La Gürtel ideó el lema de la campaña que Rajoy perdió en 2004: 'Juntos vamos a más'
  1. España
declaración de pablo crespo

La Gürtel ideó el lema de la campaña que Rajoy perdió en 2004: 'Juntos vamos a más'

Rialgreen, empresa controlada al 50% por la trama, fue contratada por el PP para llevar la creatividad de los comicios municipales, autonómicos y nacionales de 2003 y 2004

Foto: Mariano Rajoy, presidente del Gobierno en funciones.
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno en funciones.

La trama Gürtelideó el lema de la primera campaña electoral de Mariano Rajoy, la que perdió en el año 2004. Una de las empresas del entramado societario de Francisco Correa,Rialgreen SL, se asoció al 50% con la conocida firma de publicidadMcCann Ericksonpara llevar la creatividad y la publicidad de varias campañas del PP en los años 2003 y 2004. Pablo Crespo, según los investigadores la mano derecha de Francisco Correa, señaló este martes a preguntas de la Fiscalía que Rialgreen, de la que él era administrador, aportó en todos esos comicios "la creatividad, el lema, el diseño de la campaña, vallas, banderolas y publicidad exterior. También la campaña de publicidad de medios, decidiendo dónde había que insertar la publicidad".

En 2004, el PP y su candidato Mariano Rajoy se presentaron con el lema 'Juntos vamos a más'. La defensa de Crespo ha confirmado a El Confidencial que Rialgreen participó en la campaña nacional de 2004. Y no solo en lo referente a la publicidad. Crespo también señaló que luego algunos de los actos de la propia campaña fueron realizados por otras empresas del Grupo Correa, como Special Events. El sumario incluye numerosas facturas giradas por Special Events al PP nacional, incluso meses después de las elecciones generales de 2004, las que perdió Rajoy, a pesar de que Correa declaró ante el tribunal que dejó de organizar eventos para los populares cuando Rajoy llegó a la presidencia del partido. Por ejemplo, en octubre de 2004, Special Events facturó 444.000 euros por el montaje de los actos del XV Congreso Nacional del Partido Popular, en el que Rajoy es elegido presidente de la formación.

Crespo dio más datos cuando la fiscal Concepción Sabadell le preguntó el nombre de los dirigentes del PP que aprobaron la contratación de Rialgreen. "En el comité, creo recordar que estaban Ana Mato [exministra de Sanidad], Javier Arenas [ex secretario general del PP y actual vicesecretario], Juan Carlos Vera [actual secretario general de la gestora del PP de Madrid]y Juan José Matarí [exdiputado nacional]". Este comité aprobó el contrato, que luego firmaron Crespo en representación deRialgreen y Luis Bárcenas como apoderado del PP en esas fechas.

Parte del interrogatorio de la Fiscalía se ha centrado en la sociedad Rialgreen SL, conocida como 'Trece'en la contabilidad de la trama y constituida en septiembre de 2002. Rialgreen dependía a su vez deSpinaker 2000 SL. Los verdaderos dueños de esta última sociedaderan cuatro: Francisco Correa, Luis Bárcenas, Jesús Sepúlveda y Jesús Merino, que a través de Spinaker intentaron ocultar su participación en Rialgreen. Los cuatro están procesados en el juicio que se lleva a cabo en la Audiencia Nacional para analizar la primera época de la trama (1999-2005). Rialgreen"tenía como actividad económica principal la gestión de la organización de las campañas electorales del PP", reza el sumario.

"Fue una actividad lícita"

El PP contrató a Rialgreen para las eleccionesmunicipales, autonómicas y generales que se celebraron en los años 2003 y 2004. Rialgreen subcontrató a su vez a la empresa McCann Erickson a través de un convenio de colaboración empresarial, ya que, según la Fiscalía,Rialgreen era solouna tapadera queno tenía capacidad para organizar toda la campaña electoral.El beneficio que generó estos servicios se repartió al 50% entre McCann y Rialgreen. Crespo, no obstante, aseguró a la Fiscalía que "Rialgreen hizo su parte del trabajo, trabajo de producción. Por eso se llevó el 50% del beneficio. También llevamos la comunicación de medios". Según Crespo, desde Rialgreen, "impartíamos órdenes y controlamos los costes. Todo fue una actividad lícita hecha para un partido político y facturada".

Pablo Crespo, no obstante, sí ha reconocido que son suyas las iniciales P. C. inscritas en el documento de reparto de beneficios de la empresa Spinaker por la campaña de las elecciones autonómicas del PP de 2003. Sin embargo,no reconoce las siglas del resto de beneficiarios del reparto. "Yo no he participado, pude hacer el documento con las instrucciones que me dio el señor Correa, si lo dijo así, así será". Crespo no se quiso detener en las elecciones nacionales, pero sí aportó datos sobre otro de los lemas diseñados por Rialgreen para la campaña del PP a las municipales de 2003: 'Por las personas, por ti'. También explicó que hicieron "para el PP la campaña electoral de las las elecciones autonómicas de mayo [las de2003], las del ‘tamayazo’, y las que se repitieron en octubre".

En ese reparto de beneficios, Crespo no ha confirmado que las siglas L. B. correspondieran con Luis Bárcenas, aunque sí que ha relatado cómo fue su relación con el extesorero del PP,"como la de unproveedor que va a cobrar los servicios al Partido Popular.Bárcenas era una persona que gozaba de un gran respeto en Génova,muydura, con quien yo iba a discutir los precios, que me los discutía y mucho".

Dirigentes del PP facturando a su propio partido

Según la Fiscalía, Correa, Merino, Bárcenas yJesús Sepúlveda(exmarido de la exministraAna Mato) crearon en octubre de 2001 la empresa Spinaker 2000 SL para conseguir ilícitamente "los fondos públicos" que recibió el PP para la financiación de estos comicios,que se destinaron a pagar los gastos electorales, distrayendo estos recursos de forma indirecta para su lucro personal, a través de una facturación ficticia". Es decir, dirigentes del PP facturando al propio partido a través de empresas pantallapara llevarse los fondos públicos que el Estado destinaba a la formaciónpara sus gastos electorales. Los investigadores han conseguido concretar un 'modus operandi', pero no la cantidad total de fondos públicos defraudados.

Foto: Francisco Correa en la quinta jornada del juicio por el caso Gürtel. (Efe)

Crespo ha negado su responsabilidad en la presunta distribución de fondos deSpinaker, "ya que era una empresa del señor Correa. Que yo recuerde, era el único socio". Spinaker, según la Fiscalía, fue creada"con fondos de Francisco Correa de procedencia ilícita"y "Bárcenas, Merino y Sepúlveda participaron en esta sociedad de modo opaco, al objeto de enmascarar los réditos presuntamente obtenidos por su actividad de intermediación".

Según la investigación de la Audiencia Nacional, "los fondos públicos recibidos para la financiación electoral y que se destinan a pagar los gastos electorales que realiza la formación política, actos de la campaña electoral realizados por Rialgreen,revierten a los responsables políticos del Partido Popularencargados del control de los ingresos y gastos electorales, distrayendo estos recursos de forma indirecta para su lucro personal, a través de una facturación ficticia".

También en Andalucía

Como ya publicó El Confidencial, la Agencia Tributaria ha analizado la facturación de Rialgreen en la campaña autonómica que se celebró en Andalucía en marzo de 2004.La contabilidad de la empresa revela que llegó a obtener hasta 500.000 euros del partido en actos electorales,y recoge la deuda que a finales de 2004 tanto el PP regional como el PP de Sevilla tenían con Rialgreen: 94.176 euros el primero y 127.547 euros el segundo. El22 de julio de ese año,Pablo Crespo envió una carta a Eloy Carmona, entonces gerente del PP de Sevilla, para recordarle que teníauna deuda pendiente de 53.000 euros, de los que 40.000 se pudieron cobrar en B, según la ONIF. "¿Cobro en B Andalucía?", escribe la trama en un apunte de la contabilidad.Carmona dimitió en julio de este año como secretario provincial del PP de Sevilla.

Mariano Rajoy Caso Gürtel Francisco Correa
El redactor recomienda