caso abengoa

Fornieles aprobó a ciegas la indemnización de 11,4 millones de Benjumea

El presidente de Abengoa declara ante la juez que la comisión de retribuciones, de la que era miembro, confiaba en el criterio de un despacho de abogados que bendijo los pagos

Foto: El actual presidente de Abengoa, Antonio Fornieles, a su llegada a la Audiencia. (Efe)
El actual presidente de Abengoa, Antonio Fornieles, a su llegada a la Audiencia. (Efe)

A ciegas. Sin leer ni un solo papel. Solo con el informe realizado por la firma legal L. A. Piper. Esa fue la información que, según el actual presidente de Abengoa, manejó la comisión de nombramientos y retribuciones en su reunión del 23 de septiembre de 2015 en la que se aprobó la indemnización de 11,4 millones de euros al anterior presidente de la compañía, Felipe Benjumea, investigado en la Audiencia Nacional por administración desleal por ese cobro. Fornieles ha declarado como imputado esta mañana ante la juez Carmen Lamela junto con otros los otros dos miembros de la comisión que asistieron a la reunión de ese día. Todos han mostrado un total desconocimiento de los contratos del alto directivo pese al cual, refrendaron efectuar ese enorme pago. Dos meses después, en noviembre, la empresa inició los trámites para declararse en concurso.

Según los abogados de la acusación, dirigida por el abogado Felipe Izquierdo, los tres declarantes -además de Fornieles, también compareció la expresidenta de esa comisión Mercedes Gracia, y la exvocal Alicia Velarde- se han apoyado en todo momento en el criterio al efecto de ese despacho de abogados externo a la compañía. Pero se han negado a contestar a preguntas como quíen decidió el sistema de doble desvinculación de Felipe Benjumea. El expresidente fue cesado por el consejo, lo que le dio derecho a cobrar su indemnización, pero al mismo tiempo dimitió como consejero. "Según la ley de sociedades de capital si solo hubiera dimitido Abengoa se hubiera ahorrado la indemnización de 11,4 millones de euros", ha explicado uno de los letrados de la acusación. "Sin embargo, ninguno de los declarantes sabía nada de eso".

Fornieles, el actual presidente de Abengoa, no supo aclarar a qué respondían los diversos conceptos incluidos en el pago -que parte era indemnización y qué parte pacto de no concurrencia- y justificó su concesión porque en septiembre, cuando se produjo esa reunión "la compañía se encontraba muy bien", según Izquierdo. Cuando le han recordado que ya hace dos años, en 2014, la agencia Fitch advirtió de los problemas de la sociedad, el presidente ha asegurado que eso no tenía nada que ver con la indemnización y que Benjumea tenía derecho a ella porque era muy bueno y había que pagarle. La exvocal Alicia Velarde ha insistido en que la noticia de que Benjumea tenía que ser cesado fue "un 'shock", porque se trataba de un directivo "con mucho talento", afirmó el abogado de la acusación.

Los tres declarantes, siempre según Izquierdo, han echado la culpa de la destitución de Benjumea, que dio lugar a la indemnización de 11,4 millones, al Santander, y en concreto a Rodrigo Echenique, presidente del banco en España. En su declaración como testigo, Echenique negó que exigieran su salida, aunque concedió que sí hicieron una recomendación. Izquierdo ha preguntado a Mercedes Gracia, la expresidenta de la comisión, si sabía que el Santander había recomendado además que el sucesor de Benjumea fuera el expresidente de Indra Javier Monzón. "Pero ustedes no hicieron caso porque el señor Benjumea lo vetó", ha insistido. Gracia, asegura el abogado, le ha contestado que sí. 

Imagen de archivo de Felipe Benjumea. (Efe)
Imagen de archivo de Felipe Benjumea. (Efe)

Tras su cese como presidente, Benjumea no se fue de la compañía, sino que siguió prestando sus servicios gracias a un contrato como asesor. Mercedes Gracia, la presidenta de la comisión, ha confesado que firmó ese contrato, pero que lo hizo sin haberlo leído. Fornieles y la también exvocal Velarde han añadido que ellos también desconocían su contenido y que no fue enviado al órgano del que formaban parte para su análisis.

Izquierdo, que representa a la Plataforma de Afectados de Abengoa, ha asegurado que, en los próximos días, presentará un escrito en el juzgado solicitando que Fornieles y las otras dos exvocales de la comisión de retribuciones presten una fianza de responsabilidad de civil por los 11,4 millones que se llevó Benjumea, al considerarlos cooperadores necesarios del delito de administración desleal que se le imputa. También pedirán que se cite como testigo al abogado de L. A. Piper que informó sobre ese resarcimiento al haberse apoyado los tres investigados únicamente en su criterio, según han mantenido ante la juez.

Solo dos meses después de que esa comisión aprobara el enorme pago a Benjumea, el 25 de noviembre de 2015, Abengoa entró en preconcurso de acreedores y se hundió en Bolsa. De no llegar a un pacto con los acreedores antes del próximo 28 de octubre, cuando vence el plazo que le da la ley para negociar, estallará la mayor quiebra de la historia de España con un pasivo total de 27.356 millones de euros

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios