP.

P. ¿Cree que una de sus prioridades es que no gobierne Podemos, como ha llegado a insinuar su portavoz en el ayuntamiento, Begoña Villacís?

"No se puede llamar 'montar lío' —explica en alusión al reproche de Espinar— a defender las decisiones que democráticamente se han impuesto"

R. Buena parte de los vaivenes de Rivera en el Congreso, que le da lo mismo estar con el PP o el PSOE, lo han explicado siempre en esos términos, que han venido a la política española a frenar a Podemos. Pues han venido a frenar a cinco millones de españoles y a toda la gente que se manifestó fuera del Congreso diciendo que este pacto entre élites no nos representa. Como dijo Pablo en la investidura, esta legislatura es el inicio de una España que está muriendo y el inicio de otra España que ya está ahí.

P. Hablando de protestas sociales, ¿cómo se combinan calle e instituciones?

R. Lo fundamental de ese debate es situarnos donde estamos. Las instituciones han sido secuestradas por una élite política y utilizadas de una manera torticera. De alguna manera, tienen que ser el lugar donde se defienden los intereses de la mayoría. Por tanto, lo crucial de las instituciones es que son reflejo de unas relaciones de poder desequilibradas donde siguen mandando quienes no se presentan a las elecciones. Nuestro objetivo es que sean las relaciones de poder de una sociedad activa y comprometida con la democracia hasta las últimas consecuencias. Eso tiene proceso de construcción y hay dos vías. Una que tiene que ver con los momentos de lucha y de resistencia de hoy, y otra que tiene que ver con construir la alternativa de mañana. En las dos situaciones, tenemos que estar, y para ambas es útil estar en las instituciones. Son vectores que no se pueden romper entre sí.

P. La lista de su candidatura la encabeza Rita Maestre. ¿La ve liderando la candidatura de Ahora Madrid en las próximas elecciones municipales?

R. Creo que Rita va a estar a disposición de lo que colectivamente se decida. Además, Rita tiene una apuesta firme por el espacio de Ahora Madrid y cuando llegue el momento se decidirá lo mejor para seguir gobernando la ciudad de Madrid, y Rita no va poner sus intereses personales por delante de los colectivos.

P. ¿Pero la ve como la mejor candidata?

R. Está haciendo una estupenda labor como portavoz del Ayuntamiento de Madrid y creo que seguirá haciéndolo, como otros compañeros. Pero a veces los mejores candidatos no vienen de lo conocido y cuando llegue el momento ya se decidirá. No es el momento de discutirlo.

P. El modelo de partido que defienden tiene traslación a nivel estatal. ¿Defenderían esta misma hoja de ruta en Vistalegre 2?

"Madrid tiene el gran reto de articular una realidad plurinacional y asumir que se nos han quedado pequeñas las costuras del modelo autonómico"

R. No. El debate de Vistalegre va a asumir un elemento que en Madrid no se da, y es cómo se organiza en todos los territorios, porque aquí nos centramos en cómo organizarnos en la realidad madrileña. En líneas generales, los debates de cómo descentralizar o cómo construir movimiento popular tendrán que ver probablemente, pero las conclusiones que salgan de Madrid no pueden ser las estatales. Si hiciésemos eso, no seríamos coherentes con una cosa que dice Podemos y es que España no es Madrid.

P. Todavía no hay fechas para esa asamblea estatal.

R. No me preocupa. Me pareció urgente tener una nueva dirección en Madrid y hemos hecho una apuesta fuerte, y a partir de ahí no tengo duda de que seremos la dirección de todo Podemos en lealtad con el secretario general y el resto de territorios para hacer el mejor Vistalegre posible venga cuando venga.

P. ¿Debería convocarse cuanto antes ya que mientras tanto será un corsé para quienes tratan de impugnar la estrategia salida de aquel congreso fundacional?

R. Decimos que hay que ir más allá de Vistalegre, eso no significa impugnar todo, sino pensar más a largo plazo y tener mirada larga, y creo que a ese respecto no hay ningún corsé en la Comunidad de Madrid.

Tania Sánchez Ayuntamiento de Madrid Cristina Cifuentes Rita Maestre Noticias de Madrid
El redactor recomienda