CRISIS DE LOS SOCIALISTAS

Ferraz pacta con Iceta que ningún miembro de la gestora acuda al congreso del PSC

Los dos partidos concluyen que "no se dan las circunstancias" para que la dirección del PSOE esté presente en el cónclave catalán de este fin de semana. Además había problemas de agenda

Foto: Miquel Iceta, primer secretario del PSC, el pasado 17 de octubre en la sede del partido en Barcelona. (EFE)
Miquel Iceta, primer secretario del PSC, el pasado 17 de octubre en la sede del partido en Barcelona. (EFE)

Al menos no se disfrazan los motivos. Ferraz y el PSC han llegado a la conclusión de que es mejor que ningún miembro de la gestora socialista acuda al XIII Congreso que el partido hermano celebra este fin de semana en Barcelona, y que elegirá a la nueva ejecutiva del reelegido primer secretario, Miquel Iceta. Había problemas de agenda, sí, pero sobre todo impera la "voluntad" de las dos organizaciones de mostrar distancia, porque son conscientes de que "no es el momento adecuado", dada la situación de máxima tensión entre ambas. 

PSOE y PSC pasan por su mayor crisis de los últimos tiempos. Iceta convocó a su consell nacional, su máximo órgano de poder, dos días después del último comité federal del PSOE, para bendecir la indisciplina: para ordenar a sus siete diputados en Madrid que votasen no en primera y segunda vuelta a la investidura de Mariano Rajoy. Y eso hicieron los siete representantes del Congreso el pasado sábado: no se abstuvieron.

La nueva dirección catalana se sentará en los próximos días con la cúpula del PSOE para abordar la pertinencia de revisar el protocolo de unidad

Una rebeldía reprobada muy duramente por el PSOE y que ha hecho reabrir el debate de si conviene revisar el protocolo de unidad [aquí en PDF] que rige las relaciones de ambos partidos desde 1978, que podría comportar la salida del PSC de los órganos federales de dirección. Una posibilidad es que incluso se proceda a ese examen de los lazos de las dos organizaciones en un próximo comité federal, lo que podría dejar a los casi 18.000 militantes catalanes fuera del próximo congreso del PSOE, sin poder elegir al secretario general. Así, las posibilidades de que Pedro Sánchez pudiera repetir como jefe de los socialistas menguaría notablemente, dado el apoyo férreo que le presta el PSC. 

Fernández, Jiménez, Iceta

Así las cosas, Ferraz, a través del presidente de la gestora, el asturiano Javier Fernández, y el portavoz de la ejecutiva interina, el andaluz Mario Jiménez, conversó con Iceta en los últimos días. Y la conclusión, dialogada, "de mutuo acuerdo", según recalcan desde Madrid y Barcelona, es que lo mejor, lo "más indicado", era que la nueva dirección del PSOE no estuviera presente en el XIII Congreso del PSC, que se abrirá este viernes en el Palacio de Congresos de Barcelona. "No se dan las circunstancias, las dos partes hemos visto, con buen tono y de forma cordial, que era una mejor solución dejar pasar este cónclave y que ya tocará sentarse tranquilamente en los próximos días", indican desde Ferraz. El acuerdo con Iceta es que las ejecutivas de PSOE y PSC se verán "de forma inmediata", si es posible la semana próxima, para comenzar a estudiar cómo reencauzar las relaciones de los dos partidos y "cómo seguir hablando de cara al futuro" para evitar el divorcio total. 

La ausencia de dirigentes del PSOE en un congreso del PSC es una anomalía histórica: en 2000 sí fue la gestora; al último cónclave fueron Sánchez y Díaz

Ya era una tradición que el PSOE asistiera a los congresos del PSC. En 2000, el año de la marcha de Narcís Serra, la gestora socialista estuvo representada en Barcelona por el presidente del órgano, el andaluz Manuel Chaves. En el último cónclave ordinario, en 2011, el que encumbró a Pere Navarro, estuvieron presentes los secretarios de Organización y de Política Municipal, Marcelino Iglesias y Antonio Hernando. Y en el extraordinario de 2014, en el que fue elegido por primera vez Miquel Iceta, acudieron Pedro Sánchez, ganador de las primarias internas una semana antes, y la presidenta andaluza, Susana Díaz. Ahora, en el XIII Congreso, no habrá nadie que represente a Ferraz, aunque sí han confirmado asistencia la presidenta de Baleares, Francina Armengol, y la secretaria general del PSE, Idoia Mendia, ambas baronesas sanchistas. No está previsto que viaje hasta la capital catalana el ex secretario general. 

Pedro Sánchez bromea con Miquel Iceta, con Núria Marín y Carme Chacón, en el congreso extraordinario del PSC, el 19 de julio de 2014. (EFE)
Pedro Sánchez bromea con Miquel Iceta, con Núria Marín y Carme Chacón, en el congreso extraordinario del PSC, el 19 de julio de 2014. (EFE)


Fernández, no obstante, tenía dificultades objetivas de agenda para acudir a la clausura del cónclave, el domingo, por el lunes arranca en Oviedo el debate del estado de la comunidad, que le tendrá amarrado a Asturias parte de la semana. Por eso este jueves en Ferraz advertían que quizá la próxima semana sea complicado reunir a la gestora, como estaba previsto.

"Soberano y autónomo"

Iceta ya ha venido reiterando que no quiere revisar el marco de relaciones de los dos partidos, pero que si así lo quiere el PSOE, está dispuesto a estudiarlo. Nada se dice en la ponencia marco de reexaminar los lazos mutuos, pero sí se introduce un guiño a la autonomía de la organización catalana. "El PSC, ahora más que nunca, tiene que volver a ser el partido con personalidad jurídica propia, soberano y autónomo de su fundación", indica el predictamen que se discutirá este fin de semana [aquí en PDF]. Hay otro gesto de conciliación: desapareció del borrador del verano la referencia a la 'vía canadiense', el referéndum secesionista y pactado con el Estado una vez que fracasara la reforma constitucional en sentido federal. Esa propuesta encontró contestación y finalmente fue retirada y ya no figura en el predictamen

Assumpta Escarp, secretaria de Organización saliente del PSC, en agosto pasado. (EFE)
Assumpta Escarp, secretaria de Organización saliente del PSC, en agosto pasado. (EFE)


Además, el documento marco incluye una arriesgada propuesta: "La más estrecha colaboración posible entre las fuerzas de izquierdas presentes en el Parlament" para hacer posible una mayoría electoral y social, y "tratar de dibujar una estrategia compartida de cambio y de articulación del bloque social y político que la ha de impulsar, una alianza catalana de progreso". Una apuesta por la convergencia con la plataforma liderada por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. 

La ponencia marco apuesta por construir una "alianza catalana de progreso" con la plataforma de Ada Colau. El cónclave elegirá además a la nueva ejecutiva

En el XIII Congreso, que será presidido por el segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento de la capital catalana, Jaume Collboni, Iceta propondrá una nueva ejecutiva. En ella, su persona de confianza ya no será la diputada autonómica Assumpta Escarp, su secretaria de Organización en los dos últimos años, informa Efe. Ella tenía la decisión tomada hace tiempo. No se descarta que continúe en la dirección, pero en un puesto de menor relieve. La actual viceprimera secretaria, Núria Parlon, alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, podría ocuparse del área de Política Municipal, una cartera siempre muy importante en el PSC, cuya fuerza procedía, precisamente, de los ayuntamientos. Parlon fue la rival de Iceta en las primarias del mes pasado, y ella misma le pidió que no le ofreciera una responsabilidad de mayor relumbrón. De confirmarse el relevo, la dirigente reemplazaría a Antoni Fogué. 

Al cónclave están citados 800 delegados y otros 900 invitados, además de los miembros del consell nacional, la ejecutiva y otros órganos del partido. En total, en torno a 2.000 personas. Pero la ausencia de la cúpula del PSOE marcará el desarrollo del congreso de confirmación de Iceta

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios