Marjaliza vuelve a los negocios: exige al PP de Valdemoro que no anule sus concesiones
  1. España
ante la guardia civil

Marjaliza vuelve a los negocios: exige al PP de Valdemoro que no anule sus concesiones

El exalcalde de Valdemoro y portavoz del PP denuncia al cerebro de Púnica por llamarle para que no presente una moción que pide la anulación de las adjudicaciones investigadas

Foto: El empresario y exsocio de Francisco Granados, David Marjaliza. (Efe)
El empresario y exsocio de Francisco Granados, David Marjaliza. (Efe)

El contructor David Marjaliza, uno de los presuntos cerebros de la trama Púnica, ha vuelto a los negocios. El exalcalde de Valdemoro y actual portavoz del Partido Popular en ese consistorio madrileño, David Conde, ha denunciado ante la Guardia Civil que el empresario le llamó este martes para pedirle que su grupo no presente una moción en la que reclama al consistorio que declare lesivas y anule todas las adjudicaciones municipales presuntamente ilegales que se investigan en Púnica, entre ellas, varias que fueron otorgadas al entramado societario de Marjaliza.

Foto: Fotografía de archivo de Francisco Granados y David Marjaliza.

En la denuncia, a la que ha tenido acceso El Confidencial, Conde asegura que recibió una llamada a las 18.56 horas del día 25de octubre en la que una persona que se identificó como Marjaliza le solicitó queretirara la moción que prentende llevar al plenomunicipal este jueves por la tarde adviertiéndole de que iba a ocasionarun daño a las empresasque recibieron las licitaciones bajo sospecha. Según los agentes del Instituto Armado que le tomaron declaración, Conde respondió que esa "era la posición política de su partido y que no pretendía jugar con el pan de nadie", pero Marjaliza le contestó, según el dirigente del PP, que "todos tienen familia que ha sufrido y que si él [Conde] dejase las cosas como están, no tenía por qué aparecer como imputado, no queriendo hablar mal del partido".

Marjaliza se refería a la aparición de Conde en un informe reciente de la Unidad Central Operativa (UCO) que acusa al exalcalde del PP de prevaricación administrativa de haber participado en una votación que validó la adjudicación de un quiosco municipal a una empresa controlada por Marjaliza, una de las licitaciones de Valdemoroque se investigan en Púnica. Fuentes del entorno de Conde aclaran que no participó en la mesa de contratación que estudió ese concurso y aseguran a este diario que acudió al cuartel del Instituto Armado para comunicar este incidente al interpretar la referencia del constructor a las "familias que han sufrido" en clave de amenaza, por miedo a que, en una población en la que es muy conocido, esas palabras encierren algún tipo de advertencia para sus allegados.

Las mismas fuentes han añadido aeste diario que Marjaliza también aconsejó a Conde durante la llamadaque era mejor "no remover la mierda". "Le dijoque la presentación o no de mociones es una decisión del grupo y que trasladaría a sus compañeros este asunto, solicitándole [Marjaliza] el teléfono del portavoz adjunto para tratar con él estas cuestiones, a lo que le respondióque no podía confirmarle su teléfono sin su consentimiento", afirman desde el entorno del exalcalde de Valdemoro.

En conversación telefónica con este diario, Marjaliza ha reconocido la llamada a Conde de este martes pero matiza que apenas duró minuto y medio y que la conversación se produjo en un tono cordial. "Yo no haría daño ni una mosca, pero le pedí que no presente la moción para esperar a que el juez Velasco se pronuncie sobre si esos contratos son irregulares, ilícitos, corruptos o como se le llame", admite el constructor. "Unos son de mis empresas y otros no, pero los políticos deberían dejar trabajar a la Justicia, que es la que tiene que decidir si esas adjudicaciones son correctas o no", continúa el imputado en Púnica. "Es verdad que le dije que hay familias que están trabajando en esas empresas y que se verían perjudicadas si el ayuntamiento anulara los contratos". En opinión de Marjaliza, esta denuncia del dirigente del PP sólo responde a un intento para tapar que la UCO ha pedido que sea imputado por la concesión del quiosco municipal.

Marjaliza ha reconocido la llamada a Conde de este martes pero matiza que apenas duró minuto y medio y que la conversación se produjo en un tono cordial

Marjaliza fue uno de los 51 detenidos en la primera fase de la operación, en octubre de 2014, e ingresó automáticamente en prisión provisional al ser considerado uno de los presuntoscabecillas de la trama corrupta, junto a su amigo y socio Francisco Granados, exconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid y exsecretario general del PP regional. Sin embargo, Marjaliza decidió empezar a colaborar con la Justicia y en, diciembre de 2015, el juez Velasco acordó dejarlo en libertad provisional, a la espera del juicio.

Operación Púnica David Marjaliza Guardia Civil UCO Francisco Granados
El redactor recomienda