se reanuda el caso Gürtel

El bigotes: "JS no es Jesús Sepúlveda. Jamás le ha dado un euro. Ni al señor Bárcenas"

Álvaro Pérez pidió al tribunal que le ayude a controlar su vocabulario y sobre todo que le permita ir con frecuencia al baño debido a su cáncer de próstata: "no me he traído el tumor"

Foto: Álvaro Pérez, 'El Bigotes'. (Efe)
Álvaro Pérez, 'El Bigotes'. (Efe)

Y le tocó el turno al último protagonista del ‘trío de la Gürtel’. Tras las declaraciones de Francisco Correa y Pablo Crespo, este viernes ha tomado el testigo Álvaro Pérez Alonso, alias ‘el bigotes’, el hombre de la trama en Valencia, "el artista" de los mítines políticos (como le definió Crespo), el inventor del escenario central con público delante y detrás del orador, el detallista que nunca se olvidaba de enviar un ramo de flores a Ana Botella (esposa de José María Aznar) el día de su santo.

El bigotes: "JS no es Jesús Sepúlveda. Jamás le ha dado un euro. Ni al señor Bárcenas"

Álvaro Pérez decidió no seguir el mismo camino que Correa y Crespo, y no aceptó responder las preguntas de la Fiscalía. Solo las de su abogado. Vestido con un traje oscuro y una llamativa camisa rosa, tuvo que aguantar las preguntas del ministerio público, que a pesar del silencio del 'bigotes', decidió dejar constancia del interrogatorio que había preparado. Surgieron entonces las primeras protestas del letrado de Pérez, ya que la Fiscalía exhibió una grabación "en la que se recogían temas familiares de mi cliente que nada tienen que ver con la causa". 

Nada más empezar su declaración a preguntas de su abogado, surgió el personaje. "Si me vehemencia me llega al desastre, me avisa señor juez. Soy defensor del taco como Cela", le espetó 'el bigotes' al presidente del tribunal. Empezó el show. No llevaba ni 20 minutos declarando cuando pidió el primer receso: "perdone pero tendré que ir con frecuencia al baño debido a mi cáncer de próstata, aunque no me he traído el tumor".

Lanzados los primeros chascarrillos, el abogado de Pérez intentó demostrar con su interrogatorio que su cliente solo era un empleado más de las empresas del señor Correa. "Solo trabajé en dos: Special Events y Orange Market". Pérez aseguró que "jamás lleve temas de contratos y empresas, soy un desastre en esos temas. Nunca negocié con el PP porque no era mi función. Nunca negocié disposición de fondos. No podía echar 150 euros de gasolina para ir a un acto si no estafa firmado o autorizado. No se fiaban de mí".

El bigotes: "JS no es Jesús Sepúlveda. Jamás le ha dado un euro. Ni al señor Bárcenas"

El regalo a Ana Mato

Álvaro Pérez negó en dos ocasiones que hiciera regalos a la ex ministra de Sanidad Ana Mato. No obstante, sí ha reconocido su firma en una factura con el concepto "compra obsequio Ana Mato", un resguardo con la cantidad de 180 euros. "¿Barato, no?", señaló Pérez. También ha negado que se encargara de organizar o pagar fiestas familiares de la familia de Mato. "Jamás. No sabía ni que se había celebrado ese cumpleaños. Yo estaba para eventos mayores, para los grandes mítines del Partido Popular, no estaba para cumpleaños". El letrado de Pérez se ha detenido sobre este tema. "No tengo nada que ver con estas fiestas. No organicé ni pagué nada. Alguien me hubiera visto. Yo entonces era un tipo conocido con mi espléndido bigote".

La Fiscalía solicita para ‘el bigotes’ cinco años y dos meses de prisión por varios delitos de cohecho, es decir, por pagar sobornos a políticos. Él lo ha negado. "Jamás he pagado un euro ni al señor Sepúlveda ni al señor Bárcenas". Con la ayuda del su abogado Pérez ha intentado convencer al tribunal de que los apuntes a nombre de JS que se repiten durante tres años en la contabilidad de la trama no son las iniciales de Jesús Sepúlveda, ex alcalde de Pozuelo, sino las de su asesor fiscal José Sevilla, "Pepe Sevilla".

La declaración de Álvaro Pérez Alonso (i), el 'Bigotes', junto a su abogado, Javier Vasallo. EFE
La declaración de Álvaro Pérez Alonso (i), el 'Bigotes', junto a su abogado, Javier Vasallo. EFE

Pérez ha explicado que ha sido un desastre en su vida personal, en los asuntos económicos, y ha asegurado que ha acumulado varias deudas con Hacienda y la Seguridad, lo que provocó el embargo de su sueldo. Por eso Correa, "que era un perro de presa, un tipo obsesivo para que yo quedara limpio", decidió que su nómina mensual, que recibía en mano, debía estar destinada a saldar sus deudas. Los apuntes de 3.000 y 6.000 euros a nombre de JS que aparecen en la contabilidad de la trama son los pagos que Correa hizo a Pérez para que este a su vez se lo entregara a Sevilla. "JS no es Sepúlveda. No he pisado nunca el Ayuntamiento de Pozuelo".

Pérez incluso dio una explicación al apunte de 600 euros que aparece en la contabilidad en el que aparece su nombre junto a Jesús Sepúlveda. "Cada vez que tenía una comida de trabajo debía pasar el ticket. Seguramente quedaría a comer con el equipo de Sepúlveda o con él para temas de algún acto y me dieron los 600 euros para la comida". Pérez aprovechó entonces para cargar contra la Fiscalía, y su obsesión por ver irregularidades donde no las hay. "Los apuntes a una tal Chonchi es mi tía, la hermana de mi madre. Se llama Asunción Alonso".

Bárcenas no es 'Luis el cabrón'

En cuanto a Luis Bárcenas, el ex tesorero del PP, Pérez ha reiterado que apenas lo conoce. "Jamás entregué dinero al señor Bárcenas. Cuando empecé a trabajar con Correa no sabía ni que existía Bárcenas. Discutía con el señor Sepúlveda o con el señor Juan Carlos Vera los detalles de los eventos del partido. Correa no se fiaba de nadie. Cómo me iba a mi entregar a mí un sobre con dinero para entregárselo a una persona que él iba a ver a los diez minutos", ha señalado 'el bigotes', que lleva ahora una nutrida barba. 

Pérez ha asegurado además que el mote de 'Luis el cabrón' no pertenece a Bárcenas. "Yo puse el apodo de Luis el cabrón a un empresario". Se refiere a Luis Delso. "Es una apelativo cariñoso. Una palabra que uso 3.000 veces al día. Era un tipo serio al que no se le podía hacer reír nunca. Me dejó 72.000 euros por mis deudas de forma desinteresada. Y luego Correa me dio el dinero para que se lo devolviera".

La ceja poblada de Aznar

La declaración de Pérez también ha dado lugar a ciertos pasajes que han revelado la personalidad del personaje. "No he recibido nada del PP, solo disgustos. Me he dejado mi vida trabajando para el PP los años que trabajé para el señor Correa. Era muy bueno, uno de los mejores", señaló Peréz para definir su profesión. "Soy un creativo. Yo no hacía hojas de costes, no era un hombre de correos electrónicos ni de despachos, eso me agobia".

Pérez aseguró que él fue el cerebro que en cierta medida catapultó mediáticamente a José María Aznar con su ingeniosa manera de reinventar los mítines políticos: "Cambié la madera por el azul. Bajé los escenarios y cambié la iluminación. Tanto que en aquellos años de dijo que Aznar se había hecho un lifting. Pero fue la iluminación. Aznar tenía la ceja muy poblada y el ojo hundido, parecía que siempre estaba de mala leche y conseguí que saliera más fresco. Empecé a tener éxito. Yo hacía un evento del PP y abría el telediario", sentenció.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios